viernes, 15 de julio de 2011

LOS LADRONES DE LA ENSEÑANZA.

Lo que dice el articulo 27, apartado 4 de la Carta Magna de que “la enseñanza básica es obligatoria y gratuita” para todos los españoles, evidencia que la Constitución es un papel mojado que no la hacen respetar ni los propios políticos. Toda una vergüenza. La realidad es que la educación desde siempre no ha sido nada gratis para las familias con hijos en edades escolares, y además es una sangría obligatoria para dichas familias que ahora con la crisis esta sangría es aún más intensa entre aquellos que nos hemos visto sensiblemente muy reducidos los ingresos familiares, los que estamos en la incertidumbre de que no tenemos trabajo ni fijo ni seguro, y peor lo tienen aquellos que se quedaron sin trabajo agotando su derecho a prestaciones por desempleo (de esos me conozco una buena cantidad, y lamentablemente con hijos en edades escolares).

Yo tengo un hijo y una hija, el uno cursa primaria, y la otra cursa secundaria. De ambos cada año desde la escuela me obligan a pagar: material escolar, matricula, asociación de padres, luego reiteradas cantidades para excursiones o salidas, etc…De modo que me gasto un completo dineral, que no compensan las becas (de libros y de comedor ni en una mínima parte, por no decir que transporte ni me lo ponen cuando a los hijos de los inmigrantes les ponen gratuitamente autobús con acompañante incluido que los recoge y si es necesario incluso los acompaña hasta las puertas de sus casas, cual como un servicio de taxi gratuito, algo que como es natural, me resulta ofensivo y discriminatorio). De hecho, la beca de los libros de texto y material complementario e informático, no sólo consiste en 86 insignificantes euros, sino que además llega tarde y mal: justo cuando ya se ha terminado el curso, como podréis ver en la fecha de la copia que os adjunto. En cuanto al comedor (que en mi caso, el consell comarcal, es la única entidad pública que hasta ahora me la ha concedido), la ayuda solo cubre apenas 2 ó tres meses, con lo cual el resto del curso tengo que pagarlo enteramente de mi bolsillo, ya que en mi condición de padre custodio y separado, no tengo a dónde dejar los niños si no es quedándose a comer a la misma escuela (y eso de que ahora empiezan a aparecer maestros que reivindican no tener que trabajar por las tardes). Y por si fuera poco, cuando llegan las vacaciones tienes que pagarles a los hijos unas colonias o actividades veraniegas, porque no sabes dónde meterlos al tener la escuela cerrada. Para eso último, la excusa que más suelen dar es que los alumnos tienen que descansar en esos meses de calores, pero igualmente no descansan si tienen que acudir a actividades de verano, cosa que lo razonable sería que se hiciera cargo el estado si hay que seguir lo que marca el espíritu constitucional de esta supuesta gratuitidad en cuanto se refiere a la educación. En estas condiciones, no es de extrañar que todo el mundo, especialmente la inmensa mayoría de los padres esté disimuladamente descontento y silenciosamente crítico con lo que es la escuela, para que no afecte a sus hijos.

En mi caso, por ejemplo, sólo el coste de los libros de secundaria para ese año, es aproximadamente más de 321,22 euros (ya que no incluye el coste del libro de lengua extranjera todavía a escoger), eso si no eres socio, y si eres socio, te cuesta 289,11 euros, que supone una diferencia de 32,11 euros , unas 5343 de las antiguas pesetas (unos precios que son un auténtico atraco, ni que fueran libros de lujo, pero se nota como igualmente les obligan a los padres a pagar los libros por la fuerza, haciendo un gran negocio inflando al máximo los precios de los mismos, siendo el gran negocio de las editoriales y los libreros). Y lo de ser o no ser “socio”, no lo tengo claro (supongo que se refiere a pertenecer o no a la supuesta “asociación de padres de alumnos”), aunque no dejo de cuestionarme si la escuela en el fondo es un negocio encubierto con el que se lucran unos pocos en la sombra, con la complicidad de los cuatro gatos que conforman las supuestas asociaciones de padres (que en realidad no representan a la inmensa mayoría de los padres) y los directivos escolares. Pero esto no termina aquí: ya me han hecho pagar por anticipado y antes de que termine el curso, los gastos del próximo curso que subían aproximadamente –ya no logro recordar bien- a unos 40 euros por matricula y a unos 25 euros de cuota de asociación de padres, y otros 10 euros por la reutilización de libros (que me he negado a pagar esos 10 euros por no estar de acuerdo en ese tema de cambiar libros usados por terceros). Y de todo esto, en el curso pasado la ayudita de la administración competente en la zona (en mi caso la Generalitat de Catalunya, ha sido de tan solo 86 ridículos euros, y con ello me pregunto: ¿dónde está la enseñanza gratis, esa que señala la Constitución?). Y eso que aún quedan por pagar otros gastos que ya nos exigirán, como por gastos de material de la escuela, y de unas fianzas como adelanto de pago por las próximas excursiones o salidas programadas en los cursos (incluso el tema de las excursiones huelen a negocios de unos pocos particulares).

