sábado, 1 de enero de 2011

EL EFECTO DOMINÓ DE LA SUBIDA DE LA LUZ Y EL COCHE ELECTRICO


Para iniciar el año nuevo 2011 que estrenamos, el gobierno va a subir las pensiones el 1,3% (el 2’30 % para las que considera las pensiones más bajas), y en el mismo porcentaje el salario mínimo, cosa que teniendo en cuenta la inflación, que ha sido superior al mencionado incremento de pensiones y salario mínimo, de ninguna manera representa subida de poder adquisitivo, aparte de que, por ejemplo, la subida de la luz en casi un 10% hará un efecto dominó que subirá el precio de otras necesidades básicas, lo cual disparará la inflación, empobreciendo aún más al conjunto de la población.

La explicación de esto está en que el gobierno tiene que sacar dinero de adonde sea y recaudar por otras vías y no se le ocurre otra cosa que aplicarlo en las necesidades básicas: electricidad, gas, carburante, el agua, alimentos, bebida, tabaco, transporte público, etc…., que al subir su precio, automáticamente supone otra subida en beneficio del gobierno a través del IVA, que ya subió el pasado julio (cuanto más caro un producto o servicio, más se recauda por IVA). Es la manera camuflada de decir que no han subido los impuestos, pero que han subido los precios por otras razones aparentes. En otras palabras: gravar las necesidades básicas de los ciudadanos, es recaudación segura (y eso que no han tenido bastante con los abusivos incrementos de las multas y otras nuevas formas de esquilmar a los ciudadanos).

En el precio de la luz, menos del 50% son los costes del consumo (producción y mantenimiento del fluido eléctrico), mientras que el resto son impuestos que engrosan las arcas del gobierno, para subvencionar entre otras cosas, los inútiles disparates de subvencionar las “energías renovables”, de dudosa eficacia, coste y ahorro energético, y para rebajar algunos de sus numerosos déficits creados.

Para comparar, en Francia, país que tiene una renta per cápita mucho mayor que el nuestro, con una media de sueldos dos o tres veces los normales de aquí, tiene poco más de 30 centrales nucleares en pleno funcionamiento que producen electricidad (y que además exporta a otros países vecinos, incluido el nuestro), el precio de la tarifa de la luz es la mitad o menos que lo que nos cuesta aquí. Y aquí, como unos imbéciles, lo que supuestamente pretendemos es cerrar centrales nucleares, cuando nos hacen más falta, por lo baratas que son, y porque además pueden ser tan seguras que en caso de que se estrelle un avión terrorista o se produzca un terremoto, no puede afectar al reactor. Pues pensad que si explota una en Francia, como ocurrió en Chernobil (Ucrania), igualmente nos afectaría, y a decir verdad hoy por hoy prácticamente no existe este riesgo si se toman las necesarias medidas preventivas, cosa que tienen muy presente los franceses. Con ello quiero decir que para tener electricidad barata, España necesita construir unas pocas más nucleares (que además crearían esos puestos de trabajo que buena falta nos hacen), por no decir las “renovables” que ya se ha comprobado que son carisimas y nada rentables, y que por ello necesitan las subvenciones del gobierno que al final repercuten en la factura de la luz.


El precio de la luz se está poniendo tan caro, que quizás se tendrá que volver a apostar por las velas, en vez de las bombillas. Están tomando el pelo y estafando a todos los ciudadanos. No se dan cuenta esos políticos torpes que el suministro de energía eléctrica es esencial para el funcionamiento de nuestra sociedad. Su precio es un factor decisivo de la competitividad de buena parte de nuestra economía de industrias, turismo y servicios, que consumen mucha energía eléctrica. Eso significa que esa subida indirectamente hace mucho daño en la competitividad, y repercute en la subida del precio de lo que se produce o consume. Es decir sube todo lo producido, y si además añadimos la subida de los precios de los carburantes se encarece el transporte y todas las cosas que necesitan ser transportadas. A todo eso se trasladara la subida del coste de ese 10% de electricidad, más lo que suba del carburante, el gas, el agua, etc…., que lógicamente se traducirá en más pobreza entre la población. En breve síntesis eso supone mas cierre de industrias endeudadas, más autónomos sin trabajo, más desempleados, y menos consumidores, y hasta acaso particulares que se quitan el contador de la luz y vuelven a los viejos tiempos de las velas y de la búsqueda de agua a la fuente con las garrafas. Con la contradicción de que si menos gente se abona a una distribuidora de electricidad, eso sólo puede conducir a que inevitablemente se tenga que subir aún más el precio de la factura eléctrica al resto de los abonados. ¡Qué bien que se preocupa por los ciudadanos ese gobierno!. Es una medida totalmente injusta y abusiva con tantas personas en el paro, con tanta gente angustiada que pasa dificultades para poder pagar a hipoteca, y con cada vez más indigentes buscando sobras de comida en los contenedores de basuras. En estos momentos lo que la gente necesita es que se cree más empleo para generar el dinero y la riqueza que el país necesita, no subir los impuestos que aún empobrecen más a los ciudadanos y asusta a los inversores.


Desde luego el precio a pagar no va a ser lo que “vale un café” como a dicho cierto ministro del gobierno, y menos cuando casi media España tiene serias dificultades para llegar a fin de mes.


Y eso de que a medio plazo el gobierno quiere coches eléctricos que no contaminen para el futuro: que en realidad es para cambiar la factura del petróleo, por la factura de recargar la batería. Claro, cuando se acabe el petróleo, se pretende recaudar por la vía de la factura de la luz cuando se tenga que enchufar muy a menudo el cargador de la batería. Y así está preparado el gobierno la nueva manera de implantar el impuesto camuflado, igual como lo hace con los carburantes. Muy listo ese presidente Zapatero para subir y crear nuevos impuestos, pero totalmente incompetente para poder crear nuevos empleos.

Mientras tanto conozcamos algunas de las razones por las cuales justifica esa subida de la luz por parte del ministro de industria Sebastián a través de ese enlace que he encontrado por internet, y que es de fecha reciente:

http://www.cincodias.com/articulo/empresas/Gobierno-dice-sube-recibo-luz-necesidad-responsabilidad/20101230cdscdiemp_5/