viernes, 3 de septiembre de 2010

EL CORREDOR DE FONDO




Es importante, en la medida de lo posible, mantenerse en forma, y aunque familia y trabajo me lo impiden bastante, procuro encontrar tiempo para hacer algo de deporte. Porque estar fuerte y tener vigor es lo que hace que se lleve una vida con mayor calidad, sentirse saludable, mejor y más feliz, resistir más las durezas de la vida y los gafes duros de la profesión pesada que muchas veces te toca ejercer. Ya se decía desde la antiguedad: "Mens sana, in sano corpore", es decir, "mente sana, en cuerpo sano". Para algo los chicos romanos, al llegar a la edad juvenil, entrenaban en un lugar expresamente para eso, llamado "Campo de Marte", en honor al díos de la guerra, pues sabían que su destino iba a ser la guerra, y como no estuvieras bien preparado para enfrentarte al enemigo, muy malas las tenían. En la actualidad las cosas no han cambiado mucho, aunque la vida moderna ha creado una generación mucho más sedentaria en comparación, con los inventos del coche, la televisión, internet, etc.., etc..., que hace que le dediquemos menos tiempo a la actividad física. Claro que con la moda actual de los gimnasios y los Pilates, no tengo ni tan siquiera tiempo para esas cosas, aparte que tampoco no sé lo que es un "Pilates", ni entiendo nada de dietas. Creo que mantenerse en forma, no precisa nada de dinero, y si algo de constante voluntad, y es importante, no sólo para conservar buena salud, sino por ejemplo, en caso de algún terremoto o desastre natural, ¿cómo estás preparado físicamente para aguantar alguna situación fuera de lo normal?.

Una de las formas más baratas de hacer deporte para mantenerte en forma es la carrera: basta tan sólo unos buenos zapatos de correr (en el Decathlon puedes encontrar un par, por unos 10 u 12 euros), y algo de ropa con la que te sientas bien corriendo. En los vídeos que veréis a continuación más abajo, aparezco yo en uno de esas carreras que generalmente suelo hacer por verano: me bastan unos zapatos de correr y unos calzoncillos (que también me acaban bien sudados), que son más que suficientes. Suelo hacer esa carrera unas tres veces a la semana y algunas veces más, y el trayecto son por los bosques de Porqueres, lugares tranquilos, bien aireados de oxígeno, y bien indicados para hacer ese tipo de actividad deportiva. Con un trayecto de unos 12 kilómetros, los suelo hacer en unos tres cuartos de hora, tal como podréis ver en los vídeos, a pesar de mis casi 48 años (que cumplo el próximo mes), debo de decir que acabo terminando menos cansado que cuando empecé la carrera. Lo que quiere decir, que si tuviera más tiempo (eso también debería de incluir más tiempo para el descanso), creo que haría el trayecto un poco más largo para ver adónde llegan mis límites. Recuerdo que hace unos 25 años atrás (creo que fue en un verano que estuve en el paro, sin trabajo), solía correr por el lago de Banyoles 2 vueltas seguidas (su perímetro es de unos 8 kilómetros) al mediodía, y con un calor de justicia, pero tanto correr me dejaba completamente delgado, con muy poco músculo. Hoy en día no suelo llegar a esos excesos, y quizás por ello ando algo más sobrado de carnes, aunque debo de reconocer que abuso bastante con la buena comida, y como bastante de aquello que denominan "comida basura": suelo beber casi a diario gaseados ( Coca-Colas, y demás azucarados), no me suelo privar de comidas de Mac-Donals, patatas fritas, bocadillos de jamón del bueno, gran variedad de apetitosas chuchas, todos los días sigo mi ración de chocolate que me chifla, etc...., lo que me hacen una barriguilla, que no sé si es por eso, o por aquello de la edad, aunque tampoco os asustéis: también incluyo en mi dieta algo de verduras, frutas, yogures y cereales. Es decir, que en conjunto, como de todo, pero sobretodo de lo que me gusta, pues últimamente desde hace ya un tiempo me he vuelto bastante sibarita en lo que respecta a la comida, puesto que me digo: después de tantos años de trabajar como un burro, creo que ya tengo todo el derecho a hacer lo que me plazca, sin importarme demasiado si esto es bueno o no es bueno para mi salud, y los fines de semana que salgo con los amiguetes, suelo pedir mariscadas, que aunque dicen que tiene mucho colesterol, eso ni sé bien lo que es, aunque supongo que será algo así como una especie de mierda que se te pega en las tuberías sanguíneas y pueden producirte como un atasco, pero me miro las venas de mis fuertes brazos y me digo: pero parece que son grandes y gordas, ¿cómo pueden obstruirse el paso de la sangre con unas venas así?.. Pero también me digo: ya sé que como todas esas porquerías, y que engullo calorías de sobras, pero también las quemo corriendo, y eso es lo que me mantiene en buena forma. Aunque como veréis en los videos, también conservo algo de aquellos hombros del nadador que fui. Ahora bien, como socio del Club Natación Banyoles, a veces también me voy a la piscina a nadar, pero en verano no lo hago, porque las aglomeraciones me impide dos cosas: encontrar sitio en los vestuarios, y aparcamiento para el coche. Por eso prefiero más la carrera en un bosque tranquilo, aunque también lo complemento con la natación. Mientras en verano soy más de carrera, en invierno soy más de natación.

Ese año he tenido serios problemas de salud del que sigo un tratamiento preventivo consistente en tomar cada día unas pastillas durante 6 meses, que son una verdadera porquería, porque no sólo noto que he perdido el 50% de mi fuerza habitual, sino que además como efectos secundarios me produce unas tremendas agujetas al mínimo esfuerzo que haga. El médico dice que son los efectos secundarios, pero que debo de aguantar. No me preguntéis qué es, pues antes quiero terminar el tratamiento (lo termino dentro de 2 meses), esperando que termine bien y pueda dejar de tomar de una vez por todas las malditas pastillas, que me parece que me envenena poco a poco. Pero no os preocupéis por mí, todavía aguanto mi tipo, y creo que me queda cuerda para un buen rato, para seguir dando guerra.

Por eso, espero que el próximo verano seguir haciendo unos entrenos mejores, y si puede ser, ya colgaré los vídeos (los presentes son de hace pocos días). Y quizás lo recomendable seria pedir un programa de entrenamiento al famoso gobernor-Terminator de California, a ver si al final me contratan para un papel de Terminator, pues ya se sabe que tenía más años de los que yo tengo ahora cuando hizo su último papel de Terminator ja, ja, ja, ja,..............O pedirle al ex presidente Aznar que nos cuente cómo va eso de las supuestas 3000 abdominales diarias que se dice que él hace.

Mientras tanto ahí quedan mis imagenes en el blog, que cuando llegue el momento que sea como el abuelete de la carrera que termina refrescándose con una Coca-Cola, lo vuelva a ver, aunque para eso todavía nos falta una buena pila de años (si es que llego).



























1 comentario:

Anónimo dijo...

GUAPO!!!!!!!!!!!!! YOU ARE THE "BODY"....