De la reutilización de los libros, debo de decir: desde la primera vez la escuela les obligó a mis hijos a que les dejara todos los libros del curso (unos libros que a mí ya me costaron su sangría de dinero), para dárselos venga a saber a qué otros alumnos (que generalmente suelen ser los hijos de los inmigrantes), con la excusa de que “hay que ser solidarios”, de manera que mis propios hijos no se han podido quedar con los mismos libros pagados de mi bolsillo, para otro año pasarlo al hijo menor o al pariente cercano, o bien quedándoselo como recuerdo de sus años escolares, y además me obligaron a contribuir con mi dinero para hacer esa especie de “proyecto solidario” como lo llaman. Y por otra parte mis hijos recibieron por dos veces (con una especie de ex libris que indicaban que habían pasado por manos de algún alumno chino y otro de origen moro o musulmán -el nombre y apellidos delatan-), que estaban muy mal cuidados, pues tenían las páginas manchadas y sucias de no sé qué líquidos, algunas hojas rotas, otras dobladas, y muy deteriorados por falta de cuidado. Además personalmente prefiero que mis hijos tengan sus propios libros porque de ese modo pueden hacer subrayados o hacerle anotaciones al lado, lo que hace que el libro propio más personal y más aprovechable. Y debo de indicar que no les dejaban llevarse sus propios libros a casa para consultarlos o estudiarlos, sino que tenían que quedarse en las taquillas de la aula (lo que indica que de esa manera lo utilizaban terceros, y luego el país se queja de tanto fracaso escolar y tan baja calidad de la enseñanza). Por esa razón estoy en desacuerdo en esa cosa de entregar los libros, y coger libros de otros que ni los cuidan ni los tratan bien. De modo que incluso eso de obligarles a mis hijos a entregar los libros por parte de la escuela y sin solicitar el permiso de los padres, más bien me ha parecido un robo. Y que conste que, aunque siempre he pagado religiosamente mis impuestos, no soy el solidario de nadie, y que cada familia haga libremente lo que le dé la gana con los libros de sus hijos. Y no me ahorraré de criticar que naturalmente ese es un problema que no les preocupa absolutamente de nada a los enseñantes, pues mientras puedan pagarlo los padres, mejor para ellos, que en general sólo aspiran a buenos sueldos, colegios bonitos con buenos ordenadores y buen aire acondicionado, trabajar poco y muchas vacaciones. Y eso de que los maestros trabajan muy pocas horas, tienen muchísimas fiestas y muchísimas vacaciones, y cobran más de dos veces un envidiable sueldo mileurista, cuando más de la mitad de la gente que trabajamos no llegan ni siquiera a mileurista. O sea son una casta privilegiada, funcionarios con sueldo seguro, estable y vitalicio, que ya quisieran tener muchos. Y encima no tienen bastante exigiendo dinero a los padres (a través de las AMPAS) para material, para excursiones, para reparaciones de la escuela (calefacción, tejados con goteras, excursiones o libros gratis para los inmigrantes, etc…, cosas que deberían de hacerse cargo la administración, no cargar los costes a los padres). Otro tema es si el maestro, en su condición de funcionario público, es bueno y competente, o no lo es, habiendo en cuenta tanto fracaso escolar como hay, y quejándose siempre de que la culpa es de la administración por no poner los recursos que siempre reclaman. Y por eso el maestro está bastante mal considerado socialmente, porque vive mejor que ninguno, a costa de los impuestos de los demás, aunque la faena de aguantar los alumnos que le tocan y no escogidos puede ser bastante estresante, pues muchos ni siquiera son respetados por algunos de los propios alumnos que en mala suerte les toca, y son gafes de oficio, de lo cual la propia administración se desatiende.


Creo que las asociaciones de padres no sirven para nada, salvo para hacer cargar a los padres los costes que no quiere asumir la administración: reparaciones de goteras, la bibliotecaria (un despilfarro que ya no sirve, pues todo se encuentra en internet), el radiador que pierde, el inmigrante que viaja gratis a las excursiones o que recibe gratis todos los libros o el pago diario de la factura del comedor a costa de la cuota que hacen pagar a los demás padres pero que nunca le enseñan las cuentas claras de estos gastos. En consecuencia creo que debería de suprimirse esa obligatoriedad de tener que pagar en cada curso la cuota de “asociación de padres de alumnos”, sin impedir que quien libremente quiera hacer una asociación de padres, que la haga, pero pagando de su propio bolsillo, y no obligando a quienes no desean, pues todos los problemas relacionados con la escuela es problema de la administración, que es la que tiene que poner el dinero que todos pagamos con los impuestos, no los padres.

Debo de decir que la escuela de mi hija es la única de toda la zona (hay tres institutos de ESO), donde sus alumnos no tienen portátil pagado por el gobierno, con lo cual evidencia la clara discriminación, y que aquí no se aplica el principio de “o todos iguales, o nadie”, sino que cada escuela está como le da la gana al gobierno. Incluso hay que decir que a nivel de país, lo que en algunas comunidades autónomas sale gratis, en otros no es así, por lo que bien cabe manifestar que existen alumnos de primera, de segunda e incluso de tercera. ¡Menuda “igualdad de oportunidades” tenemos!.

