domingo, 28 de noviembre de 2010

EN CATALUÑA EMPIEZA LA DESMEMBRACIÓN DE ESPAÑA




Las elecciones catalanas del pasado 28-11-2010, evidencian que es muy posible la independencia de Cataluña. Al partido vencedor, el nacionalista CiU le faltan 6 votos para alcanzar la mayoría absoluta, aunque pudiendo gobernar en minoría, lo tendrá difícil de sacar iniciativas legislativas si no pacta con terceros, o la aritmética parlamentaria le resulta favorable gracias a las abstenciones o votos en nulo del resto de formaciones políticas, modo al que tuvo que recurrir el ex presidente Jordi Pujol la primera vez que ganó las elecciones catalanas, pero sin mayoría absoluta, pero con el apoyo de ERC. El partido que logre colocar a uno de sus miembros como president del nuevo parlament, será el partido que se supone más apoyará a Mas en la presente legislatura catalana.

En una primera lectura, en lo social, las cosas parece ser que seguirán aparentemente igual: los impuestos seguirán su escalada progresiva (o por lo menos no bajarán), la inmigración seguirá silenciada y descontrolada (con todos los problemas sociales y de convivencia que acarrea), y los parados seguirán siendo olvidados (aunque un gobierno de CiU será más comprensible con el mundo empresarial, que lo que ha mostrado ser uno del tripartito).

Artur Mas, para disponer de la mayoría absoluta, como mínimo necesitará los votos de ERC, que como ya se sabe, dijo en la pasada campaña electoral que sólo apoyaría a quien aceptase y materializase su propuesta de un referéndum para la independencia. No hay que olvidar que CiU (que en su día colaboró en redactar la actual Constitución española vigente a través del histórico convergente Miquel Roca i Junyet, y que pidió el voto afirmativo para esta en el referéndum del 6 de diciembre de 1978), nunca ha ocultado sus deseos y propuestas de autodeterminación, que es lo mismo que pedir la independencia de Cataluña. También podría contar con los votos del independentista ex presidente del Club Fútbol Barcelona Joan Laporta (que ese ya sabemos que ha basado su discurso exclusivamente en la independencia), o con los votos de Ciutadans de Albert Rivera, un posible aliado antinatural ya que son como una rama rebelde y escindida del Partido Popular descontenta con las pautas y la línea pasiva que marca el aparato madrileño de Mariano Rajoy. Y no digamos que el PSC-PSOE, el PP,y los verde-comunistas, que son como las tres más feas, que el pretendiente Artur Mar seguramente ni pensará en sacarlas a bailar.

Algunos otros partidos no han logrado representación, a pesar de su intensa actividad y sus propuestas diferenciadas, como la Plataforma por Cataluña de Anglada, el Reagrupament de Carretero, o Alternativa de Govern de Negrera. Casi diría que los resultados electorales han sido inversamente proporcionales al dinero empleado y a los medios derrochados en la campaña, sin ocultar que los medios de comunicación social, como la televisión y la prensa, los han estado ignorando totalmente y de ese modo no han llegado a conocimiento del electorado. Pero dada la extensa división de los poderes en nuestro país, algunos de estos podrían lograr importante representación en las elecciones municipales del próximo año, que configuren un mapa más representativo de la división del poder político en Cataluña.

A la vista de toda esa lectura, saco la conclusión de que es muy próxima y cercana la independencia de Cataluña, y que algo va muy errado en la política española donde los derechos de cada ciudadano no son los mismos según la comunidad donde resida, como para que por primera vez las posibilidades de la independencia catalana son muy tangibles, y a este paso es muy posible también que en el resto del territorio español empiecen a seguir este paso otras comunidades interesadas en independizarse donde el peso de los partidos nacionales son muy escasos. ¿Se partirá España y se transformará, por ejemplo, en algo parecido a lo que quedó del Imperio Austro-Húngaro, quedando tan sólo la actual Comunidad de Madrid con lo que queda del resto de todo lo que es ese territorio que hoy por hoy todavía se sigue llamando España?