domingo, 19 de diciembre de 2010

LA ESPAÑA DEL DESPILFARRO Y LA PICARESCA


En el día de ayer (18-12-2010) se inauguró el AVE Madrid-Valencia, cuyo coste se estima en unos 6.600 millones de euros. Es sólo una muestra de los que van a venir a continuación, y con el despilfarro de unos presupuestos galácticos que nos va a pasar factura a todos los contribuyentes españoles. ¿Pero realmente era necesaria este tipo de inversión, cuando el país está sufriendo una grave crisis económica que ha creado unos cinco millones de parados y ha afectado indirectamente a muchas otras millones de familias?. Con el agravante, además, de que los servicios ferroviarios tienen fama de ser deficitarios (es decir que no generan beneficios, pero sí pérdidas que han de cargarse al erario público), aparte de tan mal servicio, que ha procipiado la preferencia de autobuses y camiones en los transportes por parte de particulares y empresas. O sea que parece más un servicio para uso de algunos privilegiados el día de su inauguración como el Rey, Zapatero, Rajoy, Blanco, Camps, etc…., pero para lo demás, completamente inútil en su conjunto. Si a esto hay que añadir que el gobierno va a retirar la ayuda de los famosos 426 euros a los parados que agotaron las prestaciones a las que tenían derecho, la injusticia de los políticos que lo consienten está totalmente servida. En el próximo febrero el gobierno retirará la susodicha ayuda, y para entonces la cifra de los parados que quedarán desamparados de protección superará los 700.000, e incrementándose. Pensad que tan sólo con el dinero que ha costado el AVE Madrid-Valencia, se podría ayudar con 426 euros mensuales por un período de casi 2 años, a los 700.000 parados desamparados que llegaremos a tener en febrero. ¿Dónde está la justicia social?, ¿dónde está el sentido común de los políticos?, ¿cómo puede consentir un presidente del gobierno eliminar la ridícula ayuda de los 426 euros, y al mismo tiempo permitir despilfarrar el dinero de los contribuyentes en obras faraónicas de líneas de AVE por todos los rincones de España?. ¿Es correcto despilfarrar en obras públicas y al mismo tiempo dejar en la miseria a cientos de miles de parados y sus familias?. ¿No hubiera sido más razonable repartir el dinero de las obras públicas entre la gente necesitada, mientras se van suprimiendo las malas leyes y los malos impuestos por otras normativas más adecuadas que hagan posible la auténtica creación de puestos de trabajo y con ello se genere la riqueza que nuestro país necesita, al tiempo que se espera que escampe la crisis?.

Y mientras tanto por todo el país, en los pueblos y ciudades por las noches se llenan de indigentes esperando que cierren los supermercados y los restaurantes esperando recoger las sobras de la comida que dejan en los contenedores de las basuras. A otros, el hambre les agudiza el ingenio, como reza el viejo proverbio de nuestro país de la picaresca. En este vídeo podéis ver cómo se las ingenian un grupo de jóvenes sin trabajo para robar en una farmacia las carísimas cajas de alimentos para bebés así como pañales, tan sólo usando la chica una falda grande para disimular. Cuando hay tanto extranjero en la cárcel, cuando hay tanto parado suelto por la calle sin ayuda alguna y sin esperanzas de encontrar un trabajo mínimamente digno, no es de extrañar que episodios como este empiecen ya a ser algo habitual en nuestro país. En fin, un vídeo para invitar a reflexionar sobre las injusticias y las vergüenzas de nuestro propio país.

video