Y para terminar, quisiera comentar que es increíble que en estos actuales tiempos de internet la enseñanza no se pueda digitalizar en toda su totalidad, con lo fácil que sería y el reducido coste que supondría para el gobierno. En esos momentos existen miles de libros de toda clase de temas para descargar desde internet y sin coste alguno, y lógicamente cada día habrán más en el ciberespacio. Si los libros de cada curso se pudieran digitalizar, cualquiera los podría descargar de internet sin coste alguno, en formato Adobe, por ejemplo, o incluso que quedaran en alguna web de la sección de educación del gobierno, y que se pudiera consultar sobre cualquier tema de cualquier asignatura de la escuela, igual de fácil como se hace, por ejemplo, una consulta a la wikipedia. Con lo fácil que sería todo esto, con aparentemente la misma facilidad de hacer un diario digital y con apenas unos ridículos recursos económicos a cargo del gobierno, lo que libraría a los padres de esta sangría que se repite en cada nuevo curso de comprar todos los años libros y material, si con un simple portátil de apenas unos 200 euros son más que suficientes para poder aprender con la ayuda de las tecnologías de internet, y sin gastar en papel y con ello en libros (más ecológico) y demás costoso material escolar. Es curioso que cuando se trata de dar facilidades al ciudadano en cuanto se trata de Tributos de Hacienda, facilitar el pago de las multas de Tráfico, renovarse el DNI, pedir cita al médico del Seguro, etc…, el gobierno se ha preocupado de hacer unas buenas webs para poder operar a través de internet,….pero de un tema tan importante como la educación no se han preocupado absolutamente de nada, lo que evidencia la complicidad del gobierno en consentir que algunos hagan su suculento negocio con los libros, material escolar, etc… a costa de las necesidades de los alumnos. Si se hiciera eso, los padres (muchos de los cuales ya están bastante endeudados, y más con la crisis que padecemos hoy en día), se ahorrarían de desembolsar por cada hijo cientos de euros (en algunos casos, superando el millar incluso) tan sólo para el gasto escolar, que según la Constitución debería de ser todo gratis, aunque todos sabemos que prácticamente no es así. El caso es que si los políticos quisieran, se podría digitalizar todo con muy poco dinero, y el gasto por libros ya no existiría, y por ejemplo, al parado que cobra la ayuda de los 400 y pocos euros, le libraría tanto de comprar libros de texto como de demás materia escolar, y a todos nos saldría gratis. Pero eso solo es posible si existe voluntad política en hacerlo (que además es muy fácil y además sin apenas coste alguno). Pero ya sabemos que más que no resolver los problemas de los ciudadanos, la prioridad de los políticos es siempre llenarse bien sus propios bolsillos a costa del erario; esa mentalidad de la casta política hace que se olviden o que no comprendan lo suficiente sobre los graves problemas económicos que tienen el resto de los ciudadanos y que estos mismos políticos indirectamente les han creado con sus políticas de endeudamiento y despilfarro público. O sea que el coste de los libros escolares y demás material, es como un impuesto obligatorio que los padres estamos obligados a pagar por nuestros hijos, y que no ha sido aprobado por ningún parlamento. Así es la educación en nuestro país, a lo que decía: un robo, en un lugar donde parece aprenderse la picaresca y el choriceo desde la misma escuela.







COMENTARIOS DESDE MI FACEBOOK:

Maria Tamargo Gracias por la etiqueta. Ya te seguiré. Buenos días.

Luis González Me lo llevo a mi muro :)


Maria Tamargo Es que es asíiiiiii. Cierto. Pero ojito, si eres inmigrante na de na. Te pagan hasta por asistir al cole. Os lo digo yo que esas familias reciben una paga por integración.

Luis González Tal vez suene "racista" y desde luego, políticamente incorrecto, pero lo que dan a los inmigrantes por la cara es el pan que quitan a nuestros hijos. Y eso tarde o temprano tendrá que explotar.


Julio Gallego Aquí los inmigrantes vienen con vivienda y paga y el trabajo si no lo traen se lo buscan
Enseguida. Pero no pidas plaza que no hay para los de aquí las libres que quedan son por si
Viene un inmigrante por supuesto con todo pagado. En cuanto a las leyes y la constitución solo
Son para el resto de los mortales. Para hacerlas valer tendrían que ser mileuristas o menos
Como la mayoría de la población y que la justicia fuera igual para todos sin los privilegios
Que tienen estos caraduras. Ali-Baba solo tenía 40 ladrones. Pero aquí hay una epidemia y las
Plagas hay que exterminarlas. En cuanto a la población solo somos como una plantación que hay
Que explotar al máximo.

