lunes, 24 de octubre de 2011

EL MITO DE LA CAJA DE PANDORA

Según un mito recogido por Hesíodo, fue Pandora la primera mujer de la Tierra. Dice el referido mito que habiendo robado Prometeo el fuego. Júpiter quiso castigarle, y al efecto mandó a Vulcano (Hefesto) que modelase una mujer de barro tan bella y encantadora que causase la desdicha de los hombres. Para hacer a la mujer empleó Vulcano una tierra arcillosa y húmeda: luego dio a la estatua la facultad de hablar, la fuerza vital y las facciones de las diosas y de la doncellez. Minerva (Atenea) le dió sus armas; Mercurio (Hermes) su astucia y su atrevimiento, y recibió de los dioses el nombre de Pandora, palabra que significa “todos los dones”. Mercurio le hizo presente de un esposo, que fue Epímeteo, no hizo caso del consejo que le dio su hermano Prometeo, el cual dijo que no debía aceptar ningún presente de los dioses. Pandora se llevó del cielo una caja que contenía todos los males, y cuando la caja fue abierta se esparcieron aquellos males por toda la Tierra: sólo quedó en ella la Esperanza. Dice la leyenda que lo que en realidad había dentro de la caja de Pandora eran los dones divinos que se reservaban a los hombres, pero por tener alas huyeron volando.
El mito de Pandora no tiene origen griego, pero en Grecia se le concedió, especialmente por Hesíodo, un carácter moral y satírico. Según esto, la primera mujer constituye un don fatal que se concedió a los hombres como castigo por el hecho de haber robado Prometeo el fuego del cielo. Antes de Pandora vivía la humanidad felizmente, sin conocer las enfermedades y los dolores, y en cuanto Pandora destapó la caja cayeron sobre el género humano toda suerte de calamidades.



.................................................................

ACOMPAÑO ESA ENTRADA CON FRASES DEL POETA HESÍODO :

-Si añades un poco a lo poco y lo haces así con frecuencia, pronto llegará a ser mucho.


-Desdichado el que duerme en el mañana.


-Si hablas mal, se hablará de ti peor.


-Sé prudente. Lo mejor en todo es escoger la ocasión.


-No seas compañero de los malos ni calumniador de los buenos.


-La educación ayuda a la persona a aprender a ser lo que es capaz de ser.


-No es el trabajo lo que envilece, sino la ociosidad.


-La vergüenza viene en ayuda de los hombres o los envilece.


-La fama es peligrosa, su peso es ligero al principio, pero se hace cada vez mas pesado el soportarlo y difícil de descargar.


-El hambre es la compañera inseparable del perezoso.