miércoles, 7 de septiembre de 2011

¿ARREGLARAN EL PARO?

Es curioso que precisamente ahora que nos encontramos en periodo pre-electoral, el PP que se ha pasado tanto tiempo callado y pasivo, por boca de su secretario de comunicación Esteban González Pons empieza a hablar de arreglar el paro: promete tres millones y medio de empleos para la próxima legislatura, lo que me hace recordar los famosos 800.000 puestos de trabajo que dijo Felipe González que iba a crear la primera vez que fue elegido presidente bajo el slogan “por el cambio” (curiosamente ahora empleando repetida palabra como slogan por parte del PP, cuando ya la había empleado el actual presidente catalán Artur Mas en la pasada campaña de los comicios catalanes), al mismo tiempo que por entonces para no quedarse más cortos los comunistas de Santiago Carrillo prometían un millón de puestos de trabajo (200.000 más que los socialistas). Un “cambio” que todos prometen, pero que la experiencia hasta ahora indica que termina en decepciones. Las cosas y las demagogias que hay que decir cada vez que las elecciones ya están convocadas. Y por si fuera poco también es precisamente ahora que el mismo Obama se preocupa de arreglar en paro en su país con un plan de 300.000 millones de dólares, como si ahora se estuviera poniendo de moda la idea de arreglar el paro. Curiosas buenas intenciones y muestras de preocupación, cuando ya hace mucho tiempo que los españoles vienen reclamando silenciosamente y por la pasiva que se arregle ya el paro de una vez por todas en nuestro desgraciado país. Hace ya unos pocos años que nuestro país tiene millones de desempleados que les vienen pidiendo a sus gobiernos que les haga el favor de ponerles a trabajar, que sea posible el curro estable, y que se acabe de una vez por todas con el paro. Pero siendo como son los políticos unas barrigas satisfechas y sobradamente saciadas, aparte de cobrar unos suculentos sueldos de escándalo por diversas fuentes (se dice que, por ejemplo, Mariano Rajoy como diputado, presidente del PP, y registrador de la propiedad, gana más de 500.000 euros anuales, un envidiable sueldo sólo superado por la presidente castellano-manchega Dolores de Cospedal) es difícil que se preocupen de verdad en arreglar el paro seriamente, pues han tenido todo el tiempo sobrado para hacerlo, los unos desde el gobierno y los otros desde la oposición, siendo muy pobre en aportaciones de propuestas y soluciones para arreglar la gravísima crisis de falta de empleo en España. Con esos sueldos tan grandes, a esta gente le es complicado saber lo que es pasar necesidades tanto de los parados como de los que tienen la suerte de conservar el trabajo aunque sea inestable y precario, saber lo que cuesta ganarse el pan o el sorbo de café con el sudor de todo el cuerpo, entender lo que es jugarse la vida por un sueldo miserable como les ocurre a más de la mitad de los españoles que se encuentran por debajo de lo que técnicamente se entiende por “umbral de la pobreza”. No saben lo que es no tener para comer, lo deprimente que es no tener trabajo, lo dramático que es no tener dinero para pagar la hipoteca y con el miedo de estar en cualquier momento en la calle, lo que es que se acabe el dinero antes de que termine el mes, las angustias de no poder pagarle el material escolar a los niños porque aquí la enseñanza no es lo gratis que se pretende aparentar, etc…, en definitiva que señores como Rajoy, Artur Mas, o Rubalcaba no saben lo muy putas que se pasa en estas situaciones, y ya les convendría pasar una buena temporada sin dinero y sin trabajo, para que les sirviera de reflexión sobre cuando podían hacer algo para arreglar el paro, y no se preocupaban de hacerlo seriamente. No saben esa gente de la política lo que es trabajar poco más de 10 horas diarias para poder traer un sueldo a casa, y lo desesperado que debe de ser cuando no existe ni esta posibilidad de currar esas malditas 10 horas para poder sobrevivir como ocurre con millones de españoles. Pareciendo que las clases de economía ya las tienen aprendidas en dos tardes, como señalaba cierto ministro, pero que mejor las podría enseñar cualquier sacrificada ama de casa española que sabe lo que es tener gente en paro entre la familia y la forma en la que hay que repartir los garbanzos.
