martes, 7 de febrero de 2012

LOS CALCETINES BLANCOS, O LA ESCLAVITUD DE LA MODA

No hace mucho, por parte de una mujer que aprecio y quiero mucho y que forma parte y sabe mucho sobre el mundo de la moda con corte y confección de patrones y todo aparte del cosido con aguja e hilo, supe de una cosa que ignoraba completamente: que ponerse calcetines blancos según qué susceptividades es una cosa horrorosa, hortera, del vestir paleto,...algo que debe de evitarse, y que sólo está indicado para jugar al tenis y poca cosa deportiva más (al menos así es en ambientes madrileños). Y que lo indicado es ponerse calcetines de tonalidades oscuras. Pero si os figuráis, el 80% aproximadamente de los calcetines que tengo en mis cajones, curiosamente son blancos. Y cuando voy a los mercadillos, observo que el color predominante de los calcetines es de color blanco. Aparte de que para evitar herir susceptividades de quienes odian el color blanco de los calcetines, que no lo consideran nada elegante, pues se da el caso de que el pantalón me llega hasta los zapatos, y por consiguiente tapa mucho el calcetín, del cual no se da el caso de ver el color del calcetín que uso. Y sólo faltaría el color de los calzoncillos, que más que los slips, yo los prefiero tipo bragueta, que son más cómodos. Ahora bien, me pregunto: ¿el color de tu calcetín es indicador del estamento social al que perteneces, o del selecto colegio por el que has pasado como para que desagrade según a qué personas?


Por otra parte, no es que entienda mucho de moda ni la sigo, aunque tenga alguna idea vaga sobre ella, como a nivel de usuario de calle, aparte de que me conozco el famoso dicho de “sobre la moda no hay nada escrito”,...me muevo más por criterios prácticos: la ropa que uso procuro ante todo ir limpio y cómodo, y sobretodo que me sienta libre, es decir, yo mismo,....pues otra cosa es vestir según gusto de un tercero, o exigencias de terceros, o hasta normas de etiqueta que están escritas en manuales de protocolos. Suelo tener ropa más estilo informal, y aunque no os lo creáis, en mi actual vestuario ni tan siquiera tengo un traje con corbata, aunque la corbata en mis años mozos la utilicé, sobretodo las de tonos juveniles, como un toque más de marcar elegancia los fines de semana. Por si cabe decir, la última vez que usé traje con corbata fue en la boda de un familiar, y de eso ya han pasado más de 20 años. Claro, era un indicador de mi conformismo conservador con el vigente sistema de siempre: el capitalista, pues los inconformistas ya sabemos que son de la camisa sin corbata y con el primer o segundo botón último sin abrochar. Dicho de otra manera: la corbata es un indicador de que vas a mano con el sistema capitalista, y más saliendo de una época que eran muy pocos los que tenían corbata o que la llevaban. Hoy en día, ponerme una corbata me da la sensación de cómo si me ahogaran el cuello, como ponerte la soga de una horca. Personalmente alguna vez he pensado que a mí me hubiera gustado la vestimenta de los antiguos romanos libres: simples túnicas, togas y calzados con sandalias, cosa que en su época se podía permitir dentro del llamado “pomerium” sagrado del interior de la propia Roma, donde estaba completamente prohibido llevar armas, salvo los guardias que cumplían funciones policiales de vigilancia. Hoy ir vestido así, sería inexplicablemente ridículo


Pero.... ¿quiénes son los que han de decirnos cómo hemos de vestir y que color escoger, en especial el de los calzoncillos, cuya única función es la protección y comodidad del pie ante el roce de los zapatos?. Creo que la moda la marcan las grandes multinacionales de la ropa de marca, con la complicidad de los riquísimos modistos que todos conocemos como Dior, Saint Laurent, Lagerfeld, Luchino & Victorino, Armani, Givenchi, Pertegaz, Balenciaga, Rabanne, Dominguez, Armancio, Benetton, y un largo etcetera que no sigo para no alargar más (curiosamente la mayoría tienen fama de maricones, y que diseñan pensando en disfrazar a una maniquí, no a una autentica mujer) que viven de las estupideces de quienes siguen los dictados anuales sobre lo que debe de ser el vestuario, o por lo menos la elección de prendas temporales de la moda, que para exhibirla tienen que hacer esas frecuentes pasarelas de desfiles de tops models que muchas veces no representan la ciudadanía de a pie, y en especial porque a quienes más esclavizan la moda es a la mujer, mayor consumidora y mayor propensa a hacer de sus prendas algo con lo que gustar al sexo masculino, y al mismo tiempo crear esa envidia al sexo femenino que no se da tanto entre los hombres (los hombres sólo exhiben moda para marcar la posición social a la que creen pertenecer o aparentar pertenecer). Ellos, los modistos marcan tendencia, y deciden si este año la falda será corta o larga, si las chaquetas llevarán hombreras o serán curvas, o si los colores que predominaran serán esos u otros. Una manipulación disimulada que aprovechan sobre la base de que cada cual viste con lo que quiere ser y parecer en cada momento, y lo demás son protocolos o etiquetas impuestas que ellos mismos tratan de introducir en los roles sociales.