Javi Soyyo Garcia Lopez No me voy a molestar en comentar toda la carta, ni lo bueno ni lo malo, sólo voy a llamar la atención en un punto, lo del fracaso escolar, yo me libré por los pelos de la LOSE o cómo se llamara, luego vi que la enseñanza que se aplicaba con ella era mucho más fácil, que lo que nos hacian estudiar a nosotros, pues si enciam de que es más fácil hay tanto fracaso escolar me gustaria tener 4 palabras con los padres de esos crios, porque poco les importan los hijos y menos hablan con ellos, por lo general yo me pasab las vacaciones en casa y con los amigos, ahora cuando hay vacaciones "no sabes donde meterlos", ¿no tienen casa?, es normal que los crios salgan vagos e idiotas si los padres descuidan el más mínimo sentido común y el enseñarles maneras y educación, tengo un amigo maestro, quese ha tenido que dedicara otra cosa, porque esos hijos de sus padres, además de no molestarse en aprender cosas queyo tenía que saber con 2 años menos que ellos, se dedican a escribir mensajitos con el móvil en clase, empiezan a hablar entre ellos y a levantarse de los pupitres cómo si el profesor no existiera, si les llamas la atención o expulsas tiene encima al energúmenos del padre, que cómo no quiere tenerlo en casa molestando, empieza a defender al energúmeno del hijo, sin decirle siquiera que muestre un poco de respeto y educación, ¿te parece privilegiada laprofesión de maestro? intenta enseñar matématicas a una jaula de monos que no hacen ni puñetero caso y si hay alguno quequiera aprender no le dejany luego quéjate de ello y que venga el chimpance padre a defender al tarado que ha tenido descuidado desde que pudo meterlo en la guardería, sinó antes, y empiece a justíficar la crianza de vándalos y descerebrados, por lo demás en algunas cosas llevas razón y en otras disiento, corto porque esto se alarga.

Javi Soyyo Garcia Lopez P.S. siento las faltas, pero hoy el face no me deja ver más renglones que el primero y el último.

Xavier Valderas López Javi Soy yo: creo que cada familia es un mundo particular. Yo estoy todo el tiempo que puedo con mis hijos, y además les digo: aprended todo lo que podáis, que mucho de lo que os convendrá aprender, no os lo enseñarán en la escuela. Una fuente donde se puede aprender muchas cosas que no se molestaran en enseñarte los profes en la escuela, es en el propio internet (el ciberespacio). Tener educación es muy importante, otra cosa es la lotería de maestro bueno o malo que te toque. Y a lo que me refería que no sabemos donde meterlos, es que muchas veces cuando los chavales hacen vacaciones, sean de verano, semana santa, pascuas navideñas, y ahora la semana blanca, muchos padres no hacemos esas vacaciones, y tenemos que cargar con buscarnos una canguro (que no es una garantía de que te los cuide bien), o bien molestar al abuelo, o a la tía soltera de que te haga el favor de cuidarlos hasta que tú puedas volver al regreso de tu jornada laboral. De todos modos, gracias por tu comentario, que me ha gustado en lo que expones desde otra perspectiva. Un saludo, colega.

Jordi Casanova Gracias por la etiqueta, Xavier!


Alejandro Medina Guillén Verdades como puños todo lo aquí descrito. Felicidades por el artículo.


Enrique Alonso Matey hace falta ser cutre para pasar la cuenta de los libros de los niños

Pedro Pérez Clarín en primer lugar, darte las felicidades por su magnífico artículo, Xavier. Por lo bien escrito, por su modo de ejercer la crítica tan directa y desenmascarar la HIPOCRECIA que nos ha tocado sufrir en nuestras propias carnes. Hay que hablar sin complejos, decir las cosas tal cómo son, yo hasta ahora era un tipo reservado, no decía lo que pensaba, muy políticamente correcto, pero el cabreo, el puteo continuo, la injusticia, la MIERDA de sociedad que injustamente estamos condicionados a vivir a uno le cambia, ese es mi caso, y me anima leer artículos como el suyo que son gritos frente a este sistema. Estoy muy cabreado, TODO se desmorona y casi nada gusta. Pero lo peor, nadie dice nada, somos una sociedad de gilipollas...y de cobardes!


Pedro Pérez Clarín En segundo lugar, quiero añadir que toda la enseñanza es un robo, la universidad es la misma MIERDA, un buen robo, el timo del siglo, estoy a punto de licenciarme y estoy muy descontento con lo que he visto, no estoy para nada contento, me arrepiento, creo que he perdido el tiempo, así lo creo: la matrícula día tras día sube, el transporte para el pobre desgraciado que vive a 70 kilometros de la facultad es caro, lento, agobiante, la misma renfe de hace 30 años, peor, con las obras del ave por el medio y nuevas paradas, la beca condicionada a superar un porcentaje de créditos pero careciendo de toda objetividad, la exigencia de los estudios es desproporcionada por el porvenir que a uno le viene, una buena temporada de paro y anda a hacer fotocopias, ojalá gane algún día mil euros, ojalá, uno se ve imbécil después de haber sufrido en carnes materias infumables, complejas, sin sentido en algunas, uno se ve desgraciado cuando a punto de hacer 23 se ha dejado sus navidades y noches de san juan para tener un futuro igual de mierda que si no hubiera hecho nada, una carrera con planes de estudios casposos, con inútiles explicándolas, y lo peor, sufriendo la mala gestión y su buen negocio. Algo no va bien cuando en una universidad pública el 80% de estudiantes se saca una materia yendo en una academia, menuda vergüenza. Tampoco va bien cuando toda esa exigencia, toda esa hipócrita "cultura del esfuerzo" le importará poco a la empresa privada, los títulos según que universidades son marcas, ya puedes haber luchado, ya puede ser igual de duro en una privada que pública, a cuando puestos de trabajo, el de la privada tendrá preferencia, tu esfuerzo vale poco. Aún no soy feliz, pero espero una buena oportunidad para serlo.