“La faena bien hecha, no tiene fronteras” decía un cierto famoso slogan institucional de la Generalitat catalana hace ya varios años. Arreglar el paro ha de ser obra de todos, poniendo cada uno lo mejor de si mismo para poder ser capaces de ofrecer un servicio y un producto de la máxima calidad, con honestidad y buenas intenciones, pues la situación lo reclama, y no se puede seguir colaborando en el constante destrozo general por medio de la indiferencia, la irresponsabilidad y la picaresca, haciendo huelgas y protestas irresponsables que hoy por hoy ante la falta de dinero público y la enorme vergüenza de tener tal cantidad de gente sin trabajo, no vienen al caso. Existe en nuestro país una enorme deuda pública de casi un billón de euros, que hay que pagar, y no se puede tolerar que siga creciendo como un cáncer cada vez más grande y peor que nos lleve al desastre, y por ello hay que recortar los gastos innecesarios por todos los lados y acabar con la cultura de que todo lo paga el estado (es decir, los contribuyentes). Y cuando, por ejemplo, maestros y médicos se quejan y protestan, siendo de los estamentos sociales que menos trabajan y que más buenos sueldos cobran a costa de los contribuyentes, con todo el daño social que se hace con ese tipo de comportamientos, también tendrían que decir de dónde se sacará y quién pagará el dinero que supone todo esos costes de lo que reivindican (y eso, como no parece bonito de decir, no se dice, ya que esperan que se arregle tomando el dinero de todos, ya que está considerado que no es el de nadie, pero que sale de los impuestos que nos imponen a todos los ciudadanos). Y mientras tanto los parados, al no tener empleo público fijo, como es el caso de los maestros o médicos, no pueden protestar ni contribuir al daño social tan alegre e irresponsablemente.
Desde luego que está bien que ahora se preocupen de arreglar el paro, pero los políticos deberían de explicar un poco más de detalle y profundidad sobre cómo piensan hacerlo: si van a bajar los impuestos, sea el IVA, las cotizaciones o demás tasas; si van a hacer una política que facilite nuestras exportaciones y poner coto a ciertas importaciones de mala calidad como es el caso de los productos chinos; si se van a retirar de las dos guerras en la que estamos involucrados: la de Afganistán y la Libia, con el ahorro de dinero que ello supondrá para nuestro país; si por fin se hará algo serio para frenar la inmigración, facilitando los empleos a favor de los españoles sin trabajo y suprimiendo el despilfarro que suponen las ayudas públicas que los propios inmigrantes llegan a recibir de todos los lados, muchos de ellos sin haber currado nunca, sin haber aportado ninguna cotización, y sin haber dado siquiera ningún palo al agua, a costa de los impuestos que pagan el resto de los propios españoles, millones de los cuales también pasan por preocupantes penurias; si se suprimirán los costes en dinero público que reciben los sindicatos, la industria del cine, la prensa manipulada, los miles de funcionarios colocados a dedo, las subvenciones millonarias a ONG’s y países extranjeros, etc…, que se paga con el dinero de los impuestos de los españoles y no con el del bolsillo de los listos que de ello se aprovechan; si de verdad se suprimirán las diputaciones como propone Rubalcaba, para ahorrar dinero público; etc…, etc…, que en definitiva hay que explicar a los españoles todos y cada uno de los detalles sobre cómo se piensa arreglar el paro, la crisis económica y la enorme deuda pública, que juntos forman los mayores males que padecemos el país, y que hay que arreglarlo para que la confianza y la credibilidad vuelvan, y con ello las inversiones que el país necesita. Y hay que explicarlo ya de forma clara, porque para el próximo 20 de noviembre se celebran las elecciones generales, y sería bueno estar bien informado a la hora de emitir el voto. Veremos lo que pasa, aunque me temo que terminarán haciendo lo de siempre: mucho ruído y pocas nueces. Si por lo menos el sistema electoral consintieran las listas abiertas, en las que los candidatos hubieran de competir de verdad, explicando claramente a los ciudadanos sus pretensiones y sus ideas para solucionar los problemas.


