martes, 5 de enero de 2010

¡SOCORRO! ¡QUE VIENE WAREN BEATTY!

Ayer por la noche, mientras cenaba, vi. por la televisión la noticia de que ha aparecido una biografía del famoso actor, productor, guionista y director de cine norteamericano Waren Beatty, en la que se señala que el famoso personaje tuvo unas 12775 amantes. Para que os hagáis una idea, eso supondría como si tomaríais una mujer distinta cada día, durante unos 35 años. Todo un record, teniendo en cuenta las dotes de seducción y la abundante creatividad de Waren en hacer películas que incitaban a reflexionar sobre los defectos de la sociedad norteamericana. A Mister Beatty lo recuerdo de la película “Bonnie y Clyde”, sobre una joven pareja de cacos; y de su interpretación de Dick Tracy, un detective de cómic, junto con la actriz-cantante Madonna. Aparte de ser el personaje que le robó la novia a Woody Allen, la actriz Diane Keaton. Fuera quien fuera la mujer que se topara con él, lo curioso es que prácticamente casi todas se enamoraban de él, fueran Jane Fonda, Annette Bening, Faye Dunaway, o la propia Madonna, por no mencionar, además, las otras miles de mujeres que fueron besadas y tomadas por el famoso actor. Lo curioso es que, por ejemplo, Madonna tiene guardadas las grabaciones de todos los “very important person” (VIP’s), que se fueron a la cama con ella, por sí acaso hiciera falta echar mano de ello en el futuro ante la posibilidad de que se quedara sin dinero –puesto que ella de jovencita conoció la pobreza-,....pero no tiene ninguna del listo Beatty, el cual todavía ninguna mujer ha conseguido chantajearlo. No sé exactamente a cuántas mujeres pudo llegar a tirarse ese pavo de Hollywood, pero la cosa era sin parangón. Teniendo en cuenta que la última cotización de la que tengo conocimiento de llevarse a casa por una noche a una prostituta de club, es de hace unos 6 ó 7 años, que era de unos 600 euros (aunque actualmente por la crisis ese precio habrá bajado a la mitad, o incluso más), teóricamente al actor le habrá costado unos 7.665.000 euros, una cantidad ganada sobradamente en su faceta de actor y productor, teniendo en cuenta que el último caché de Arnold Schwarzenegger ( tan sólo unos 10 años más joven que Beatty) interpretando la tercera entrega de Terminator, era de 30.000.000 dólares. O los 20.000.000 dólares cobrados por Tom Hanks, por su trabajo interpretativo de la película “El Código de Vinci”. Evidencian que la creatividad, seducción, y el dinero, son la combinación clave para seducir y enamorar a las mujeres.
No obstante, mujeres aparte, lo más extravagante que conozco del famoso actor, fue la vez que en su viaje en avión, para atravesar el Atlántico, lo que hizo es comprar todas las localidades, y al mismo tiempo hizo arrancar todos los asientos del avión que estorbaban, para permitirse el capricho de practicar footing dentro del avión, mientras el aparato volaba para llevarle de un continente a otro. ¿Os imagináis practicando footing dentro de un avión, como si fuera dentro de la pista de un pabellón deportivo, para poder manteneros en forma?. Pues eso es lo que hizo Waren Beatty, y por eso es alguien que no me deja indiferente.

Un gran hombre ese Beatty, ¡sí, señor!.