Para que os hagáis una idea, en la época del pintor flamenco Rembrant, el ideal de belleza femenina era la gordura tal como lo pasmaba en sus cuadros; en la actual parece venir con con indicaciones de los destacados modistos, el ideal de belleza femenina y en el vestir, parece la anoréxica con la tristemente famosa talla 38, aunque personalmente prefiero la esbeltez de unas modelos como los casos de la Cindy Crawford o de una Giselle Bundchen, para mi modesto gusto verdaderos ideales de belleza femenina, pues esas “top models” son esbeltas, de curvas voluptuosas y de imagen que irradian estar sanas. Esos modistos en su mayoría maricones y por tanto con sentido del rechazo hacia la mujer, tratan de imponer una moda absurda que en el fondo puede ser un tormento para las feminas, pero la manada aborregada les sigue sus dictados, ya que consideran que si no sigues la moda no eres nadie, y además eres criticado, aparte del afán consumista de esta necesidad casi siempre insaciable de comprarse y llevar encima algo nuevo que rompa con la rutina. Hubo una época que usar peluca como los de la corte de la edad de oro borbónica francesa del París de moda, era el símbolo del status y del glamour que te confería categoría social, y por tanto mayor respeto: hoy en día no soportaríamos llevar peluca al estilo de los luises franceses, pero aguantamos el ya tradicional corbatín, símbolo del burgués conformista y materialista, como si la corbata indicara mayor respeto social. Otra cosa es que la ropa define la función social: los curas, los magistrados, los políticos, los policías, los punkies pasotas, las prostitutas, etc...,con su ropa indican lo que son y para qué están.


Las estupideces de los convencionalismos sociales de épocas pasadas han ido dando lugar poco a poco a la liberación, tanto de las mujeres como de los hombres, aunque todavía perduran con los tabúes que conllevan y todo. Atrás quedaron los incómodos corsés femeninos de la época del hundimiento del Titanic para dar paso al pantalón tejano inventado por un tal Levi que hiciera más cómoda la conquista del oeste por parte de los nuevos emprendedores, pasando pues a ser el tejano la prenda que simbolizaba la lucha, la libertad, aunque todavía no es del todo reconocida por las altas instancias sociales que siguen con lo del traje y corbata de la mejor seda y tela, con normas protocolarias impuestas. Y si no digamos como aquella anécdota de nuestro príncipe Felipe en su viaje a Colombia hace ya muchos años, en un lugar donde hacia mucho calor, y Su pobre Alteza Real no se podía quitar ni la americana ni la corbata, sudando a mares por dentro,....una estupidez de rigideces de protocolo y de moda que debería ya de ser superada, tal como ya lo han mostrado en su vestir mandatarios tales como el afgano Karzai o el malogrado coronel libio Gadaffi, que esos sí sabían ir vestidos como de verdad les daba la gana. Se deberían de estar por encima de protocolos, modas impuestas y demás etiquetas, para dar paso a la comodidad y a la libertad completa en el vestuario. Romper por ejemplo, la moda de los incómodos tacones que se imponen a las mujeres o los costosos vestidos de fiesta, para pasar a las deportivas que se pueda correr si la ocasión lo exige, o vestir de informal para ir a lo práctico y a lo cómodo que no exija pasar tantas horas preparándose para un vestido de gala o de fiesta especial, que encima para las pocas veces que una mujer se lo pone, cuesta un dineral.


