viernes, 27 de febrero de 2015

LA NUEVA BIBLIOTECA DE GERONA


En el día de ayer, 26 de febrero de 2015, los estudiantes del instituto donde acude mi hija hacían huelga, y por tanto no había podido asistir a clases ( igual si apenas van unos cuantos alumnos, como ocurrió la última vez, los profesores no dan las clases, ya que en un próximo día tienen que volver a repetirlas por los alumnos huelguistas, pero eso sí: igual van a cobrar su sueldo del día y la huelga les habrá aprovechado para pasar el día sin trabajar, lo cual es otra de las vergüenzas que tenemos que soportar en nuestro maltratado país).



Pero como mi hija necesitaba una pieza para su ordenador, aprovechábamos los dos para ir a Gerona a una tienda informática del centro, y a la salida pudimos descubrir la nueva biblioteca de Gerona, ubicada ahora en unos terrenos de lo que antes había sido el cuartel de los militares de Gerona, con la cual como nos pillaba de paso, decidimos hacer una visita.

 

Y me quedé impresionado por toda aquella obra faraónica: constaba de tres plantas, muy altas y amplias, con mucho espacio y con estanterías para libros, así como material audiovisual (DVD, CD, etc..), y gran cantidad de ordenadores por todos los lados, así como enchufes en todas las mesas para conectar ordenadores particulares tanto para la toma de corriente, como para la conexión por cable, dejando aparte de que había wifi con la correspondiente contraseña pública.



Mesas y sillas ubicadas en rincones muy espaciosos y muy bien iluminados, incluso con sofás-literas para los que querían ponerse a leer de modo más cómodos e incluso estirados o tumbados y con luz más tenue para dar un ambiente más relajado. Buenos lavabos (incluso adaptados para minusválidos). Ascensores, e incluso un espacio con sillas y mesas que hacían las funciones de comedor, para merendar y beber cualquier cosa que se trajera, bien climatizado e iluminado.

Y aparte de las consabidas funcionarias de biblioteca, en la entrada incluso había un guarda vigilante.

 

Supe que le han puesto el nombre de "Carles Rahola", que me pareció muy político, aunque es sabido que muchas bibliotecas toman nombres según el color ideológico del mandamás de turno que más influye, o bien de quién de alguna forma aporta algo a la biblioteca que le da su nombre. Me hubiera parecido mejor el nombre de "General Álvarez de Castro", porque históricamente me parece más representativo de los intereses en común de todos los gerundenses. O bien, siempre queda mejor que cada biblioteca tome el nombre de la propia ciudad que lo alberga

 

En fin, aquello era un equipamiento faraónico y con todos los lujos, que habrá tenido un coste impresionante, tanto para su construcción, como para lo que supondrá su mantenimiento en las pagas de los funcionarios de la biblioteca, los guardas, el personal de mantenimiento y limpieza, los costes de la factura de la luz, agua, teléfono-internet, calefacción-aire acondicionado, etc...  Un buen baile de millones de euros, sin duda alguna, que vamos a tener que pagar y mantener todos los contribuyentes. De entrada ya se ha dicho que ha costado la friolera de más de 15 millones de euros, y se ha convertido en un gasto fijo para los contribuyentes.  

 

Me dío la impresión de que aquello sería un lugar ideal donde los sin-vivienda o que están de paso encontrarán en si interior comodidades donde descansar, con la buena climatización. Donde cualquiera que no tenga internet, lo tendrá gratis, ahorrándose incluso costes de locutorio. Donde podrán ir a comer en una sala bien condicionada y bien climatizada. Y todo libre y gratis sin coste alguno, como si fuera un lugar de pic-nic cubierto y climatizado.

Pero lo que realmente me pregunto es si era necesario este equipamiento tan lujoso , que se habrá pagado con nuestros impuestos y ahora tendremos que mantenerlo igual con nuestros impuestos todos los gastos que generen. Se dirá que es por la educación y la cultura, ¿pero realmente este inmenso gasto y las bibliotecas son útiles ahora en la época de internet? .

 

Lo contradictorio es que antes de internet te dejaban llevarte pocas cosas, fueran libros o material audiovisual, y por menos tiempo. Ahora que tenemos internet y poca gente frecuenta las bibliotecas, nos prestan montones de libros o material audiovisual por un mes, y hasta con la opción de prorrogarlo por más tiempo, y pidiéndolo por cualquier medio, aunque sea el correo electrónico. Me atrevería a decir que en la actualidad ya los libros y demás material audiovisual multimedia ya no tiene ningún valor práctico cuando lo puedes obtener más fácilmente por medio de internet.

