lunes, 25 de mayo de 2009

EL HUMOR DE MI BLOG: “LAS BUENAS LENGUAS”

Yo diría que las buenas lenguas son aquellas que son bien aprovechadas. Por ejemplo: cuando el marido llega a casa cansado tras la dura jornada laboral, nada apetece tanto como disfrutar de una buena cerveza fresca sentado en la butaca favorita. Pero ya se sabe lo listas que son determinadas mujeres, que para salirse con la suya saben hacer aquello que se dice de “buscarle a uno la lengua”. La lengua sirve para lamer, y todo aquello que queda lamido, queda limpio,….y si no os convenzo, observar lo limpios que quedan los gatos lamiendo. Pero no hay que pasarse tanto de guapa, porque pretendiendo que le dejen toda la casa limpia, al final ya no le queda para el mayor anhelo y muchas veces frustración femenina: que la limpien a una misma y ya podéis imaginar cómo. Eso me hace recordar la conocida y famosa cita histórica sobre que un jovencísimo General Napoleón Bonaparte, regresando de la campaña de Italia, le adelantó a su amante un rapidísimo mensajero con el siguiente correo: “Josefina, pronto estaré de regreso: no te laves que voy a lamente el coño con la lengua”, anhelos muy sensuales y románticos de un excitado enamorado. Veamos ahora un ejemplo del video que adjunto (advertencia: es picante e irónico, no siendo apto para quienes no aguanten emociones fuertes):




video

La pregunta, desde luego sería la siguiente: ¿si en la lata hubieran quedado algunas gotitas de cerveza, en qué parte del cuerpo las habría rociado la guapa lista?