Y es evidente que cada época tiene su moral en el vestir, aunque no me refiero por ejemplo a la vestimenta de determinados credos que te exigen velo o ir completamente tapados, sino a la evolución de lo que se entiende por el mundo libre, donde los modistos más pueden imponer libremente sus creaciones de moda. Pero existe una cosa muy curiosa que se debería de tener en cuenta, por ejemplo lo que siempre se ha notado con la moda de las faldas femeninas: el caso es que en épocas de prosperidad, las faldas suelen ser más bien cortas, y en las de crisis suelen ser más bien largas, como si ciertos detalles de la moda indicaran por qué ciclo económico estamos pasando en cada momento. Claro, la falda corta fue moda especialmente en los felices años 20 ó los 60, décadas de muy fuerte prosperidad económica. Ojalá que las cosas volvieran a ser cómo pedía nuestro cómico Antonio Garisa: “ mi deseo expreso para estas navidades es que el próximo año vuelva la mini falda”. Si volvemos a la mini falda, es que salimos de la crisis y volvemos a la senda de la prosperidad, pues la mini falda simboliza también la sociedad de la alegría y el optimismo, algo que actualmente mucha falta nos hace, y que es complicado de que así sea cuando desde altas instancias políticas se ha fomentado tanto eso de la multiculturalidad, con velos, burkas y todo, algo que choca mucho con una moda en libertad,....y en un país donde la moda es liberada, como lo ha reflejado la mini falda, el bikini, y hasta el tanga, es un país que prospera.


De todos modos, personalmente abogo por la libertad de vestuario y que cada uno se vista como mejor se sienta a gusto. Pero de los complementos y del maquillaje diré que en general al género masculino no le agrada demasiado lo sobrecargado y lo superfluo, ya que la verdadera belleza está en lo sencillo. Y que yo sepa, no conozco personalmente a hombre alguno que diga que le gusta la mujer maquillada por más que algunas mujeres se empeñen en maquillarse y sobrecargarse de complementos de dudosa estética: los que más se fijan sólo ven pintura encima de una piel, y en la forma que más bonita queda una mujer es tal como sale de limpia recién salida de la ducha, sin maquillaje artificioso alguno. Pues por otra parte, ¿cómo un hombre puede besar cómodamente a una mujer, si esta se pinta los labios?. Insistiré, aunque moleste a la industria del cosmético: la sencilla verdad es que a los hombres en general no nos gustan los maquillajes, y las preferimos al natural, y el único ornamento de belleza femenina que hace hermoso un rostro femenino, es simplemente la sonrisa franca y natural de la propia mujer. No ostante, apenas se dan al maquillaje los hombres, como no sean simples maricones o afeminados, y eso de que las multinacionales de los cosméticos se esfuerzan para que los hombres también consuman. No obstante me queda al aire mi pregunta de la cual no he sabido encontrar adecuada respuesta: ¿es pecado llevar calcetines blancos?, ¿por qué existen mujeres que puedan sentir repulsa o rechazarte por verte con unos calcetines blancos?. ¿Qué pensáis de todo esto?. Yo por mi parte, y lo admito: cuando veo a una mujer bella con el color de los calcetines blancos, me resulta el más seductor e incluso más erótico, y lo mismo diría con las bragas blancas. En ciertos aspectos el blanco es el color más seductor de las prendas menores, pero no entiendo porque a determinadas mujeres les disgusta mucho ver llevar calcetines blancos en los varones. Vosotros, ¿qué opináis?, ¿es otra trampa más de esa supuesta conspiración secreta de modistos, que quieren marcar la moda a sus caprichos?.







COMENTARIOS DESDE MI CUENTA FACEBOOK:

Maite De Bustos Sigüenza Me da repelus ver a un hombre con calcetines blancos......salvo para hacer deporte..... ejjejejjejej

Marisa Quel Debo ser un bicho raro, a mi todo esto me parecen "estupideces", lo importante es tener calcetines , que ponerte...... lo chungo es cuando no hay dinero para tener calcetines y hace frió, debe ser que yo he pasado mucho frió en mi vida y estas cosas me la bufan..... que estúpida llega a ser la humanidad.El ser humano, si se empeña y lo hace..... es lo mas idiota que conozco :((

Kristina Klacanska Oksova Thank you, my precious heart ^_^ *♥*
╭╮╮
╰╮╯ Ἷ ĿὋƔἝ ὛὋƲ...
..........(¯`v´¯)
...........`•.¸.•´
....../(•̃.•̃)\../(•̃.•̃)\
....... /█\ ♥.♥/█\

