jueves, 25 de junio de 2009

EN LA MEMORIA DE ALBERT EINSTEIN


En estos tiempos convulsos que corremos, se me ocurre añadir un par de comentarios de Albert Einstein, el hombre que descubrió la teoría de la relatividad, en que se basaron los experimentos que permitirían crear las bases para fabricar la bomba atómica. Sabiendo que el presidente norteamericano Franklin Delano Roosevelt iba a lanzar las bombas atómicas para disuadir al Japón a rendirse y terminar la guerra, el científico le escribió rogándole que no las tirara, aunque el presidente no he hizo caso, y de ahí después le vendría su conocida frase de “La próxima guerra mundial se llevará a cabo con piedras”, porque los seres humanos que logren sobrevivir a una guerra nuclear, sin duda alguna se encontrarán en unas condiciones muchísimo peores que antaño los hombres de las cavernas. El personaje en su infancia fue un sujeto que tenía muchísimas dificultades para aprender y destacar en sus estudios recibiendo crueles reproches de sus maestros, pero con el tiempo se convertiría en un genio de la ciencia, quizás el científico más famoso de todos los tiempos. Por eso cuando en la escuela detectamos que algún niño no destaca en lo necesario en sus estudios, no debemos de olvidar que nunca se sabe si allí puede haber alguna especie de Einstein oculto, de modo que nunca debemos de subvalorar a nadie, cualesquieran que sean sus facultades físicas o mentales. Destacado luchador por la paz, Albert Einstein trató de exponer sencillas tesis sociales, como sencillas eran sus explicaciones científicas, dado que la sencillez era su lema. En este sentido os dejo con un par de citas de él: 1.- La palabra «progreso» no tendrá ningún sentido mientras haya niños infelices. 2.-Un estómago vacío no es un buen consejero político.

Los dos comentarios de Einstein para esos actuales tiempos convulsos provocados por la crisis económica, que también acompañan una crisis de valores morales, y una exasperante insolidaridad en el ser humano, son los que añado a continuación:

1.-"No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar "superado". Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias violenta su propio
talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia. El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin
crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla."

2.-“Si un día tienes que elegir entre el mundo y el amor… Recuerda: Si eliges el mundo quedarás sin amor, pero si eliges el amor, con él conquistarás al mundo”

No sé si en lo primero se inspiró en Hitler, y en lo segundo en Ghandi. Espero que estos dos comentarios de Einstein, nos hayan invitado a reflexionar un poco, desde la perspectiva y situación en la que se encuentre cada uno de nosotros. Son buenas y sencillas las dos reflexiones de Einstein, aunque reconozco que para mi caso personal, tengo mis propias limitaciones para aplicar, pese a lo positivo de los dos mensajes.

Y para finalizar, como nota de humor os dejo, además, con el video que exhibe el loro que dijo llamarse Einstein:



video