martes, 24 de marzo de 2009

ESAS MUJERES: “LA CRUELDAD DE LAS MUJERES”

videoAquí vais a ver una muestra sencilla y que se da con bastante frecuencia de lo frías, crueles, manipuladoras y calculadoras que suelen ser las mujeres, a pesar de sus miradas seductoras y de lo hermosas que son algunas. Las mujeres, como norma general, no aman al género masculino, ni son sensibles, salvo para los seres que paren (y algunas veces ni eso), algunos familiares o alguien por el que sientan algún tipo de admiración especial (aunque no siempre con fundamento). Mientras el género masculino por lo general puede sentir un sentimiento de interés, de atracción, y de amor muy fuerte hacia las mujeres, esos sentimientos apenas se dan entre el género femenino. Investigaciones científicas, desde los clásicos, pasando por Freud, y llegando a los actuales, en resumen concluyen con la supuesta teoría de que se debe a que el cerebro femenino está compuesto de complejidades muy complicadas, mientras que en comparación el masculino se da más para la lógica. Por eso, y desde los albores de la edad de las cavernas, casi siempre ha tenido que ser el hombre el que ha tenido que arrastrar la antorcha de la civilización, siendo la mujer casi siempre un sujeto pasivo, con muchísimas incapacidades, que la han relegado a un segundo plano. De no ser por ese intenso amor que el hombre siente hacia la muchas veces ingrata mujer, la especie humana se habría extinguido. Hoy en día, cuando se trata de buscar la posibilidad de una igualdad de género, sobretodo a base de leyes que priman los derechos femeninos, y de alguna manera discriminan los masculinos, se ha podido comprobar que el género femenino sigue siendo, como ha sido siempre, un género bastante pasivo, incapaz de coger y llevar bien las riendas del mundo. Y eso hace que de alguna manera, a cambio de ciertos roles, de ciertos servicios femeninos, los hombres brinden a las mujeres esa protección que al final ellas terminan necesitando debido a sus numerosas incapacidades. Para la mujer, el hombre es sólo un objeto del que aprovecharse, sobretodo en especie (léase dinero y derivados); y si no os convenzo, leed el ilustrativo libro de Esther Villar, titulado “El varón domado”: en él encontrareis muchos reflejos de los criterios de lo que las mujeres sienten hacia los hombres.

Puede que me equivoque, pero así lo han visto personajes históricos de gran prestigio: Napoleón, Nietzche,….y no enumero más, porque la lista de personas de gran calidad y prestigio que piensan así sería interminable. Ojalá que las mujeres cambiaran, vieran las cosas y actuaran con esa razón y esa lógica, que se da más en un cerebro masculino, aunque por el momento dudo de ello,…y en base a cómo son ellas, la clave está en saber cómo manipularlas, y no ser uno manipulado por ellas, que en eso último pueden ser más fuertes y más astutas que los propios hombres. Por ello la cruedad, y con ello, la maldad, es algo demasiado frecuente entre las mujeres. Tenedlo presente, y así ellas no se podrán aprovechar de vosotros.

Sé que algunas se sentirán aludidas injustamente, pero quiero aclarar que estoy hablando en términos generalizados. Ya sé que existen algunas mujeres que son la excepción, y que saben cómo tratar, cómo amar, y cómo hacer que se sienta importante un hombre,….pero son muy escasas por ese mundo. Cuando encuentras a una de ellas, se hace inevitable decir algo así como: ¡ toda una suerte de mujer ¡. A esas últimas, mi mejor beso y mis mejores respetos; y de las otras, no voy a llorar por ellas, por supuesto.

23 comentarios:

bonaventura-ayats dijo...

Valderas: Tots els teus comentaris són respectables, però també t'he de dir que algunes de les dones que conformen això que en diem la minusfera diuen que vas massa fort.

Jo diria que en tens més d'una molesta. Has d'afinar una mica quan parles de certes coses.

Lògicament això és la meva opinió i no passa d'aquí, però també has de mirar de tenir la clientela "els que miren el bloc" més o menys contents. En fi, em penso que era bo que ho sapiguéssis. Cuidat

Anónimo dijo...

