sábado, 20 de diciembre de 2008

NO SOMOS NI JOHN MCCLANE, NI JAMES BOND, NI TERMINATOR,….PERO TENEMOS LA MISIÓN DE SALVAR AL MUNDO, ¿CÓMO LO HACEMOS?


Hola, Miguel:
Si me lees en mi blog, recuerdame el asunto que me dejaste pendiente en la última tertulia del restaurante “Can Ribas”:
El en supuesto caso de que un cometa se acercara a la tierra para impactar en ella y destruirnos. ¿Qué se podría hacer para poner fuera de órbita el planeta Tierra sin empleo de armas nucleares concentrados para estallar en un lugar común, y saliendo todos sanos y salvos?-
Le fui dando vueltas a la cuestión, pero se me ocurrió algo: como China es el lugar más poblado del mundo, ha de ser el lugar donde todos los habitantes de la Tierra tendríamos que ir y estar en una fecha concreta, llevándonos una sola cosa: nuestra silla favorita. Entonces en el día D, y el la hora H en punto, todos nos subimos a la silla y saltamos al mismo tiempo, de modo que por el impacto del salto, la Tierra se saldría, por fin, fuera de su órbita, y se desplazaría a cierto incierto rumbo de quizás otro sistema sola, y una nueva vida empezaria. Creo que antes habría que comprobarlo científicamente; al fin y al cabo tú eras el Einstein de la pandilla. Otra cosa seria: ¿quién es el guapo que pone de acuerdo a todos para que nos vayamos a China a hacer un salto?. ¿El Santo Padre?
Es la idea que se me ha ocurrido, pero de todos modos lo sigo mirando como buscarle los tres rabos a un perro, cuando lo cierto es que tan sólo tiene uno.
Espero que si se te ocurre alguna idea mejor, me la cuentes.
Con afecto, JAVIER.