sábado, 2 de mayo de 2009

MONOLOGO DE UNA VAGINA…


Era el título del estreno de una obra teatral de hace unos tres años, que me viene de perlas como título.

No es que me haya inventado la historia, pero me contaron el breve episodio, y por lo interesante e insinuante, aquí lo comento:

En una fría tarde de invierno, una mujer súper elegante y bella sale de la puerta de un carísimo hotel de 5 estrellas con un grado de alcohol en la sangre muy alto  (borracha, con una juma de esas brutales)...
 
Caminando tambaleante hacia su COCHE un BMW del año costosísimo trata de abrir la puerta con sus llaves, pero su estado se lo impide a tal punto que cae sentada al lado de la puerta del coche.

Patiabierta y sin bragas, observa hacia abajo y  lo único que ve es su parte íntima y comienza a hablarle:

Por ti tengo coche,

Por ti tengo joyas,

Por ti tengo dinero,

Por ti puedo tener al hombre que quiera,

Por ti tengo una mansión...

y de repente se empieza a mear... y replica

¡¡ No llores coño! que no te estoy regañando.... !!