Javier no te pierdas leer este enlace:
http://www.diccionarioweb.org/d/ES-ES/misogeno

XAVIER VALDERAS LÓPEZ dijo...

Hola Quim Bonaventura:

Contesto al teu comentari:

Crec que malament anem si hem de escriure pensant si ha de ésser del agrado dels altres, especialment dones. Penso que se ha d'ésser natural i escriure les coses tal com un les pensa, les veu, les reflexiona, i li surten. Si a alguna dona no li agrada el que pugui escriure en el meu blog, senzillament que no el llegeixi o que no hi entri, però ho que no es correcte es dir-li a un el que pot escriure o el que no pot, perque llavors ni seria un lloc on quadascú pot escriure o dir el que volgui, ni seria un lloc còmode d'estar. Si algú ha de dir "això es pot escriure, i allò no es pot escriure", llavors ja podem començar en pensar "adéu, minusfera". D'aquesta manera, segurament la minusfera morirà mica a mica i desapareixerà per si mateixa, i si no vols que així sigui, jo també et donaré un consell a tu: tolera la llibertat de expressió i no et deixis influir per unes dones que segurament elles mateixes no la toleraríem. Jo també he llegit varis blogs de altres autors de la minusfera, amb opinions que jo no hi estic de acord o que no me agradem del tot, però a cap he censurat, ni he dit que no me agradi, ni me he sentit ni molest, ni disgustat. Es més: considero cosa totalment normal la existència de altres punts de vista, que no tenen que ésser necessariament com els meus, i com a tals els respecto; i encara que no comparteixi certes coses publicades, el seu autor, fins i tot me pot caure simpàtic, simplement per el seu dinamisme, exemple i acció, perque considero una cosa molt bona i positiva que la gent escrigui i se expressi. Me entens, Quim?: jo no censuro a ningú, i no me afecta en res que altres persones pensin diferent sobre qualsevol tema, que a més els respecto. Però si me faria mal que tu fessis costat a unes dones que semblem tenir pretensions de censurarme, perque si no fos així, tu no me hauries donat aquest toc de atenció. De totes maneres, Quim, pots dir-me el que volguis, encare que en alguna cosa no pugui estar de acord, perque al menys el teu comentari me ajuda a reflexionar, i això últim es molt de agriar.

A més, a aquesta o altre dona a la que no li agrada el que escric, ningú li prohibeix que digui i expressi lliurement el seu punt de vista. Per què serà que tinc la sensació de que aquesta o aquestes dones només busquem com si volguéssim tallarme les mans per a no poder tornar a escriure?

Com jo ja vaig donar a entendre una vegada, suposo que tu ets el "amo de la minusfera", perque tu ets qui la va crear i va voler agrupar els blogs d'autors amb minusvalies oficialment reconegudes. Si vols tenir content a les teves amigues, me pots treure de la minusfera, perque jo seguiré escriguem el que vulgui, dient les veritats o les coses que cregui convenient de dir, sense pensar en si tal o cual persona estarà contenta. Es el meu blog, i no estic en venda, ni al servei de ningú, i menys per a tenir contentes a unes dones que segurament no sabem res de llibertat d'expressió.

Bueno, crec que el temps ja dirà a on arriba a portar tot això.

Gràcies per el teu comentari, i atentament et saluda, XAVIER VALDERAS.

XAVIER VALDERAS LÓPEZ dijo...

RESPUESTA AL COMENTARIO DE ANÓNIMO:

Fulana o Fulano de tal: he leído tu enlace, y he de deciros que os equivocáis. Yo no odio ni siento aversión hacia ninguna mujer. El odio es un sentimiento enfermizo, destructor, y a la par agotador, y la vida es demasiado breve como para dejarse llevar por un sentimiento así. Puedo comprender y suponer que a alguien le hubieran hecho mucho daño expresamente, y que despertara ese sentimiento tan negativo, y que entonces el odio tuviera su razón de ser, y que trabajara en satisfacer una venganza: la película “Daño Colateral”, que interpretó Arnold Schwarzenegger, en la que al protagonista le asesinan a su querida famila, es un ejemplo. Puedo sentir algo que no es ni amor, ni odio, y que es la indiferencia, y esto sería lo más correcto de decir. Pero no se puede negar que existen muchas mujeres llenas de malicia, en la que la palabra arpía seria la más adecuada para definirlas, como también existen otras llenas de estupidez, que la palabra ignorancia seria la más adecuada de emplear. Esas dos clases de mujeres son del tipo que más bien me causan indiferencia. Creo que cada persona, sea mujer o sea hombre, es como un espejo en el que se refleja el sentimiento que a la larga ella misma provoca. Por otra parte, afortunadamente, también existen y he conocido a algunas mujeres que las admiro profundamente, que las quiero y las sigo queriendo mucho, y que las respeto muchísimo. Se podrá hablar larga y extensamente de feminismo o de machismo, pero ambos tienen sus absurdos y sus tonterias, y es algo bastante común en la naturaleza humana los defectos y las imperfecciones. De todos modos, gracias por tu atención.

Anónimo dijo...

No me siento aludida, porque el artículo tiene toda la razón del mundo. Una de mis mayores preocupaciones es que mis hijos encuentren a una mujer adecuada, una de esas tan escasas que son capaces de amar y respetar a un hombre, buenas madres y esposas . De entrada en Occidente es prácticamente imposible encontrar algo que no sea féminas resabiadas, agresivas, soeces y muy pagadas de sí mismas. Vamos, que se creen divinas y no son más que mujeres típicas: poco inteligentes, incapaces de razonar, egoístas y mentirosas.
Que a mis hijos los libre Dios de esas alimañas. Todavía quedan mujeres en Europa del Este. En “Europa del Oeste”, casi siempre lo que hay son sacos de vicios con pendientes y tacones.

Anónimo dijo...

A ver, niña: ¿Es verdad o es mentira? Eso es lo que tienes que debatir. Venir con adjetivos “intolerante”, “ofensivo”, sólo demuestra que el artículo es ciertísimo.
La verdad es lo de menos para tí, como para la mayoría de las mujeres. Si no te halagan tus oídos con adulaciones, insultas y te revuelves como una víbora. Así que menos lobos, chavala.

Anónimo dijo...

Este artículo es absolutamente intolerable y ofensivo. Habéis rebasado el límite de la indecencia y la falta de escrúpulos. Sois lo peor de la Red, banda de misóginos.

Anónimo dijo...

Por desgracia le tengo que dar la razón al articulista. La mayoría de las mujeres son así. Pensad que desde que las mujeres asumieron responsabilidades en todos los campos, el mundo es un lugar menos seguro y mucho peor en casi todo. La mayoría de las mujeres ven al hombre como su enemigo, en vez de como al fiel esposo y al padre de sus hijos. La Iglesia sabe mucho de esto, si ha sobrevivido 2000 años ha sido por impedirnos que destrocemos sus estructuras con nuestros celos, nuestro afán posesivo, nuestras envidias y nuestra ambición sin límite. Imaginaos al cura si pudiera casarse, estaría más a expensas de su mujer que de ejercer su labor pastoral.

Anónimo dijo...

Dejo una pregunta…¿ si los hombres fueran los fecundados, el índice cruel de los asesinatos que cometen millones de mujeres matando al ser engendrado por una u otras razones siempre interesadas, sería idéntico?… Me temo que no.
Ivanla

Anónimo dijo...

Al menos ten la verguenza de cambiarte el nick. Porque si realmente supieras quien es la Señora Kent, Republicana, no tendrias la valentía de escribir con su nombre.
Victoria Kent fue la primera mujer que negó el voto femenino.
Y hasta ahi te digo.

Anónimo dijo...

¿El artículo es verdad o mentira? Eso es lo que tienes que demostrar. En cuanto a tu opinión sobre mi, no me interesa. No eres más que una mujercilla del montón, y esas ni valen ni cuentan.

Anónimo dijo...

Olga, me das pena, ¿como siendo mujer puedes estar de acuerdo con esta bazofia misógina? ¿Tan esclava eres de las estructuras machistas que nos han impuesto durante siglos? Para ti y todos los lectores de este panfleto horroroso, mi total desprecio. Os deseo lo peor viboras venenosas.

