martes, 9 de febrero de 2010

LAS 25.000 DE MI BLOG

Cuando leáis la presente entrada de mi blog, posiblemente ya habré superado la nada desdeñable cifra record de 25.000 visitas, desde que se me insertó un contador, por allá en junio de 2009. Una cantidad impresionante, teniendo en cuenta que ni soy un personaje público, ni famoso. En realidad la cantidad de visitas deben de ser muchísimas más, teniendo en cuenta que ese blog mío nació en diciembre de 2008.

En realidad, no sabía exactamente lo que era un blog, hasta que lo descubrí unos pocos días antes de crearlo, y al poco de saberlo, decidí que iba a tener mi propio blog. Decidí que iba a tener mi propio instrumento en internet, donde dejara constancia explicada de mis cosas. Supongo que cada cual tendrá interiormente un montón de cosas que puede ir exteriorizando, y disponer de un blog propio da la oportunidad para hacerlo. Por eso toco temas de los más variados, explicados con un estilo propio, y sin ser asesorado por nadie, ya que de este modo la cosa sale de un modo más natural. Isaac Newton, el descubridor de la gravedad, en aquel episodio de cuando le cayó encima una manzana, mientras descansaba a la sombra de un manzano, dijo que para escribir y aprender, bastan con conocer las 28 letras del abecedario. En esto se basa mi principio de que mientras conozcas las letras, y con ellas sepas articularlas para explicar alguna cosa y hacerte entender, ya es más que suficiente. Porque como no tengo ni formación universitaria, ni mucho menos literaria o periodística, no tengo muy claro si existe como una especie de protocolo sobre la manera o estilo de escribir. Pero escribo a mi manera (como diría Frank Sinatra), y con que se me entienda ya tengo bastante, sin pretender pasarme de cultillo o pedante. Y por eso animo a todo el mundo que quiera tener su propio blog, a que escriban sin miedo, que aunque no tengan ni idea de gramática (yo ni tan siquiera me conozco ni una sola regla gramátical), ni de ortografía ( tampoco yo sé sobre ortografía, lo que ocurre es que recuerdo cómo se escribe correctamente una palabra por haberla visto escrita en una u otra parte), lo único importante es que se llegue a entender el comentario de tu publicación.

Internet es un invento todavía reciente, del que no todo el mundo conoce todas sus posibilidades. El disponer de un blog propio, significa que allá quedan escritos para la eternidad y al abasto de todos, todo aquello que dejaste escrito, y si estas cosas pueden ser de utilidad para alguien, es como una manera de permanecer para la posteridad en la memoria de los demás. Los antiguos faraones egipcios construían pirámides para ser recordados por la eternidad; pero pienso que los blogs que sean de más utilidad y que más gusten, serán recordados por todos los tiempos venideros, pues no pueden perderse, ya que no hay marcha atrás con el internet, y forma ya parte de la vida presente y futura, al igual que lo es ese invento de algo más o menos un siglo, que es el coche y que tanto ha impregnado nuestras vidas. Por ejemplo, si hablamos de los antiguos romanos, se sabe que el dictador Lucio Cornelio Sila, dejó escrita una extensa autobiografía sobre la deshumanizada vida que llevó para alcanzar el poder y la gloria desde la más extremada pobreza, pero que nunca se ha encontrado ni un solo ejemplar de ella. Conocerla, hubiera sido clave en conocer más a fondo la historia de la Antigua Roma. O que Cayo Julio César dejó escritos algunos libros de réplicas a otros libros que escribieron contra él sus rivales Marco Porcio Catón el Uticense, o Marco Tulio Cicerón; pero esos libros, que seguramente debían contener escritos muy interesantes, no se encontraron nunca, salvo su famoso “Comentarios de las guerras de las Galias”. ¿O no os parece extraño que tan sólo exista un libro sobre arquitectura de los antiguos romanos: “El Tratado de arquitectura de Vitrubio”, un libro muy sencillo, cuando los romanos eran verdaderos maestros en toda clase de edificaciones y construcción de ordenadas ciudades con todos los servicios, sean de abastecimiento de agua, o de cloacas, entre otras cosas?. Venga a saber que quizás estén escondidos en los archivos secretos del Vaticano, donde se sabe que existen un montón de libros censurados a lo largo de los siglos, pero que contienen escritos saberes claves que nos convendría de conocer. Con los blogs, cada cual puede escribir e ilustrar lo que quiera, y siempre quedará permanente para lo que está hecho: para que quede constancia, para compartirlo y para que otros lo vean y lo lean, y quizás saquen algo de provecho con esas lecturas, junto con sus fotografías o videos, que dejan testimonio de su autor. Los autores de los escritos somos mortales, pero esas obras escritas, llegan a ser inmortales, y en ese caso se quedan en el espacio virtual del internet para la eternidad, en la que cualquiera puede encontrar tu blog por la red, desde cualquier lugar donde exista un ordenador y una conexión al ciberespacio de internet. En este aspecto, si queréis ser alguien, y pensáis que tenéis algo interesante que decir y aportar, entonces cread vuestro propio blog, y explicad lo que os plazca, aunque sea tan sólo por pura diversión. En mi caso, escribir en mi blog, es como un simple aprovechable pasatiempo.