COMENTARIOS DESDE MI CUENTA FACEBOOK:


Xavier Valderas López Me estaba preguntando: Si el PP gana las elecciones, ¿eliminarán la ayuda de los 400 y pico euros a los parados que agotaron prestaciones?. Claro que siendo un tema antipático y poco rentable electoralmente, no se ventila en la campaña.


Julio Gallego La exposición que haces es bastante completa comparto la mayoría de lo que pones.
En cuanto al paro pues mira si en una legislatura se ha perdido tanto paro también debería poder recuperarlo si no todo si una buena parte. La cuestión es como siempre si tienen voluntad política de hacerlo. Ya sabemos que los políticos por más que pregonen no hacen los empleos que se atribuyen tampoco el paro lo hacen ellos voluntariamente. (Soy bastante iluso). Pero con las medidas que toman se va hacia un lado o hacia otro. Paro o trabajo.
El paro se puede eliminar en unos días. Pero… ¿con que trabajo? Hace no muchos siglos los negreros se acercaban a las tribus de áfrica y cogían a todo el que podían para hacer esclavos. Trabajadores sin sueldo al servicio entre otros de los grandes terratenientes.
El esclavismo se abolió. Pero ¿ahora que tenemos? No es otra forma de esclavismo?
Se puede crear empleo y hacer empresas con unas compensaciones que conlleven un nivel mínimo de dignidad y bienestar para los que trabajan. Eso yo personalmente lo afirmo aunque no será en cuatro días. Pero para eso hay que tener voluntad política de hacer los cambios oportunos con la mente abierta. Y no estar supeditado a poderes ocultos o interesados que interfieran en esos cambios. Entre otras cosas los compromisos de los partidos existentes lo impiden
Hace bastantes años cuando estaba en el poder Franco España estaba peor mucha gente aun lo recuerda pero que grandes cambios han surgido para ¿tanta diferencia?
Primeo los presupuestos de entonces no eran la sombra de los de ahora nos cabreaba trabajar tantas horas con poco sueldo pero todos viviamos. El que quería se montaba una pequeña empresa y con esfuerzo salía adelante al pagar pocos impuestos. Al entrar los partidos el presupuesto estatal se multiplico por miles en nada de tiempo. De acuerdo que había que modernizar España reparar carreteras, hacer nuevas autovías … etc. Pero eso no como gasto extra por tiempo limitado vale. El tiempo que llevan con tanto presupuesto ya tenían que haber resuelto eso y muchas otras cosas. El gasto esta desmadrado desde hace décadas. Y un tiempo prudencial se puede aguantar pero no perpetuarlo. Después el enorme gasto en infraestructuras inacabable. Es la panacea de los políticos sin escrúpulos que de todo tienen que untar si no "no se hace". Comisiones y otras prestaciones a costa del dinero de todos. Estamos en un continuo estado del gasto intervenido más que si fuera en estado de guerra solo para hacer cosas innecesarias o no urgentes rebosando cualquier presupuesto por grande que este sea y cobrar comisiones por todo lo que se hace. Así nunca se terminan. siempre hay cosas en que malversar los fondos. A la ver las empresas que obran dignamente y funcionan con su iniciativa y trabajo cada vez están más empobrecidas y se poco a poco se ven yendo al garete.
Las multinacionales apadrinadas por políticos. Ya que se habla mucho estos días de Repsol. Por ejemplo para poder seguir funcionando en Venezuela... y en otros paisas cedió una parte a los estados donde estaba implantada pero cual es el pago. Aunque sea estratégica para España es empresa privada. Nos llenaron de trabajadores sudamericanos toda la geografía Hispana. Ojo no estoy en contra de los sudamericanos todas las personas tienen que vivir y hacer lo que puedan para ello. Pero no por beneficios privados o teniendo más derechos que los que estamos aquí pagando toda la vida laboral y mas. (Ya que a los de cerca de 45 años) no se les reconoce a veces los primeros más de diez años) porque no se tenía el control como ahora y las empresas no daban de alta a los trabajadores, no consta en ningún sitio) aparte de dejarnos sin trabajo.
Resumiendo para no enrollarme más que lo he hecho mucho.
El paro se puede arreglar por supuesto con esfuerzo cambiando la forma de hacer política y renunciando los políticos a las cacicadas que nos tienen acostumbrados y mirando un poco por la sociedad y me refiero a los españoles no a sus sociedades que ya han mirado demasiado.
La creación de empresas es necesaria y se puede hacer pero lo mismo hay que crear el caldo de cultivo para que se realicen y así todo si tantos egoísmos por parte de los que dirigen que son temporeros y arramplan con todo lo que pillan como algunos estarán poco tiempo lo primero es resolver lo que a ellos les interesa. Así va España así nos va a todos el capital al que tantas atribuciones huye y los que quedamos que somos los que financiamos el estado por una parte diezmados (/casi 5 millones de parados) y por otra los únicos a los que se controla y se exprime.
¡¡¡VIVA LA DEMOCRACIA!!! – (no su democracia “demos-desgracia”)malos hábitos fuera.