Pedro Pérez Clarín  En tercer lugar, y por último, las crisis económicas actúan de selección natural, para bien o para mal, forma parte de la estructura dinámica del sistema, y tales crisis ponen al descubierto a las presas débiles, a lo ineficiente, y el sector público lo es; señalo: prefiero ver la política más que una dialéctica entre derechas e izquierdas, como una lucha entre el liberalismo (actual) y el socialismo (actual). Yo soy Liberal, como usted lo es, y lo demuestras en el artículo: defendemos que la economía fluya libremente, que funcione bajo sus reglas, defendemos que el individuo tenga la máxima esfera privada y la máxima capacidad de decisión, fuera de fuerzas coercitivas (como sería la asociación ampa, como usted cita). Pero supongo que como buenos liberales del siglo XXI somos coherentes, y entendemos que nuestro liberalismo es compatible a la existencia (mínima) del sector público, porque entendemos que la economía es imperfecta, que ese sector público debe existir para hacer cumplir esos derechos universales que todo ser merece, como la enseñanza y la salud, y que la defensa de tales derechos forma parte de la doctrina liberal, que es ante todo una doctrina ética. Pero si, es inevitable criticar a tal sector público, que se hunde, el cual es una gigantesca fábrica de deuda, de funcionarios que viven en las nubes, muchos de ellos simpatizantes de aquella ideología socialista, muchos simpatizantes de un fantasioso multiculturalismo, que supone nuestro suicido como cultura y civilización, muchos creen defender la igualdad, y defienden un trato mejor al de fuera sin apenas saberlo: cuanto inmigrante se beneficia del comedor, ¿cuánto sin méritos (no por cualificaciones) pero por cuotas (impuestas, algo que está muy de moda, poner cuotas a todo, cuotas de diputadas al parlament sin tener en cuenta la aptitudes personales...) tiene acceso a la enseñanza concertada? a caso ¿no es buena la enseñanza pública? y me pregunto, yo quiero que el sector público siga existiendo, pero con mejor funcionamiento, quiero que sea igual de eficaz que el sector privado, por qué el cargo de funcionario es casi vitalicio? ¿por qué no puede haber despidos (restructuraciones de plantilla) si un trabajador no da los resultados esperados? incentivar la competencia sería una buena solución. Y acabo: ahora todo aquél defensor del sector público criticará que la crisis viene del liberalismo, yo contraataco, a mi que no me relacionen con ese liberalismo, no hace falta entrar en tal debate, todo lo que le va mal al sector público es problema de si mismo, la crisis da luz a todo lo que iba mal, un recorte del 10% no justifica que todo el sector caiga, como está cayendo Grecia, mucho antes iba mal.

Xavier Valderas López Hola, Daniel: somos amigos, y por tanto me siento algo incómodo que me trates de "usted", con lo que te pido que me tutees. Valoro mucho tus ponderados comentarios: tienes mucha razón con lo que expones. En resumen te diré que el libre mercado, sea cual sea el color del partido gobernante, no conoce de carreras universitarias, ni de edades, ni de nacionalidades: se paga según cómo esté en cada momento la oferta y la demanda: por ejemplo, si sobran abogados, es muy posible que algunos cobren en un año menos que cualquier empleada inmigrante del carrefour. Y en los tiempos de la bonanza, un albañil, por ejemplo, si era bueno, podía llegar a superar los 3000 euros mensuales, entre lo fijado por el convenio y las primas. Hoy con la crisis, los paletas que tienen la suerte de tener empleo, muchas veces ni siquiera supera lo que marca el convenio, y quien roza el mileurismo, puede considerarse afortunado. En cuanto al tema de la enseñanza, permítame un par de citas, uno en forma de poema:
"Perico, tras de estudiar
diez años, nada ha sacado;
Roque es todo un hacendado,
aunque apenas sabe hablar.
Y el mundo, sobrado necio,
dispone en muy breve espacio,
para Roque, un gran palacio,
para Pedro, un gran desprecio."

Y el otro es una cita de Alvaro de la Iglesia: "El único requisito que se exige a los que desean ingresar en el Cuerpo de Ricachos, es que estudien lo menos posible. (Para estudiar ya están los ingenieros y técnicos, que sólo sirven para colocarse con un sueldecito en las grandes empresas creadas por los laboriosos millonarios que no estudiaron nunca).

Lo malo es que hoy en día apenas no hay trabajo para nadie, con estudios o sin ellos, y los que lo conservan, se apegan al mismo como lapas.

