domingo, 29 de agosto de 2010

SIMULACRO DE EXPLOSIÓN NUCLEAR

Esta semana nos ha llegado la noticia del asesinato de dos guardias civiles por parte de los fanáticos talibanes en Afganistán, donde los militares españoles participan en tareas humanitarias por orden del gobierno, en una guerra inútil que no es nuestra guerra, y que ya ha costado inútilmente varias docenas de vidas españolas, así como la de varios miles de soldados norteamericanos y de demás países de la coalición internacional que participan en esa guerra que se supone contra el terrorismo fanático que pone en peligro al mundo los valores occidentales de la democracia, la libertad, y el respeto a los derechos humanos. A horas de ahora, ya nadie se acuerda del tema, ni del inútil sacrificio con los que nuestros militares han perdido su vida por una manera estúpida de llevar una guerra.

Quizás sería bueno recordar que el lanzamiento de los bombas nucleares en Hiroshima y Nagasaki, en Japón, pudo poner fin a la guerra mundial, debido al terrible potencial desvastador de las nuevas bombas. Pero las guerras que han venido a continuación sin uso de armas nucleares, tales como por ejemplo, las de Vietnam, la antigua Yugoslavia, o la actual de Afganistán, han durado demasiado tiempo, han supuesto demasiado e inútil coste económico a los países involucrados, y ha producido casi igual o mayor cantidad de victimas que si se hubiera lanzado una bomba atómica.

Si en el mundo llevamos muchísimos años de lanzamiento y pruebas controladas de centenares de bombas nucleares (y eso no aparece mucho en los telediarios), ¿no sería buena opción que países como Estados Unidos, Francia, o Inglaterra, escogieran un par de bombas nucleares de sus propios arsenales, y las lanzaran sobre los refugios de los talibanes, y de este modo terminar de una vez por todas con el peligro para la paz mundial que suponen los fanáticos talibanes, ahorrando más dinero del presupuesto militar, así como ahorrarnos también miles de vidas de soldados que están ahí por la fuerza para salvaguardar los supuestos valores de democracia, libertad y derechos humanos?. Sé que suena a locura, pero ¿no sería quizás la solución más acertada para salvar al mundo y poner punto final a esa maldita guerra, liberando al mundo, por ejemplo, de la represión hacia las mujeres que supone la forma de vida del régimen de los talibanes?



En el video que os adjunto a continuación, podréis ver un mapa mundi que va del año 1945 al 1998, ejecutado por un japonés llamado Isao Hashimoto, donde puede verse el año, el mes, el país (con su bandera), la cantidad de bombas lanzadas por cada potencia nuclear, y unos sonoros parpadeos de luces que indican el lugar donde se lanzaron las bombas atómicas en fase de experimentación. Advierto que no es un video-juego. Os impresionará y os parecerá increíble la cantidad de bombas nucleares lanzadas sobre nuestro planeta a lo largo de todos esos años.




También acabo de descubrir que existe un simulador del Coogle Maps, donde puedes escribir el nombre de la ciudad del mundo (por ejemplo, tu propio pueblo, o adónde de encuentres en ese mismo momento), escoger el modedo de bomba atómica y ver señalado sobre el mapa cómo más o menos quedaría desvastado el territorio de alrededor. También incluye un simulador de asteroide. Es como un juego: todo lo que tienes que hacer es sencillamente buscar un lugar, eligir el arma que acompaña en el menú weapons, y presionar con el puntero del ratón sobre "Nuke It!", sintiéndote como un loco presidente norteamericano, chino, hindú, o ruso, que conociendo las claves secretas del código del maletín nuclear, tiene el todopoderoso poder de pulsar el botón para lanzar la bomba y hacerla estallar en el lugar del mundo escogido.

Podemos ver algunas de las armas (aunque está escrito en inglés):

LITTLE BOY : 1945, EE.UU., La bomba de uranio de Hiroshima fue la primera nuclear utilizada en la guerra.

FAT MAN : 1945, EE.UU., La bomba de plutonio de Nagasaki fue la segunda nuclear utilizada en la guerra.

JOE-4 : 1953, la URSS, con nombre en honor a Joseph Stalin, lo que fue la primera bomba H soviética.

MK28 : 1958, EE.UU., Un locuelo vaquero se vio montar a esta bomba en la película Dr. Strangelove de Stanley Kubrick sobre el tema nuclear, con minusválido incluído.

TSAR BOMBA : 1961, la URSS, ésta fue la explosión más grande jamás producida en la historia.

B61: 1991, EE.UU., Una bomba nuclear moderna que puede ser transportado por un avión de combate.

DF-31 : 2001, China, Una bomba nuclear moderna transportada por un misil intercontinental.

IMPACTO DE ASTEROIDE: Hace miles de años, el impacto de un asteroide como este causó la desaparición de los dinosaurios.





La foto de la portada es sobre la más terrible de las bombas atómicas: la "Tsar" rusa,fotografíada desde el mismo avión que la lanzó, que también acompaño con nuestra de video. Y el video de abajo es la muestra del lanzamiento de una bomba nuclear desde un simple caza de combate, en la película "Aliens versus Predator", donde el gobierno norteamericano secretamente se ve obligado a lanzar una bomba atómica en el área donde se encuentran ambos monstruos aligenas. Enfín, que mi publicación de hoy, es para reflexionar un poco sobre el tema de las bombas nucleares, sus utilidades y sus inútilidades.