Anónimo dijo...

Una argumentación impecable, señor Observador. Efectivamente, esta fémina es una fémina típica y por tanto incapaz de argumentaciones lógicas. Sólo puede usar la amenaza, el insulto y la descalificación. Nada nuevo bajo el sol. El problema es que en nuestra decadente y hedonista sociedad, hay ciertos grupos muy poderosos interesados en dinamitar los fundamentos de nuestra civilización. Y nada mejor para eso que darle poder a las mujeres sólo por el mero hecho de serlo. Se les ha dado poder a seres mezquinos, rencorosos, cortos de miras e irracionales. Receta segura al desastre, del que sólo estamos viendo los primeros y amargos brotes.
Y muchas gracias por sus elogios hacia mi humilde persona.
Un saludo también para usted.

Anónimo dijo...

Señora Victoria Kent:
La verdad es que es usted ciertamente una “perdonavidas”, yo no creo en su superioridad moral que se autoatribuye a sí misma con la condescendencia de su perla: “me das pena”.
Como dice Olga, es muy facil descalificar a quien opina diferente por el mero hecho de hacerlo.
Ahora bien, la verdad es que el feminazismo rampante en esta especie de cubo de basura de país en el que vivimos, (por favor, disculpen la expresion), tiene realmente obnubilado el buen juicio de las mujeres que se creen, como usted, que pueden decir lo que quieran por “ellas lo valen”.
Pues no señora, parece que no es usted más que una simple cinta grabada de consignas feminazis que tenemos que soportar que se repitan hasta el más absoluto hartazgo y además sin un ápice de buen sentido y lógica.
Aun así me siento en el deber de conminarle usted a que nos explique de manera lógica las descalificaciones que nos escupe.
Explique de manera lógica el concepto “misoginia” y “machista” de su primer comentario, y por qué narices, nos desprecia usted por leer esta noticia.
Ilústrenos por favor, el concepto de intolerabilidad y refiera tambien, por qué este artículo le resulta ofensivo, teniendo en cuenta que en el susodicho, no se insulta a ningun colectivo, solo se hacen referencia a estudios practicados por personas versadas en estos temas.
Diganos qué es para usted la indecencia, puesto que al insultarnos a los lectores, no hace usted sino ponerse en evidencia y defina tambien el concepto de “falta de escrupulos”, concepto del que hace usted gala al insultar a todo aquel que lea el articulo.
Espero de usted que no sea lo suficientemente inteligente para articular un discurso como el que le pido que haga porque las mujeres como usted, que son la regla, no usan de una argumentacion lógica y respetuosa, más bien utilizan el insulto y la descalificacion como todo buen cateto de pueblo ignorante.
Ahora bien, puede ser que usted nos sorprenda con algun argumento interesante, pero a su elección lo dejo, y espero que si vd. tiene hijos, no tengan una esposa como usted, porque seran las personas más desgraciadas del mundo, se lo aseguro.
Un saludo para Olga, da gusto encontrar una mujer con la que poder comentar algo con un mínimo sentido de lógica y respeto.

Anónimo dijo...

Recuerda esto: millones de españolas, todavía jóvenes y sin hijos, no cobrarán pensión por muy trabajadoras que sean. ¿Por qué? Porque la Seguridad Social quebrará por la bajísima tasa de fecundidad de España desde 1980.

Anónimo dijo...

Recuerda esto: millones de españolas, todavía jóvenes y sin hijos, no cobrarán pensión por muy trabajadoras que sean. ¿Por qué? Porque la Seguridad Social quebrará por la bajísima tasa de fecundidad de España desde 1980.

Anónimo dijo...

PRRRRRRRRRRRRRRRRR!!!!
Nota: Onomatoyepa de “pedorreta gorda”.
Si quieres saber qué significa onomatopeya o pedorreta:
http://www.rae.es/rae.html
Ale.

Anónimo dijo...