Espacio De Xavier Valderas Pues la verdad es que no entiendo las razónes del supuesto repelús que puedan producir unos calcetines blancos en un hombre (y por esa razón he escrito la nota). E igualmente como dice Marisa, todo esto me parecen estupideces (suscribo totalmente la opinión de Marisa, que es la mía). Otra cosa que para tirar de la economía consumir sea algo que se haga evidente, porque si no el país se quedaría más parado, de lo mal que ya andamos, y no lo olvidemos: el sector de la moda y la cosmética genera muchos puestos de trabajo. ¿Pero de verdad los modistos han de decidir sobre la vida y la personalidad de la gente?, ¿no sería más lógico que fuera el consumidor quien decidiera vestirse como le guste, y no al revés?. De verdad, no entiendo las razones de este supuesto "repelús" contra los calcetines blancos. Por otra banda, referente al maquillaje, me recuerda aquella canción que dice más o menos: "no te pongas en la cara colores artificiales, que los tuyos son bonitos y además son naturales". Por otra parte, intentar plantear el consumo de cosméticos entre los varones, en especial el maquillaje, me parece la esencia misma de la más vulgar mariconada. Pero bueno, como ya he dicho (y no es que lo diga yo, sino que es un dicho muy antiguo): "sobre la moda no hay nada escrito". Dejemos pues que cada uno vista como quiera, del color que quiera, y haga lo que le de la gana, para buen o mal gusto, y preservando o no las formas. Y el que quiera ir en plan payaso, es totalmente libre....

Espacio De Xavier Valderas Y seguiremos hablando, que debo de ir a preparar la cena...


Marcela Luqué Rangel Má que repelús, es que los calcetines blancos con zapatos que no séan tennis, se ven muy Féos.....Para Mi el color Blanco es mi favorito, pero no en calcetines.....Pero de ahi a rechazar a un hombre por llevarlos no, simplemente se los quito en ese mismísimo instante........jejejejejjejejejejjejejejejej........

Saúl Dalmau Paris Con el frio que hace jajaja pa perder los calcetines estoy jejeje,,,,,eso si,lo que no veo yo muy normal es ver los alemanes de aqui la zona,con calcetines de lana y las sandalias de piel

Marisa Quel A mi lo que me produce repelus es que mientras medio planeta se muere de hambre , la otra mitad , este pensando en que tanga se va a poner..... yo es que soy pobre, naci pobre.... y pase mucha hambre...los calcetines, con tenerlos , ya me doy por contenta.... y elmaquillaje?..... bueno para quien tenga ganas de tirar el dinero y le haga falta, pero aunque la mona se disfrace...... ya sabes...... :))

Marcela Luqué Rangel Yo pienso que lo que es muy triste es insultar a nadie por pensar diferente a uno. Cada quién puede expresarse cómo quiera y no por eso es ni más ni menos que los demás.....Hay que aprender a vivir en desacuerdo......Nadie sabemos de los sufrimientos que cada quien haya tenido, con o sin maquillaje,calcetines o lo que sea......

Bartolomé Buenaventura Fernández · 2 amigos en común
La verdad es que a mi también me parecen estupideces, pero reconozco que llevar calcetines blancos, con pantalones oscuros largos, parece que tienen los dos pies enyesados.........

Marcela Luqué Rangel Claro que son estupideces, pero que hacen que nos divertamos, comentemos el punto, nos íamos, etc.....No veo porqué molestarse con comentar "estupideces".....Simplemente mi opinión muy personal, Claro!!!!

Marcela Luqué Rangel Fe de erratas: "riamos", quise decir......jejejejej

Espacio De Xavier Valderas Lo que yo sigo sin entender es por qué alguna gente encuentra desagradable el uso del calcetín blanco, y sin decir que se trate de alguna estupidez, ¿no podríamos más bien decir que simplemente son tonterías de la moda, y que cada cual debería de ir vestido como quisiera?. E insisto, como el caso de Marcela: una mujer puede enamorarse de un hombre, e inmediatamente ir a quitarle los calcetines si los lleva blancos; o bien descubrir un hombre con calcetines blancos, dadlo por un paleto ignorante, y desenamorarse de él. De hecho nunca hemos visto ni a Su Majestad el Rey, ni al Geoorge Clooney, por tan sólo citar dos ejemplos, con calcetines blancos. ¿A qué es debido realmente esa manía contra los calcetines blancos?, ¿alguien tiene una respuesta clara y concreta?. Claro, como yo no sigo mucho el tema de la moda, no lo tengo muy claro,....pero me chocó que una vez una dama muy guapa que conocí, me vio con calcetines blancos y parecía que casi le producía una repugnancia ahogante,....y yo quedé perplejo,.....y todavía sigo sin entender ni comprender el por qué de ese rechazo a los calcetines blancos. ¿A alguien le ha ocurrido experiencia parecida por usar calcetines blancos?

