jueves, 31 de diciembre de 2015

ADIÓS 2015. ¡ HOLA, 2016 !

 

Último día del nefasto año 2015. Es hora de hace balance.

Desde el punto de vista económico y teniendo en consideración el comportamiento de las bolsas y la inevitable dinámica de la globalización, ese ha sido un año muy malo para la Bolsa española que termina el año con una considerable devaluación, y aún cayendo en picado el último día del año. Son muchos los arruinados en Bolsa, y de la típica libreta a plazo ya sabéis que ya no dan nada de nada, e incluso nos cobran por el depósito en la libreta, con lo cual ya no sirve para nada ni ahorrar ni invertir: vamos directos todos a la ruina, salvo los 4 gatos listos de siempre. Y por otra parte, ¿es que todavía quedaba gente a quien le queda dinero para ahorrar en 2015 ?.  En 2014 el IBEX-35 había superado los 12.000 puntos (lejos de los 17000 puntos alcanzados en 2007 en pleno sobrecalentón económico que luego llevaría directo al estallido de la burbuja financiero-inmobiliaria), y en 2015 volvió a casi rozarlo otra vez en la primavera, pero con los datos de hoy todo apunta a que cerraremos entorno a un índice de valoración de entre los 9500 puntos aproximadamente, cuando ya lo normal hubiera sido que en lo que queda del presente año 2015 se hubieran superado los 13.000 puntos como algo normal. ¿Causas?, variedad de torpezas políticas: las provocaciones de Grecia con el tema de su rescate, el estallido de la bolsa china sobrevalorada en poco tiempo que no controlaron las autoridades chinas siendo su obligación, el miedo europeo a la invasión musulmana (eso que llaman "refugiados o inmigrantes" según conveniencias) que se ha contado en poco más de un millón, el miedo al separismo catalán con todas las inseguridades jurídicas que supone para las empresas y los ciudadanos, y ahora el miedo al desgobierno e inestabilidad derivado de las elecciones del pasado 20-diciembre. La Bolsa, como podéis ver, termómetro de cómo va la economía, indica que desde luego va bastante mal, y el miedo es la tónica general entre los inversores.

En lo político la acción de gobierno durante todo el año 2015 no podía ser más que chapucera y con pésimos resultados: teniendo mayoría absoluta, en su cuarto año de gobierno Rajoy ha sido incapaz de vencer el desempleo, retener la emigración española, reducir la deuda pública, bajar los impuestos, poner coto a las provocaciones separatistas que violan la constitución, reducir la sobredimensionada y carísima administración (autonomías, ayuntamientos, concejos, diputaciones, etc....), resolver el problema de la excesiva y descontrolada sobre-inmigración etc..., etc... todo eso teniendo una oportunidad única de hacerlo ya que contaba con una cómoda mayoría absoluta. Y ahora tras las elecciones generales, ya sin ninguna mayoría absoluta por parte de nadie, se deja al país en una situación de desgobierno e inestabilidad política, con lo cual será muy difícil y complicado sacar leyes y tomar decisiones para solucionar problemas. Y aún puede que pronto se pongan de moda las elecciones anticipadas tras elecciones anticipada, con meses de desgobierno y estancamiento legislativo, con toda la incertidumbre que supone y el inevitable daño económico que supone aparte de la tremenda desconfianza de los inversores que no ven ninguna garantía de seguridad.

Y visto como han sido y quedado las cosas en ese "año horrible" 2015, dudo mucho que el próximo año 2016 sea mejor, pero es de desear que la gente valiente, sensata, honesta y luchadora pueda seguir adelante como pueda con cada palo aguantado su vela como se dice, puesto que todo lo demás es como para irse directamente a la mierda, y ya sin remedio con lo podrido que lo han dejado y ha quedado todo. Y así abruptamente empezaremos el nuevo año, en medio de tragedias, miserias y muy pocas grandezas, ya que igual la vida ha de seguir.

Y a pesar de todo, deseo muy buen año a todos mis amigos y seguidores de mis blogs. Y otra cosa más: en medio de tantas y tantas tragedias, y tantos y tantos políticos irresponsables e incapaces de hacer bien las cosas, tantos y tantos cabrones y sinvergüenzas que tenéis en vuestro entorno y os amargan la vida, si tenéis salud, ya lo tenéis todo. Así que en vez de desearos algo que muy probablemente muchos ni tenéis ni vais a conseguir el próximo año como es trabajo o éxitos, con desearos buena salud a todos, creo que ya os he deseado lo mejor que seria de desear, dadas las circunstancias y lo tremendamente mal que está el patio. Así que.....¡a recibir el 2016!.