jueves, 25 de febrero de 2010

EL BAILE DEL AGUA



Magnifico espectáculo acuático, donde el protagonista es tan sólo el elemento líquido, Unas tuberías colocadas con gran imaginación que hacen posible la exhibición de una especie de danza del agua, con toda armonía óptica entre sí. Me imagino una especie de compositor de fontanería que supo cómo disponer la colocación de cada uno de los tubos por donde debía de salir el agua, a modo de surtidor. Fontanero y director de orquesta, dos en uno, aparte el espectáculo artístico que nos regala la visión del agua chorreando en diversas maneras y poses. Algo que bien podríamos clasificar como arte. Vale la pena verlo y oírlo, puesto que es un regalo de la contemplación.

Es, también, un toque de atención sobre cómo deberían de adornar las fuentes de las plazas los alcaldes de nuestros municipios. Una muestra de belleza pública visual muestra la calidad de un pueblo, y se agradece siempre.

video