Josep Campanales Yo soy de lo de "ande yo caliente ríase la gente". Soy de la opinión que ya estamos bastante dirigidos en ésta vida para que venga alguien que, quizá, no ha estado nunca en un barrio periférico de cualquier ciudad de nuestra piel de toro a decirnos de qué color debemos llevar cualquier prenda!! Lo importante, creo yo, es ir cómodos... lo demás (formas, colores, etc..) psé, pues mira, que cada cual se espabile. Si tenemos que estar pensando en lo que dirán o pensarán por ir vestidos de tal o cual forma, léase color, vamos aviados ya. Por cierto, Espacio De Xavier Valderas , más arriba hay un párrafo onde tienes una errata muy graciosa; sólo la copio y no hago comentario alguno ya que enseguida le verás la gracia... "Pero.... ¿quiénes son los que han de decirnos cómo hemos de vestir y que color escoger, en especial el de los calzoncillos, cuya única función es la protección y comodidad del pie ante el roce de los zapatos?. "... si voy a hacer el comentario, yo los calzoncillos, sólo los paso por el pie, jajajaja

Mirenchu Bovill A mi tampoco me gustan los calcetines blancos..y con traje menos...pero que cada uno que haga lo que quiera.


Marcela Luqué Rangel Opino exactamente lo mismo Mirenchu que tú!!!!!!!!!Jajajajaja....Por algo somos tan afines.... :)))

Espacio De Xavier Valderas Pero el quid de la cuestión es intentar saber el por qué por parte de ciertas personalidades sobre el rechazo contra los calcetines blancos. Insisto: descrifar, dar una explicación sobre el porqué de ese desagrado contra los calcetines blancos. Le pediría a Mirenchu y a Marcela, ambas personas cultas y entendidas sobre el tema de las modas, que dieran una explicación más clara y concreta que nos arrojara un poco más de luces para los que somos unos profanos y desconiamos la existencia de ese rechazo tan fuerte contra el calcetín blanco. Y en lo que más me pregunto: ¿será que cuanto más alta la clase social, más oscuro es el color del calcetín, y cuanto más bajo el estamento social, más común es el uso del calcetín blanco?, ¿alguien tiene respuesta?. Por otra parte, ¿por qué se fabrican, se venden y se usa más que ningún otro color el calcetín blanco?, ¿es para distinguir entre otras cosas el nivel social y el nivel cultural al que se pertenece?. Y para añadir un toque de humor al debate sobre si CALCETINES BLANCOS SI, O CALCETINES BLANCOS NO, os dejo con la canción de Juan Magán "Ella no sigue modas" (aunque la presentación un poco pasada, lo guay es lo que viene después...):
http://youtu.be/cPuufkusfPk

Juan magan ella no sigue modas
www.youtube.com


Espacio De Xavier Valderas Josep Campanales, confundí calzoncillos con calcetines,...por lo que te entiendo perfectamente lo que te ibas a pasar por el culo, jajajaja...


Mirenchu Bovill No tiene nada que ver con el estado social ni nada de eso..es que los calcetines blancos no pegan con los trajes o zapatos oscuros.
Hace 11 horas · Ya no me gusta · 1

Alfonso Posada La vestimenta nos define y es un medio más de la expresión humana. El obligar a llevar uniforme a los alumnos de las escuelas es una manera de limitar su capacidad expresiva. Yo puedo llevar calcetines blancos para provocar a las/los 'estetas/tos' y ponerme sandalias con calcetines oscuros para amargarle la vida a según que individuos. Haciendo un símil, los cretinos superficiales no saben que debajo de aquellas olas de diez metros de altura hay unos cinco mil metros de profundidad, mucha agua es.

Espacio De Xavier Valderas O sea Mirenchu, que más bien es un imperativo de la moda impuesta, y que algunas personas se empeñan en seguir y exigir por lo menos a las personas que tienen más cercanas. Como ya dije al principio de mi nota, creo que al final todo se reduce a aquel famoso dicho de "sobre gustos no hay nada escrito", y eso ya de sí nos saca de todas dudas. Pero es que a mi me chocó que existiera alguien que se cabreara por verme llevar calcetines blancos, aparte de que yo ignoraba eso de que si pega o no pegan según que vestimenta y calzado te pongas.