 

Cuando ahora por internet puedes encontrar y descargar todo tipo de películas y libros (incluso en internet hay más y mejores libros, y además películas, que en la mayor biblioteca que podamos encontrar por el mundo). Los libros actuales son carísimos y con ello un robo, con lo cual cada día es más la gente que escannea cualquier libro, lo sube por internet para compartirlo y se va extendiendo como un viral que cualquiera lo descarga y lo guarda. Y lo mismo ocurre con las películas, que si se cierra una web por aquello de violación de copyright, igual se encuentran en otras webs, y aparte en You Tube cada vez más internautas suben películas para tener más visitantes y seguidores de su canal. En definitiva, cada vez más gente hace sus aportes en internet para compartirlo, y todo que haya en las bibliotecas se ha quedado pequeño.  Y todo esto ha llevado a que las bibliotecas aparentemente ya no sirvan para nada, salvo para mantener funcionarios y demás personal cuyo trabajo dependa de las bibliotecas (empleados de mantenimiento y limpieza, entre otros), y pagar gastos de funcionamiento (electricidad, calefacción, agua, teléfono-internet, etc...), y todo eso a cargo de los contribuyentes que cada día han de soportar unos impuestos cada vez más asfixiantes.

 

Todo el lujo que allí vi. en aquella obra faraónica (dicen que es la mayor biblioteca pública de toda Cataluña), contrasta con la miseria que se ve por las calles, con gente sin trabajo, gente que pide limosna en algún rincón, gente que busca cosas en contenedores de basuras, comercios y locales negocios cerrados y en estado de deterioro que se pueden ver por muchas calles. Parecía una imagen irreal y con mucho contraste entre lo que es una biblioteca faraónica con todos los lujos, y la miseria que se percibe por las calles de alrededor y el parque que tienen al lado donde incluso vagabundos duermen en sus bancos o al cubierto de algún árbol, en las cuales, calles de las cuales incluso los atascos no permiten siquiera encontrar un aparcamiento digno. ¿Y qué cultura se pretende?, porque a decir verdad cada vez veo menos "cultura", menos gente preparada, menos gente a la que calificar de "civilizada y admirable", y el país en general cada vez va a peor extendiéndose el malestar social y la corrupción (no sólo política y material, sino también moral). ¿Es de verdad "cultura", o es el negocio y mercadeo de unos cuantos listos y aprovechados con la excusa de la "cultura?.

 

Me imagino que los que están acostumbrados a recibirlo todo gratis a expensas del Estado, les habrá parecido una maravilla de equipamiento a tener allí y disfrutarlo cada vez que les apetezca, pero por ejemplo, los que son autónomos y se dejan los riñones en pagar impuestos, les habrá parecido como un lujo ofensivo y despilfarrador para la situación en la que estamos pasando y en la que es muchísima la gente que pasa penurias y vive en la incertidumbre debido a la mala situación económica (como igual me ha parecido a mí personalmente) .

Todo este despilfarro que se hace a manos llenas a nombre de "la cultura", ¿no hubiera sido mucho más útil y práctico destinarlo a proveer de ordenadores y conexión a internet para los ciudadanos a cargo del Estado, que incluso le hubiera salido muchísimo más barato?. Porque la realidad inevitable es que la cultura ya no está en esos lugares que se hacen llamar "bibliotecas", sino en internet, donde cada vez se pueden encontrar más libros y demás material multimedia, y sin coste alguno, ya que son muchísimos los internautas que suben distintos aportes para compartirlo, de modo que incluso en internet se pueden encontrar muchísimos más libros y material multimedia del que se encuentra en las bibliotecas.

 


Pienso que en vez de malgastar todo ese dinero público que se despilfarra inútilmente en eso que llaman "cultura", lo mejor es que el Estado hubiera entregado dinero a todos los ciudadanos para la obtención de ordenadores y el pago de la conexión a internet. Y que fuera a todos los ciudadanos a partes iguales, independientemente de su nivel de renta, porque si no es así, se fomenta la picaresca y la discriminación. Claro que otro tema sería que los ciudadanos que lo deseen voluntariamente renuncien a esa ayuda del estado, y lo digo pensando en aquellos que sean tan ricos que ni siquiera quieran molestarse en recibir esa ayuda. Creo que sería algo muchísimo más inteligente, útil y práctico para todos los ciudadanos, y al Estado le saldría muchísimo más barato que no el mantenimiento de esas bibliotecas (muchas de ellas escandalosamente lujosas) que aparentemente ya no sirven para nada en esos nuevos tiempos de internet (salvo para los funcionarios y para los que ello supone un negocio con el que se lucran).