Xavier Valderas López Estupenda exposición que haces, Julio Gallego. Ojalá que todos hicieran comentarios tan ponderados y profundos como los tuyos, pues dan para reflexionar y enriquecerse en opiniones. Muchísimas gracias, y te felicito por tu larga y valorada aportación.

Julio Gallego Lo que es seguro es que Zapeteros y sus zapatos no solo no lo arreglan sino que lo incrementan de una manera tan alegre como se gastan y despilfarran nuestro dinero. que le importa a Zapatero los parados si el ya se queda con un buena paga de por vida la multiplicada por la que les quito atrabajadores perdiendo su trabajo y a jubilados .

Julio Gallego Carta a los cerriles políticos interesados siempre por el cambio pero no el que interesa al pueblo.
Ya basta de que los políticos se atribuyan el paternalismo de los ciudadanos. Señores solo son administradores temporeros y por cierto bastante malos; no administran como quiere el pueblo ni las empresas ni los trabajadores ni nadie. Ya es hora de que cambien de política. Política de la subvención porque si. Política de la precariedad perpetúa. Que esperan con esto que ¿el tener tanta precariedad y ningún futuro fuera de la política les estemos siempre agradecidos por las migajas que reparten entre los más desfavorecidos? Si primero nos lo quitan. Ustedes viven los impuestos que nos quitan y que todos pagamos cada vez menos gracias a su política de quemar todo lo que vale. ¿En aras de qué? Cada cambio que ustedes hacen va en el sentido de gente a la calle y a la precariedad es gente a la que se les quita el futuro o es mejor ¿que se vayan a trabajar a Alemania porque allí se les reconoce mejor que aquí? El caso es el cambio por el cambio como el refrán a rio revuelto ganancia de pescadores. Es que a ustedes no les interesa un rio en calma señores si no ¿porque actúan así? No será la continua política equivocada que ustedes “”PADRES DE LA PATRIA”” ¿aplican? Esperan que les demos las gracias por quitarnos nuestro dinero y ¿darnos a cambio unas migajas de lo que nos ha llevado? O esperan que se arruinen montones de empresas para que la gente vaya al paro y darnos una paga temporal de unos meses de paro o trabajo basura ¿por el trabajo de futuro como corresponde? Señores gracias por arruinarnos y darnos unos meses de paro a cambio. Ya todo va bien. A seguir en sus poltronas que ya han cumplido. Su sueldo está asegurado.