lunes, 14 de junio de 2010

LA PARABOLA DEL JEFE


Al principio de la humanidad cuando Dios creó el cuerpo humano, los órganos vitales del mismo comenzaron a discutir sobre quién sería el jefe.

El cerebro expuso: yo creo que debo ser el jefe, ya que ordeno el funcionamiento de todos ustedes.

Los ojos comentaron: nosotros deberíamos ser los jefes porque guiamos todo el cuerpo.

El corazón dijo: entonces yo debería ser el jefe, porque llevo la sangre para que todos funcionéis.

En ese caso, dijo el estómago: yo seré el jefe, puesto que os alimento a todos.

Las piernas se declararon jefe, porque según ellas transportaban todo el cuerpo.

Y todos los demás se indignaron por la cuenta que les traía.

Cuando la mierda pidió ser el jefe, se rieron a carcajadas. La mierda solo dijo: yo seré el jefe…..y se negó a salir durante cinco días.

El cuerpo estallaba……
El estómago se sentía mal……
Los ojos se nublaban……
El corazón amenazaba con pararse…..
Las piernas temblaban……


Y entonces todos gritaron:

¡Qué sea la mierda el jefe!

Y desde entonces…..cualquier mierda puede ser jefe.