miércoles, 25 de febrero de 2009

¡¡¡ PERDÓNALA !!! …….

Esta entrada se la dedico a todas aquellas mujeres “malas” que he tenido a lo largo de toda una vida. A cualquiera de vosotras si algún día descubrís ese blog mío, y os acordáis de mí, es a vosotras a quien dedico la presente publicación en mi blog. A aquella rubia de mis 14 años que tanto la amé, y a la que mi timidez me impidió llegar a robarle un beso. A mi primera novia que me entregó todo su amor puro, precioso, y desinteresado, que siempre tenía dulces palabras para mí, y que tiene un recuerdo muy vivo en mi corazón. A aquella que a pesar de todas mis poesías y suplicas siempre me rechazó. A aquella hija de poeta a quien declaré mi amor, le escribí largas cartas apasionadas, y durante años me rechazó. A aquella que una vez le pedí tontamente si quería ser ella la mujer que me casara. A aquella que me hizo sentir de verdad que yo era un verdadero hombre, teniendo siempre para mí un SI a todo, regalándome siempre la más encantadora de las sonrisas enamoradas. A aquella hermosa que se me entregó enteramente con toda su piel y me hizo sentir un dios, ¿por qué el destino no nos unió más tiempo?, ¿por qué dudamos tanto los dos?. A aquella que supo agraciarme con todos sus encantos, como si yo fuera el más importante de los hombres. También a aquellas que siempre tenían para mi un NO para todo, a las que me tomaron por imbécil, a las que creyeron que yo iba a ser un inútil en la vida, a las tan sólo me tenían por un pobre discapacitado que no oía bien, a las que sin razón me vomitaban sus desprecios, a las que mi sola presencia despertaba profundamente sus envidias, a las que me miraban con expresas malas caras, a las que me ponían ojos de odio, a las que me apuñalaron por la espalda , a las que intentaron engañarme pero no pudieron. A Concha, a Pilar, a Helena, a Elizabeth, a Daniela, a Lidia, a Dolores, a Julia, a Olga, a Ana, ……, y a las otras que no figurais aquí porque lo nuestro apenas fue algo fugaz sin importancia. A todas, os digo que os perdono y os respeto, aunque ya no os quiero. Y un perdón muy sentido, muy especial, muy emocionado, a aquellas que habíais sido capaces de llorar por mí, cuando yo ya no os amaba: sólo vuestras lágrimas fueron las voces silenciosas que me dijeron que, a pesar de vuestros desprecios, en el fondo sí me habíais amado,….y eso fue muy importante para mí.

Si ahora, con el paso de los años, habéis curado vuestros orgullos, vuestros desprecios, vuestra envidia, vuestro mal pensar de mi persona, vuestra altanería, vuestra arrogancia….es algo que me alegra,… pero ya no os quiero, ya no siento amor, pero os respeto. Todas sabéis que Julio Iglesias ha sido mi cantante favorito, pero a él le gustaban las mujeres y el vino, y a mí sólo las mujeres pero el vino no me hacia mella. Él dijo ser truhán y señor. Lástima que yo nunca he sabido ser un truhán, pero sí siempre he sido un señor: a todas siempre os traté y os respeté como un señor,….y sin embargo la cosa termino, como escribiría finalmente Antonio Gala, en una “pasión turca”: “….adiós, amigas que no me habéis querido…”

Gracias a todas por dejarme ser finalmente un hombre libre, un hombre tan libre con la facultad de escoger, abrazar, besar, amar, y apostar por otra mujer que de verdad se lo merezca. Esa mujer…de momento todavía tiene que aparecer.

Pero a todas vosotras, que tan sólo formáis parte de mi pasado, os dejo con la canción:


video