Evidentemente, mi querido amigo Daniel, los estudios sólo sirven para que hagan negocio aquellos listos que se aprovechan de los tontos que aspiran a tener títulos universitarios (comisionistas de libros, matriculas, caseras que prestan la pensión de alquiler, taxistas, prostitutas, etc...). Lo que aquí falla políticamente es que para ejercer según qué trabajo, te exigan un determinado título universitario, cuando lo correcto seria que quien debería seleccionar quien trabaja y quien no, debería ser el sabio y natural libre mercado, en la que cualquier analfabeto podría ejercer, dentro de un marco de absoluta libre competencia, por ejemplo, de abogado de los tribunales si entre su haber cuenta con una magnifica labia que sabe convencer al jurado. Y es que hoy en día, en la época de internet donde todo lo teoricamente aprendible en cualquier universidad se encuentra en el ciberespacio; los estudios casi no sirven para nada, salvo tener como mínimo la capacidad de saber leer,y con esto con pasar por el parvulario ya es más que suficiente, je,je,je,.... Por eso hay tanto inútil con carrera universitaria, que una vez conseguido el puesto (como es el caso de los funcionarios, o de los cargos políticos), lo que hacen es dormirse, pero cada mes tienen su ingreso en su cuenta bancaria, a cuenta de los impuestos de los contribuyentes.

En todo caso, si me permites decirte, te diré que un título universitario es tan sólo un papelito que se cuelga en un cuadro para hacer bonito en cualquier pared de tu casa. La verdadera universidad es la sabia y muchas veces loca maestra Vida, la que te pega los palos duros que no te podrían dar con la regla del colegio (y menos en esos tiempos donde el tema de malos tratos se vigila con una gruesa lupa), y en buscarte esta vida es donde de verdad aprendes esa cruda realidad que no se aprende ni se mama en ninguna universidad por muchos títulos que consigas. Y lo que es lo más importante, como dice un proverbio latino: "la economía es media vida", que quiere decir que lo importante en la vida es que consigas y tengas el dinero suficiente como para poder ser y vivir libre e independiente. Todo lo demás son cuentos. En mi ambiente (que casi todos eramos unos currantes semi-analfabetos) siempre se comentó de que no sirven para nada los títulos universitarios, y que es una inútil pérdida de tiempo y de dinero, aparte de que muchas veces en tantos años de carrera nunca lograrás amortizar el dinero que hubieras podido lograr ahorrando si te hubieras puesto a trabajar, por ejemplo, de simple peón o cualquier otro trabajo de baja cualificación. No obstante, te animo a que a pesar de todo, ya que has llegado a los 23 años estudiando, que por lo menos termines bien tu carrera y que te saques el título, porque por lo menos en ese título está la ventaja de que te podría abrir esas otras puertas a las que injustamente no tienen derecho por ley el resto de los pardillos sin título universitario. Pero no te averguenzes si sólo consigues un empleo de camarero de McDonals, sirviendo hamburguesas, pues a veces con ese dinero podrías ganar porque apenas hay curros para universitarios, y esa historia de irse al extranjero tampoco es bastante creíble, por los gastos de alquiler que tendrías que tener y en un país con su dificultad del idioma y todo (salvo que la empresa que te contrate se haga cargo de estos gastos aparte). Pero como tú eres un chico listo y trabajador, seguro que a base de lucha y esfuerzo sabrás abrirte un camino, ya que la vida es todo un laberinto de puertas en las que hay que llamar, entrar o salir, según qué oportunidades encuentres al paso y sepas aprovecharlas. Y si no, mírate un poco a ese señor que ya conoces: Nicolás Sarkozy, ese húngaro que llegó a presidente de Francia, del cual se enamoró una bellísima modelo y cantante italiana. En consecuencia, por muy indignado y cabreado que estés de todo por tanto esfuerzo vano, no te desánimes, y si consigues algún empleo, el dinero del primer o segundo año, como mínimo ahorralo y no te lo gastes, y a partir de aquí, empieza a vivir, búscate alguna chica que te guste y enamórate (si tiene dinero, es decir, si tiene curro, mejor), je, je, je... ¡Qué tengas mucha suerte!. ¡Saludos, y a pesar de la maldita crisis y de esos cabrones de políticos que nos han dejado el país hecho una mierda, que tengas un feliz verano


Toñi Basante Ortiz ¿Así se las gasta la Generalitat de cataluña?,explotando a los padres,ya veo...eso no ocurre en otras Comunidades.Aquí se paga el sobre de la matrícula que cuesta un euro y nada más.La ayuda es de 100 y las excursiones son gratuitas.


Toñi Basante Ortiz En cuanto a que los maestros y profesores no trabajan y tienen muchas vacaciones te diré que hablas sin saber.Primero hay que aprobar unas oposiciones,segundo solo se cuentan las horas de clase ¿y la corrección y preparación que se hace en casa?, ¿eso no cuenta?.Son muchas horas...y aguantar a los malecudados hijos de sus padres, ni te cuento.Las vacaciones no son para los docentes sino para los alumnos, ellos las necesitan porque si no fuese así no rendirian y por último,si tanto cobran,falsedad de todo punto,¿por qué no te has hecho maestro?.

