domingo, 8 de febrero de 2015

EL GOYA DE ANTONIO BANDERAS


Aunque nunca me han gustado ni convencido eso de los premios Goyas, de unos cuantos personajes que forman como un jurado y deciden quién ha sido el mejor cada año del cine español, qué película y qué demás cosas del mundo escénico que merezcan un reconocimiento Goya. Porque considero que en realidad lo que mejor valora una película y los actores que intervienen en ella es lo que refleja la recaudación de taquilla. Es decir, el mejor juzgador son los espectadores, y cuánto más gente ha visto y más ha recaudado en taquilla una obra cinematográfica, mejor valorada puede considerarse.


No obstante, en este año me alegro por la concesión de un Goya, aunque sea de honor, al actor Antonio Banderas. Su enorme talento, su capacidad de trabajo y su apasionada entrega, bien merecían ese reconocimiento, y más en España, el país por antonomasia de las envidias. Yo siempre lo consideré como el mejor actor español de los últimos 30 años, por su enorme talento interpretativo. Por eso me alegro por él.