domingo, 21 de marzo de 2010

EL REENCUENTRO. ¿CÓMO AMAN LAS MUJERES?




Aunque a cuentagotas por falta de tiempo, al final terminé de leer el libro de la escritora Carmen Robles “El reencuentro, ¿cómo aman las mujeres”, que quizás es el mayor libro de narrativa erótica que se conoce, explicado en un tono y estilo muy abierto y carente de remilgos. Digamos que en cuanto a descripciones eróticas, el Kama Sutra no le haría demasiada sombra; porque la autora es muy abierta en el tema sexual, muy descriptiva y muy dialogante, que expone de todo sin tapujos. La autora hace muy buena descripción, tanto de la atracción física, como de la atracción espiritual, las dos cosas que encienden la chispa de un amor intenso y apasionado. El libro en sí es excitante, como un manual de cómo hacer el amor y gozar de la vida, tanto sea en sexo, como en la comida, o la visita a lugares nuevos para vivir nuevas experiencias y emociones. Diría que en nuestro país solo dos personas han sabido hablar y abordar bien el tema del sexo y las relaciones: Carmen Robles, en su faceta literaria en “El reencuentro, ¿cómo aman las mujeres?”, y Silvia de Béjar, en otra faceta más científica de su libro “Tu sexo es tuyo”. Incluso queda mejor la narrativa de Carmen Robles, si la comparamos con el libro de Valerie Tasso “Diario de una ninfomana”, que trata de los amores apasionados y relaciones sexuales de una prostituta de alto nivel cultural, que se termina enamorando de uno de sus clientes dentro del sórdido mundo de la prostitución.

Carmen Robles hace un relato de las relaciones apasionadas en los tiempos del internet y los SMS, y describe también lo intensos que son los hombres cuando tienen la pasión encendida, y los celos que se les despiertan (y lo posesivos que llegan a ser algunos). Las dudas, temores, miedos o complejos que pueden llegar a sentir las mujeres en situaciones de enamoramiento y sexo extremo, son descritos. La autora nos lleva a un largo y descriptivo erotismo de las relaciones. Por eso digo que es quizás el mejor libro de literatura erótica que existe en lengua española, muy bien escrito y redactado. Un libro de lectura agradable y entretenida, escrito por una pluma culta, sencilla y liberada a la vez. Porque quienes quieran saber sobre las relaciones hombre-mujer, y sobretodo conocer mejor a las mujeres, es un libro muy recomendado, y de lectura excitante, y además porque casi parece un manual de sexo, la exposición de la sensualidad en todas sus facetas, que hace que las relaciones puedan ser intensas y de fuerte interdependencia mutua, que casi lleva a la ninfomanía, viviendo plenamente el momento saboreando cada instante. La acción de los juegos amorosos, lo mismo ocurren en una ducha, que en un ascensor, o simplemente en un barco de recreo.

Trata de la historia de Laura, una atractiva mujer barcelonesa de mediana edad, culta y de mentalidad liberada, que trabaja de traductora, con cuatro hombres con las que tiene unas relaciones que como ella misma dice: empiezan bien, pero terminan mal; aunque con el último que parece con quien finalmente encuentra la estabilidad, no termina mal del todo, ya que termina felizmente. Dejando aparte a su aburrido exmarido Jaime, padre de sus hijos, que apenas aparece en su novela. Naturalmente sus relaciones extramatrimoniales no podían ser con hombres pedantes, egoístas, groseros, incultos, ..., y tenían que ser como mínimo ingeniosos, cultos, inteligentes, sencillos y humildes a la vez, que supieran hacer que ella se sintiera lo importante que era y que demostraran que la saben valorar como mujer, y con todo eso último no parecía importarle las edades.

El primer hombre, un tal Juan, es un hombre joven de las Islas Baleares al que conoce casualmente en un hotel y que le distancia bastante en edad de unos 15 años, y del que se enamora apasionadamente, y ambos tienen una fuerte relación carnal, digamos una intensa aventura amorosa. La cosa termina precisamente por eso: porque ella desconfía de esa gran diferencia de edad. Con el segundo hombre, de nombre Raúl, de edad más cercana, y compañero de trabajo, tendrá una relación que terminará siendo destructiva debido a las maneras brutales de hacer sexo que él tenía y que no la satisfacían a ella, ya que la tomaba en plan salvaje, en plan animal, con esa falta de delicadeza en los juegos sexuales que terminan decepcionando a las mujeres. Con el tercero, un tal Fidel, un intelectual de unos diez años mayor que ella, tendría una relación mucho más serena, pero terminaría por algo que quizás podríamos decir que fue el aburrimiento y el desinterés por parte de él. Con el último, Alex, que además es primo de ella, llegaría el verdadero amor, quizás debido a que tenían mayor coincidencia en las cosas afines, aparte de una oscura historia familiar sobre su abuela que había hecho que al final se reencontraran la familia (y quizás de esto viene el título). Digamos que al final con su primo Alex, que naturalmente no se iba a entregar menos de lo que ya se entregó completamente sexualmente con los otros hombres, acabará teniendo el añadido de un amor más platónico.

Es un libro que recomiendo, y si no lo encontráis, pedidlo y encargarlo, porque si os interesa el tema de las relaciones sentimentales y el erotismo, os gustará. Ya que descubriréis que es imposible olvidar a aquella persona con la que has tenido mucho sexo, explorando todas las posibilidades, todos los juegos sexuales imaginarios, buscando novedades sexuales que le llenan a uno...., lo que crea fuerte dependencia en ambas partes, y por eso quizás sexo es amor y viceversa. Como la misma autora describe en un párrafo de su novela: “Alguien dijo que el amor es como la luna, o crece o mengua”. Y yo personalmente añadiría: el amor es como el fuego, hay que echar leña continuamente para alimentar la llama.

En medio de tanto hambre y tanto festín sexual, la autora no deja de expresar lo que realmente desean las mujeres, más allá del simple placer físico y sexual, en un párrafo de la página 165, por medio de una carta que Laura le escribe al escritor Fidel, que dice textualmente:

“.........Si fruto de esta reflexión uno decide que quiere vivir acompañado, habrá de decidir cómo quiere que sea su acompañante. Qué está dispuesto a dar y qué es lo que espera recibir. Yo, ahora, tengo claro que si decido estar acompañada, necesito alguien a mi lado que me haga sentir deseada, querida, especial para él. Necesito alguien que me haga el amor. Que me abrace con fuerza. Que me bese como si me quisiese robar el alma. Que me haga estremecer hasta lo más profundo de mi ser, haciendo nacer el deseo que despierta la pasión y te embota los sentidos hasta que sólo quieres ahogarte en los labios del otro...................”

En fin, que es una novela excelente, y que se la recomiendo a todos los seguidores de mi blog, y a todos mis contactos de facebook.