sábado, 12 de junio de 2010

PRELUDIO DE VERANO



¿Qué puedo escribir para desearos un feliz verano? Quizás decir que llega el tiempo de la tranquilidad, de los calores, de los deseos de refrescarse, de las hormonas hirviendo en búsqueda de su desahogo en la excitación. Días largos y serenos, vacaciones, y tiempo para la búsqueda de la aventura del amor.

Como decía cierta letra de canción de Julio Iglesias: “…que no se rompa la noche, por favor, ….que no se rompa. Que haya tiempo para vivir el amor, haciendo nuevas locuras…”

Es tiempo de dejarse atrás de rutinas, aglomeraciones, stress, crisis, malas leches, aburrimiento,….y buscar liberarse para aprovechar ese cálido tiempo con el que no dejar escapar la ocasión de poder vivir el amor, o por lo menos la aventura del sexo con esa otra persona que tanto te atrae, pero que posiblemente a ella le atraiga otra persona. Una aventura de amante, si cabe. Pero…¿eres un experto en el arte de amar?. Si quieres vivir un verano inolvidable con una experiencia inolvidable debes estar preparado para esto. Pues los momentos que preceden ese rito son importantes y hasta excitantes. No se puede dejar llevar por la timidez, hay que proceder, dejar llevarse,…dejar que tu fantasía se haga realidad, dejándose arrastrar por los senderos de una pasión ya muy cercana, e imaginar todas las posturas, las miradas, los besos, los abrazos, tomar y poseer dos en uno,…dejarse poder hacer todo lo que se desee con ese amante que tanto se desea. Llegados al caso que sea en un lugar tranquilo donde poder estar a solas con la ternura de su cuerpo ansioso de caricias, de una piel ardiente de íntimos contactos, que sólo busca beberse la excitante noche del verano, como si de una sabrosa colada de piña se tratara.

Cuando hayas encontrado a esa otra persona y esté ya desnuda contigo, te dará la impresión de que todo es fortuito y el desorden voluntario. Sólo así sabrás que para esto está un verano bien aprovechado, que los sueños existen, y que se hacia innecesaria esa espera demasiado ansiada. Entonces habrás descubierto que eso es algo tan natural como normal, y que termina siendo relajante dejándose llevar por los deseos íntimos que pide ese cuerpo con las hormonas hirviendo a los calores del verano, para dejarse llevar por una placentera dicha.

Mientras tanto cabe esperar la oportunidad de encontrar a ese personaje tan especial, la magia del encuentro con ese ser todavía desconocido que nos hará vivir un verano excitante, divertido e inolvidable, que convierta ese período estival un tiempo de diversión, armonía, paz y placer. Para que ello pueda ocurrir, hay que contar con personas liberadas, entregadas y generosas. Aquí no hay lugar para los rechazos, pues es tiempo de seducciones, el saber tomarse un verano en positivo. Para esas cosas, la mentalidad del rechazo, la mentalidad del no arriesgarse,…sólo lleva al fracaso, puesto que tanto el amor como el sexo sólo están para tomarlos y ser tomados,…o no se disfruta. ¡Qué tengáis suerte!.