domingo, 12 de julio de 2009

LA CASUALIDAD DE UN MILAGRO EN VIVO Y EN DIRECTO

En un paraje del Nuevo Testamento está la descripción de que un tal Lázaro, conocido de Nuestro Señor Jesucristo, tras permanecer muerto cuatro días en una tumba, se levanta milagrosamente y anda, al pronunciar el Hijo de Dios las siguientes palabras: “Lázaro, levántate y anda”.

Pero lo que os adjunto en el video que viene a continuación, que lo filmó por casualidad un videoaficionado, supera todas las expectativas milagrosas de cualquier Lázaro levantado de la mano de Jesucristo Nuestro Señor. ¡Dios mío, qué dura debía tener la piel el tipo!

Para aquellos que no creéis en los milagros, lo que vais a ver, sí es un auténtico milagro:
video