Existe un dicho que dice que no has tenido una vida interesante si no has hecho al menos tres cosas: plantar un árbol, tener un hijo, y escribir un libro. En mi caso se han cumplido las tres cosas, excepto que en vez de libro, tendríamos que decir blog. En principio ese blog mío no nació para estar solo, sino que se aglutinó junto a otros que forman un espacio común de blogs llamado MINUSFERA, donde están agrupados todos aquellos blogs en lo que escriben personas que están vinculadas o tienen algún tipo de relación con MIFAS (Minusválidos Físicos Asociados), la más importante entidad de minusvalidos de Gerona, y de Catalunya. Siendo la MINUSFERA un espacio común creado por el vicepresidente de MIFAS, que fue, también, quien insertó mi blog en el mencionado espacio, al poco tiempo de crearlo. Por eso, los que en principio os dirigís a la MINUSFERA, observaréis que allí también podréis encontrar mi blog, junto con unos cuantos otros que comparten ese espacio virtual común. Aparte de que en este espacio llamado MINUSFERA, desde hace pocas semanas tengo otro de mis blogs llamado “La tribu MIFAS”, que tengo propósito de meter allí los temas relacionados con MIFAS ( la entidad de los minusválidos gerundenses, de la que soy socio), y el otro blog dejarlo para otros temas menos inherentes al mundo del minusválido. Aunque lo curioso es que mi blog no goza de muchas simpatías ni seguidores dentro de la misma MINUSFERA, dándose el caso de que el propio creador de la misma, que en principio era seguidor de mi blog con todo el prestigio que representaba su persona tanto en calidad de vicepresidente de MIFAS como de creador de la MINUSFERA, dejó de serlo y lo abandonó como seguidor sin dar clara explicación, aunque lo mantiene en su espacio de la MINUSFERA (quizás sea porque el mío es el blog más visitado de toda la BLOGOSFERA dentro de la MINUSFERA, el exclusivo blog que recibe quizá más visitas él solo, que todo el resto de los demás blogs juntos de todo aquel conjunto de blogs que llaman MINUSFERA). ¿Será envidia?, ¿será que los personajes de la MINUSFERA elaboran blogs más bien cerrados, poco integradores, poco participes en los debates y en los comentarios, poco flexibles a los distintos puntos de vista, y con algunos personajes que quizás sientan aversión hacia la libertad de expresión ajena?. Es cosa sabida que los minusválidos exigen ser integrados y aceptados por la sociedad, pero aquí observo (como también he observado en facebook) que no se diferencian mucho de los no minusválidos: integran y aceptan tan sólo a la gente que cada uno desea, y a los demás los dejan como apartados al margen, por no decir marginados. Y supongo que dada la enorme diferencia planteamientos, no me es de extrañar que aparentemente no tenga ni un solo seguidor que forme parte de la MINUSFERA, a pesar de ser mi blog el líder indiscutible en visitas, siendo mis seguidores de fuera de este espacio virtual minusférico, y mis visitantes sobretodo de toda España, de buena parte de todo el continente americano, y de parte de Europa, con algunos casos aislados del resto del mundo. Podrán haber opiniones para todos los gustos, pero lo que en realidad dice si un blog es bueno o malo, son la cantidad de visitas que recibe. En otras palabras, si se hubiera convocado ese posible “premio MINUSFERA” que supongo que se debía haber celebrado el pasado enero (y desconozco por qué al final no se celebró), creo que el indicador que habría que decir cual es el mejor blog, debería de ser la cantidad de visitas que ha recibido. Pues al fin y al cabo, el mejor premio para un blog son su cantidad de visitas, y la calidad de sus seguidores, y yo mal les pese a los otros, ya tengo más de 25.000 , que seguramente se van a multiplicar exponencialmente los próximos meses.

Muchísimas gracias a todos los que me visitáis, los que sois mis seguidores, y los que abiertamente y con total libertad exponéis vuestras opiniones u comentarios (aunque casi todos lo hacéis a través de facebook). Sólo con total libertad de expresión es como nos enriquecemos y sacamos provecho del debate en los más variados temas.

En cuanto llegue a las 100.000 visitas, quizás haga de nuevo balance, aunque mi propósito es superar el millón de visitas. Hasta entonces, porque cuando llegue allí y si todavía no he encontrado en donde caerme muerto, eso si es seguro: os daré un millón de gracias a todos.