Espacio De Xavier Valderas Alfonso,...casi podríamos decir: "dime qué ropa te pones, y te diré quien eres". En todo caso procuraré vestir un poco sencillo y correcto. Ahora, cretinos hay sobrados, y la moda también puede ser un indicador de la necedad y la superficialidad de la masa aborregada. Saludos,...y por lo visto se te nota que formas parte de algún club de poetas muertos o algo parecido, jajajajaja....


Juan Gasó En cierta ocasión escuché en la radio a un diseñador comentando lo conservadores que solemos ser los hombres, que no arriesgamos; ponía el ejemplo de los calcetines, inc itando a evitar el uso por defecto de los calcetines negros, e invitando a combinarlos con los pantalones o camisas y sueters.

Me llamó la atención y trato de seguir su ejemplo.

Y blancos no tengo para vestir pero si combinados en blanco o muy claros para determinadas ocasiones.

Depende de qué estilo y qué ropa llevemos, pueden quedar bien ono.

como siempre para gustos ... ¡¡COLORES!!

gRACIAS


Marcela Luqué Rangel Ciertoooooo Juanito!!!!!!!!

Juan Gasó gracias preciosa ,-)

Espacio De Xavier Valderas ¡Qué raro, Juan, que no tengas calcetines blancos en tu vestuario!, ¿será acaso que nunca te gustó ese color?. Por mi parte, y mira que soy muy de vestuario de club deportivo y del curro,...el color de calcetín que más veo llevar entre los hombres es precisamente ¡el blanco!. Saludos, muchacho.

Ale Peralta No es la ropa, ni la moda. Es la actitud de quien la lleva ;)


Kamila Baronesa von Rauff KüSSe.......////

Espacio De Xavier Valderas Con indica Alejandra Peralta, gracias a Dios que existe gente que sabe ver la belleza y la elegancia en la actitud de la persona, no en algo tan superficial como el color del calcetín, y al final creo que la casi falta de argumentos que especifiquen la contra del blanco del calcetín que se ponga uno, lo justifica. Sobre moda y gustos no hay nada escrito, como ya expone el viejo dicho, pero solo decir que no me importaría ponerme los calcetines que fueran del gusto de la mujer amada si esto sirve para que se sienta más cómoda en cuanto se refiere a contacto visual, pues al fín y al cabo, ni siquiera tengo manía por el color o la forma del calcetín. Mi abuela mataba el tiempo haciendo a mano calcetines de lana, que solía ponerme en la estación del frío, y eran los más duraderos y los que mejor abrigaban el pie,...y los hacia de todos los colores, especialmente de marrón beige. Y que conste que más de una vez me he puesto un calcetín de un color en un pie, y otro de otro color en el otro, tal como una vez me puse uno azul oscuro y otro gris oscuro....y no me he sentido cortado,....aparte de que ni tan siquiera nadie se fijó en eso todas cuantas veces me ha ocurrido, sobretodo las veces que he tenido que vestirme con prisas y apenas me he dado cuenta del color del calcetín. Pero es que además, en toda mi vida, tan sólo me encontré con tan sólo una mujer (que además es alguien que conoce muy bien el mundo de la moda) que me cuestionara el color del calcetín a ponerme: el que fuera de color blanco,......algo que yo desconocía completamente que existiera eso de que no se fuera capaz de tragar el insignificante color blanco de un simple calcetín, como si ese color blanco del calcetín dijera de ti todo lo paleto, pardillo, hortera, cutre, y cualquier otra descaficación o rebaja como si fuera persona barriobajera y de pocas luces. Pero bueno,....quizás vanas tonterías de la moda, como muchas veces eso ha sido: simples y vanas tonterías (y espero que nadie se sienta ofendido). Y mientras tanto dejemos que los modistos y los diseñadores sigan creando nuevos patrones de moda, porque al fin y al cabo ¿qué es la moda, sino otra forma de creación,....de arte,....desde que el hombre salió de las cavernas?. Y siendo la moda arte, viene a ser lo mismo que la poesía: la búsqueda renovada de la belleza. Saludos y gracias a todos por vuestros comentarios, y un saludo muy especial para la que cuestionó el blanco de mis calcetines, porque seguro que lo hizo con sus ojos de experta en moda y sin mal sentimiento hacía mí, y que además fue la que un día me animó a que sacara a relucir el tema en una de mis notas de facebook para ver qué es lo que pensaba la gente de los calcetines blancos, cuando yo seguía sin entender el por qué de ese rechazo hacia los calcetines color blanco.