Niña, cuidado que estás blasfemando. Tendrás que multarte a tí misma, jejeje… ¿cómo es eso de “una pez gordo”? Será “una peza gorda”, jajaja!!
Igual es gorda como una pesa de gimnasio…. quizás fea y peluda también.
¡No he violado ningún dogma de la “igualdad” que todas son palabras en femenino!
Para que te diviertas: mis hijos adolescentes han leído lo que has escrito y se han reído de tí, con caras de asco por lo que leían. Son adolescentes, es que estos hombres jóvenes…. se resisten a ser lobotomizados por las histéricas. Qué pena, ¿verdad? Pues mira, es lo que hay!

Anónimo dijo...

Disfrutad cabrones que ya os queda poco. He hablado con una pez gordo de Igualdad y me asegura que no llegais a septiembre. Sois una verguenza muy grande para la imagen de este pais.

Anónimo dijo...

Se dice “colecta”. A ver si resulta que la mona es más inteligente que tú, jajaja!! Ya te dije que me da igual tu opinión, no tiene valor alguno. No voy a entrar en el juego femenino de dar explicaciones sobre la vida privada. De mi vida digo lo que quiero y cuándo yo quiero. Bueno, tú no tienes alma de esclava, simplemente no tienes alma. Si no sabes a qué me refiero…. pues mira, un poco más de risas a tu costa.
(Y para ser este periódico una basura, lo sigues atentamente, jajaja) En fin, gracias por todos tus comentarios, sirven como una estupenda corroboración de que todo lo que dice el artículo es cierto.

Anónimo dijo...

No es por nada pero entre lo de que has hablado con “un pez gordo” y lo de “Elena Pizenbauer ya sé quién eres” te estás mostrando cláramente como una persona intolerante. Las únicas opiniones ofensivas e irrespetuosas que hay en éste artículo son las tuyas.
Sólo comento algo que salta a la vista, objetivamente.
Saludos

Anónimo dijo...

Olga, me das pena, debes ser una mujer bastante alienada para que este guste esta basura de periódico. Padeces el sindrome de Estocolmo y lo lamento. Querría ayudarte pero creo que estás feliz entre garrotes y mordazas. Pobrecita, si fueras una mona haría una colectación para comprarte un lacito. Tienes el alma de esclava y yo no. Y Elena Pizenbauer ya sé quien eres, eres la mujer de Caneda, el diputado del PP por Málaga. Sin comentarios.

Anónimo dijo...

El logro del feminazismo (dedicado a Viktoria Kent):
¿Cuál es el logro feminista para la mujer? ¿Cuál es el fruto real de tanta propaganda y tanta intervención política? Porque es evidente que el feminismo ha hecho que unas pocas mujeres, mal constituidas en su feminidad, medren y a base de bien en tanto que feministas profesionales, pero el grueso del colectivo femenino, el conjunto de mujeres, está pagando muy caro el éxito monetario de cuatro políticas y profesionales liberales. ¿Cuál es, en definitiva, el logro feminista para la mujer común?
Niñas de trece años, o pocos más, completamente emputecidas, tempranamente desvirgadas, usadas como sumidero sexual por cualquiera, aún antes de llegar a la mayoría de edad, analfabetas funcionales, víctimas de un sistema educativo que se preocupa más de su corrupción que de su formación, sin disciplina de sí mismas, chillonas, histéricas, intratables, con voz muy ronca y modales muy rudos, brutas, hostiles a toda forma de cultura, reacias al deporte, fascinadas por la moda zafia de hoy, por las compras, por la basura musical, maleducadas en una familia desestructurada o casi, sin saber siquiera cocinar, consumidoras de comida basura, alcohólicas de fin de semana, doctoras y catedráticas en sexo multicultural en retretes de discotecas, subempleadas y por fin liberadas del “macho”, cobrando 600 euros al mes por 45 horas semanales de trabajo. Prematuramente embarazadas, con 25 años y tres abortos a sus espaldas, con 35 y ni un solo hijo, con 40 y solas, absolutamente solas, ya divorciadas. Amargadas, infelices, con cara de ajo y pose patética.
¡Ahí tienes tu logro, feminazi!
http://circulo-identitario-nietzsche.blogspot.com/2010/11/el-logro-feminista_16.html