Xavier Valderas López Bueno, Toñi, pues ya ves que en Cataluña los padres de los escolares van siendo muy maltratados, que esto casi parece una escuela de pago, y encima incluso se paga más impuestos que en otras comunidades autónomas donde a otros les sale casi gratis.

Tampoco considero que haya dicho alguna falsedad en lo que cobran los maestros de la escuela pública: he dicho que cobraban como dos veces y algo el salario mileurista, es decir, poco más de 2000 euros mensuales, y creo que aproximadamente como mínimo cobran cerca de los 30.000 euros anuales (no tengo datos a mano). Naturalmente que he contado las horas de clase, pues el resto de los trabajadores, su transporte para ir al puesto de trabajo, por ejemplo, o lo que preparan en su casa (como sería el caso de los , autónomos), también es actividad por la que no cobran. También el resto de los trabajadores tienen que aguantar jefes, clientes y compañeros completamente más maleducados, guarros y difíciles que cualquiera de esos chavales de colegio, y de estos más de la mitad de los currantes del país, ni siquiera llegan a mileuristas, y aún trabajando más horas que los maestros, y con menos vacaciones. No es justo que, por ejemplo, un albañil tenga que romperse la espalda, aguantar intemperie (frío, calor, lluvia, viento), hacer más horas, y cobrar un mísero sueldo que muchas veces ni llega a mileurista, y un maestro tenga tantos privilegios: empleo vitalicio, buenas pagas que doblan sobradamente las de cualquier otro currante, pocas y cómodas horas de dar golpe, y muchas vacaciones.

No me he hecho maestro, porque para eso no existe libre mercado: te obligan a unos estudios y a unas oposiciones. No tengo ni estudios, ni tiempo para oposiciones (el único título que tengo es el de graduado escolar, y con eso apenas no te dejan hacer nada, salvo buscarte la vida de cualquier manera). Naturalmente que sin oposiciones y en un libre mercado, cualquiera se metería a maestro con lo fácil y descansada que es esa profesión, y si el maestro demuestra ser bueno y cobrar un precio razonable, creo que alumnos no le faltarían, pues tendría que competir con los otros, como se compite en cualquier otra profesión que se precie, en ofrecer el mejor servicio al mejor precio, tal como es natural ley de oferta y demanda.

Este es mi punto de vista, y espero que como la respetable maestra que eres (y seguro que muy buena profesional) no te sientas ofendida. Y este punto de vista mío, es también el punto de vista de muchos padres. No es oro todo lo que reluce. Saludos, Toñi, y feliz verano.


Toñi Basante Ortiz Felices vacaciones a ti también.No soy maestra aunque no me importaría.soy profesora de Historia de EzspañaOlvídate de poco trabajo,en cualquier otro se levanta uno,habla con el vecino,va de aquí allí.En una clase no puedes salir en una hora,tienes que estar toda la hora explicando y no puedes dejar a los alumnos en ese tiempo,así una detrás de otra y trabajamos 35 horas semanales,así que no es tanto chollo.


Manuel Rodríguez G No sois los únicos Xavier. En Extremadura también haxcen pinitos. Visita el blog vagabundotraslalibertad y lee el artículo de Carta al Delegado de Educación. Un abrazo y mucho ánimo


Antonia Roldán Muchas gracias por el etiquetado. Es demasiado lo que da para hablar este tema. Mi hijo empieza la secundaria este año, así que conozco muy bien el coste de los "libros". Y no tengo el mayor problema en afirmar que no sé que me dolió más, si pagar los casi trescientos euros u ojear los citados "libros". QUE ESA ES OTRA....


Antonia Roldán Repito: u ojear. Un saludo Xavier. Feliz verano, si no coincidimos.

Josep Campanales Totalmente de acuerdo contigo, Xavier, es una auténtica verguenza que pretendar vender que la educación es gratuita cuando no lo es, más diría... desde el momento en que existe una obligatoriedad es responsabilidad del imponente la facilitación de su implantación. Saludos


JotaEle Gonzalez Nada es gratis cuando se habla de dinero publico -.-


Federico Souviron Garcia Son muchos los problemas que tenemos los españoles pero,para mi,el de la educación es el primero o nos la tomamos en serio o no tenemos futuro como nación.

José Antonio Víquez Eso es así Federico, primero salud y educación, sin salud no hay persona, pero sin educación ¿qué tenemos ?...nada...¿un objeto?..un objeto no necesita sanidad, por lo tanto, y si me permites esta broma, sin educación normalizada en toda ESPAÑA, y cuando digo normalizada es, en español, luego catalán, vascuence, gallego....

José Antonio Víquez no hay ESPAÑ, no hay país


Federico Souviron Garcia Totalmente de acuerdo contigo,Jose Antonio,y tu sabes de lo que hablas,como profesor.


Andrés Pérez Plaza Estimados amigos nunca he podido estar más de acuerdo con alguien especialmente con José Antonio, en el tiempo que he vivido nunca me he sentido más defraudado que en el actual.