Mercedes Santamaria Existe algo mucho peor que llevar calcetines blancos y es la tendencia de algunas personas en llamar "maricones" en reiteradas ocasiones a los homosexuales......Un saludo

Rosa Ferreira Canda No se trata de ser entendidos en moda o no..para mi se trata de pura estética. si vas sport, tejanos y deportivas no me va a chocar un calcetin blanco pero desde luego un traje con zapatos y calcetines blancos es simplemente anti-estético!!
En cuestiones de moda nada está escrito, yo opto siempre por la comodidad pero siempre intento seguir las últimas tendencias y admito ser una fan incondicional de la moda Italiana y después la gallega.
Xavier puedes ir maquillada y no parecer una máscara de carnaval, te aseguro que hay maquillajes tan naturales que casi no los percibes! Yo soy de las que no salgo ni a comprar el pan sin pintarme la raya del ojo y no me considero superficial por ello, simplemente soy coqueta!
Buenas noches!

Espacio De Xavier Valderas A ver, Mercedes. No habría que malinterpretar las palabras, pues según cómo se digan pueden tener uno u otro significado, y eso según la mirada, la entonación, el gesto que adoptes. Hay personas que hablan escogiendo bien las palabras, pero se les nota claramente la falsedad, la hipocresía. Sabrás que procedo del vulgo y profesionalmente me he relacionado mucho con el vulgo, y hablo un lenguaje bastante coloquial, pues ni necesito presentarme a las elecciones, ni estoy delante unas cámaras de televisión, como para tener que elegir las palabras, como hacen los periodistas que se rigen según un determinado código en escoger las palabras, que muchos pillamos el doble significado. La forma de hablar masculina viene aparejada mucho de “cabrón”, y así cuando decimos palabras como marica, negro, gitano, sudaca, chino, moro, etc...., con el doble significado que pueda tener,...pero es el lenguaje de a pie de calle, y yo tengo que acoplarme y hablar el mismo lenguaje que use mi interlocutor, porque así se sentirá más cómodo conmigo. Yo tenía un peón marroquí que una vez me dijo que no le gustaba que le llamara “moro”, cuando esta es la palabra más habitual que utilizamos los albañiles al referirnos a los musulmanes (los que no son negros, claro), así que yo le dije: pues te llamaré "árabe"“ y él se quedó tan contento: y es más, para que se sintiera aún más contento, en vez de moro, empecé a llamarle ”hermano árabe”: le decía: “anda, hermano árabe, ve ahora a hacerme ya otra morterada con la máquina”; e incluso le regalé un pequeño diccionario árabe-español, porque en Marruecos se habla árabe. Lo de “maricas”, es una palabreja que habitualmente se usa con cierto desprecio: en los modistos me refería por ser indirectamente los culpables de esa supuesta tiranización de la moda que, por ejemplo, lleva a muchas muchachas todavía inmaduras a padecer la anorexia, que creo que es una enfermedad psicológica; yo tengo un ex compañero de trabajo que tiene una hija así, y él sufre mucho, y he visto a su hija que es una pena, y él me dice que ella se ve gorda, pero está delgadísima, y no hay manera de convencerla. Claro, la adolescencia es una edad muy delicada y frágil, y uno no sabe qué hacer, y por eso mismo yo estoy muy poco dado a presionar a mi hija que no hace el deporte ni se cuida lo que debiera,...pero me da miedo de que llegue a coger alguna forma de complejo, como el caso de la hija de mi ex colega laboral. Hubo una época en la que ser marica estaba muy mal visto socialmente, y el que era homosexual (tal como tú lo anomenas) se exponía a las peores burlas y marginaciones. Además, he podido observar que en el colectivo de los rumanos, ser homosexual es prácticamente como un crimen, por lo que ya te puedes hacer la idea de lo cabrones e intolerantes que son esas gentes, y las de otras nacionalidades (y eso te lo digo porque yo me he relacionado mucho con inmigrantes, y sé cosas que no se dicen ni por televisión ni por los periódicos). Es pues también palabra que normalmente usamos los hombres para dirigirnos a terceros con cierto desprecio, o por lo menos para cierta rebaja. Y por supuesto y no estoy para nada en contra de los homosexuales o de las lesbianas: he conocido gente que lo son, y que son maravillosas personas, y merecen todos los respetos pues ni se meten con nadie, ni hacen nada malo socialmente. Pero generalmente los hombres solemos usar esta palabra para rebajar a los demás: por ejemplo, para los que físicamente son demasiado agraciados, es decir, los “guapos”, pues si bien las mujeres podéis decir “qué hombre más guapo” a alguien que tenga la apariencia de un Adonis o un Narciso, aunque sea un Clooney o un Brad Pitt,....los hombres no tenemos casi nunca la definición de “guapo” en mente cuando vemos a otro hombre así, sino que lo más próximo que tenemos en mente es “debe ser marica”, o “tiene pinta de afeminado”. Y eso no quiere decir sentir desprecio o querer decirlo con desprecio,...sino que en general entre los hombres este es el concepto que tenemos de la “belleza masculina”, porque entre hombres no existe “belleza masculina”, sino más bien lo que definen como mariconadas. Los hombres, cuando vemos un desfile de tops models, vemos qué mujeres más guapas,...pero cuando son hombres los que desfilan por la pasarela, lo que más bien vemos es un desfile de “maricones” (salvo para los ojos de los homosexuales, que estos lo ven de otro modo). Simplemente es así,...y no hay que darle más importancia de la que no tiene. Por cierto, una vez vi al modisto Karl Lagerfeld (ese de la casa Chanel, y muy amigo de la familia principesca de Mónaco, que les diseña todos sus vestidos), ir con un extravagante traje de tonos oscuros, zapatos negros, y curiosamente...¡con calcetines blancos!, y supongo que aparte de su fama de homosexual, es también uno de los modistos de más renombre a escala mundial. Podría decirte más sobre los muchos significados de la palabra “marica”, pero desearía que entendieras que puede tener muchos dobles significados, y que muchas veces no se emplea con mala intención, y por tanto no hay que darle más importancia de la que no tiene pues se emplea tanto que hasta se puede considerar como algo tan normal y corriente que no hay que hacer caso. Un cordial saludo para ti, de lo que estoy seguro de que no sólo eres una experta, sino que además una maga de la moda.

Espacio De Xavier Valderas En cuanto a Ferreira: creo que has dado con el clavo: ya que la vestimenta informal, es lo más parecido a lo que entendemos como vestimenta deportiva, y es normal que el calcetín blanco sea el más usado. Yo más bien uso zapatos de esos del curro, de las llamadas “de seguridad” de suela y de punta metálica, aunque pesen más, pero que siempre son muy efectivas para dar la patada contra algo; y en verano uso las sandalias. Por supuesto cuanto más discreto el maquillaje, y menos se note, más atractiva resulta la mujer. De hecho no conozco ni a un solo hombre que diga que le gusta el maquillaje femenino: a todos les gusta la mujer natural tal como es, porque las apariencias se notan bastante y peor se notan cuando se pretende disimular a través de un maquillaje. En los años 70 y 80 habían muchas discotecas; hoy eso casi ha desaparecido y en su lugar están los puti-clubs, que son menos oscuros y con más apariencia de simples pubs, que se han convertido en los lugares de diversión masculina de los últimos años, como podrás ver que en las afueras siempre está llenos de coches aparcados los fines de semana,...porque esos sitios nunca los frecuentan mujeres, y por tanto son desconecedoras de ello. Pues bien, a veces cuando voy por ahí con los amigos en plan Torrente, pues me fijo mucho en que las mujeres sin maquillaje, o las menos maquilladas son las más solicitadas, y así también, aunque deban de vestir sexy, si llevan ropa muy sobrecargada (es decir, que llevaría mucho tiempo desnudarse), tampoco son muy solicitadas. O sea que hay cosas de las mujeres en que los hombres se fijan mucho, y aunque a alguna mujer le puede gustar mucho verse maquillada o vestida de determinada forma, a los hombres en general produce el efecto contrario.

Luis González Serra ‎"Fashion is what you're offered four times a year. Style is what you pick out of that fashion." (Lauren Hutton).

"Moda es lo que te ofrecen 4 veces al año. Estilo es lo que tú escoges al margen de la moda" :P

Espacio De Xavier Valderas Gracias por tu genial aportación, Luis.

Espacio De Xavier Valderas Como complemento, Luis González, creo que tampoco quedaría mal esta cita de Francoise Sagan: "Un vestido carece totalmente de sentido, salvo el de inspirar a los hombres el deseo de quitártelo.", y en esto creo que estribaría lo mejor de la moda, incluida la provocación de quitarte el calcetín blanco.