Mariavictoria Vazquez de Lara d acuerdooooooo, paremos esto


Federico Souviron Garcia Andrés,Maria Victoria,ya queda poco.


Mariavictoria Vazquez de Lara totalmente d acuerod, como se puede poner precio a la edcuación? y d la salud q me dices?

Xavier Valderas López A mi modesto entender, sii no hay trabajo, ni la educación ni la asistencia sanitaria para nada nos valen, ya que no habrá el dinero con que financiarla. La prioridad es esos momentos: TRABAJO PARA TODOS, muy por encima de educación y de sanidad. Y siempre será más provechoso para un ciudadano tener trabajo que tener educación, pues lo uno le permite sobrevivir a él y a su familia, y lo otro, poco de aporta, y si no, miremos a nuestro alrededor y consideremos si de verdad nuestra juventud tiene la educación y la preparación para afrontar la vida de un modo minimamente honesto.


José Antonio Víquez Estás seguro de lo que dices Xavier? hablemos de educación , no de enseñanza, sin enseñanza ni educación no hay trabajo

Xavier Valderas López Sr. José Antonio: una cosa es ser “educado y tener educación, y otra muy distinta es ir a la escuela. La verdad es que a mi modesto entender ir a la escuela es una pérdida de tiempo de la que apenas no se saca ningún provecho. No digo que la educación y la formación sea muy importante para una persona (que lo es, y mucho), pero creo que únicamente con saber leer y escribir, y conocer las cuatro reglas de aritmética más la regla de tres, es base más que suficiente para moverte por la vida. Hoy en día, quien quiera aprender más, tiene los enormes recursos del internet, que si uno se aplica y aprovecha bien, le es de gran utilidad como herramienta educativa, pues desde ese gran espacio virtual se puede descargar cualquier libro para poder leer, por ejemplo. Yo mismo dejé la escuela al terminar la EGB, y como albañil he tenido peones que han pasado por la universidad y que no me han parecido ni educados, ni con formación, ni capacitados para hacer las cosas ni para ejercer en sus propias carreras. Lamentablemente el sistema es bastante perverso e impide que para según que empleos o cargos un individuo no pueda ejercer si no cuenta con un título universitario o de cualquier otra cosa parecida, como por ejemplo, funcionario,…y eso lo encuentro totalmente injusto y discriminatorio, porque es el libre mercado quien debe determinar quien ha de trabajar y quien no porque no vale o no sirve bien. Creo que la escuela es una enorme perdida de tiempo para el alumno, porque apenas le sirve de nada, y para el ciudadano porque tiene que mantener todo este entramado de funcionarios (maestros, administradores, etc…) y el mantenimiento de los edificios destinados a ese fin, con el permanente y fijo pago de impuestos, aparte de que se le obliga a pagar de más otras cosas derivadas de este tema: libros de texto, ordenadores, comedor, transporte, ropa, excursiones escolares, colonias de verano, etc….., un despilfarro y una sangría a la economía familiar, que hoy en día con los complicados tiempos de crisis, se agrava aún más. Quise decir, pues, que la prioridad es que a la gente no le falte empleo para poder tener un mínimo de dignidad y poder prosperar y crear esa riqueza con la que poder pagar escuelas y hospitales. En cuanto al tema sanitario, no digo que no se deba de ayudar al que de verdad necesite esa asistencia, pero como casi nunca voy al médico, no veo justo del todo tener que pagar con mis impuestos por un servicio que apenas casi nunca utilizo en mi vida, pues si tuviera necesidad de médico podría pagar sobradamente con todo ese dinero que me han sacado de las cotizaciones y que para nada a aprovechado en mi favor, pero sí para que lo aprovechen los demás, que estoy seguro que buena parte de esos demás abusan y se aprovechan del sistema sanitario. Repito una vez más: máxima prioridad de un país: el empleo, pues tener más de un 20% de la gente en edad de trabajar en paro, y casi un 50% de la población española por debajo del “umbral de la pobreza”, es algo muy grave que no deberían de consentir los políticos, y que con la gente en esa lamentable situación, de poco sirve educación y sanidad. Quiero decir que la enorme cantidad de dinero de nuestros impuestos que se gasta en educación, sanidad y otras cosas (justicia, obras públicas, subvenciones a inmigrantes, etc..), haría más bien en destinarlo para arreglar el paro, que es lo que más le conviene a nuestro país. Imagino que usted que como profesor mis comentarios chocarán contra sus intereses y no estará de acuerdo conmigo, pero yo mismo he sufrido la lacra del paro, y tengo varios amigos y familiares en paro, y sé de lo que hablo, aparte del daño que hace ahora tener que gastar un montón de dinero para ese material escolar que te obligan pagar para tus hijos. Un cordial saludo.

1 comentario:

Vagabundo dijo...

No es el único caso desgraciadamente Xavier. En Extremadura no se quedan cortos

http://vagabundotraslalibertad.blogspot.com/2011/07/al-delegado-provincial-de-educacion-en.html