viernes, 29 de abril de 2011

ACOSAR AL EMPLEO SUMERGIDO SÓLO TIENE UNA CONSECUENCIA: MÁS PARO.

Acabamos el mes de abril y el gobierno ya nos han comunicado los datos trimestrales sobre el empleo: oficialmente somos casi 5 millones de parados (aunque en realidad somos mucho más que esa cifra). Como ya indique varios meses atrás en este blog, ese pronóstico al final ha terminado por cumplirse, y desde luego el dato es escalofriante. Situación muy dramática, de la cual el principal culpable es el gobierno por tener una rígida legislación en materia laboral y fiscal. Ya me decía una vez mi abuela hace unos 30 años; “no se puede vivir con tanta gente parada”. Y para contrarrestar el mal dato, el gobierno anuncia a bombo y platillo que ha aprobado un decreto con el que se da un plazo de unos tres meses para que las empresas sumergidas se regularicen, y terminado ese plazo, se iniciará una dura caza de brujas a los empresarios y trabajadores que viven del empleo sumergido, penalizando aún más las sanciones para esos casos. Craso error: esa actitud del gobierno nos puede llevar al riesgo de llegar a los 6 e incluso 7 millones de parados oficiales, y a un ocultamiento aún mayor de la economía sumergida llegando a niveles que podríamos llamar casi mafiosos. Mejor ejemplo hubieran dado en combatir el paro destinando ese dinero de los contribuyentes que despilfarran, por ejemplo, en los fabulosos sueldos de los controladores o pilotos de aviones, o en las millonarias ayudas a países extranjeros que a nosotros en cambio no nos benefician para nada.

En toda sociedad existe una masa de población activa que es trabajadora y otra que es parasitaria. En épocas de bonanza, normalmente la gente trabajadora está colocada en algún empleo, y las dificultades de algunas empresas en conseguir gente responsable y trabajadora les lleva a coger gente incompetente que podríamos calificar de parasitaria (gente vaga e inútil). En épocas de crisis, las empresas aguantan incluso a gente parasitaria por falta de liquidez en poder pagar indemnizaciones por despido, pero muchas empresas llegan al límite, no pueden aguantar y se van al garete, y con ellas sus empleados. En consecuencia, en épocas de crisis se forma una gran masa de gente trabajadora (gente de la buena) que se queda sin empleo, y a falta de encontrar otro de legal, muchas veces terminan ejerciendo un empleo sumergido, porque en esas condiciones de grave crisis económica-laboral cualquier trabajo que permita ganar dinero es bueno, sea o no sea legal. Y con ese trabajo se crea riqueza para el país y se hace que circule el dinero de las ganancias, sea legal o no lo sea, aparte de que en muchos casos hace que esos trabajos sean más competitivos al ahorrarse pagos de cotizaciones y demás impuestos, aunque para otros suponga una competencia desleal, algo que hoy en día que la economía se esta globalizando cada vez más a nivel mundial, no tendría sentido, puesto que en muchos otros países para comparar ni se cotiza ni se pagan impuestos a la hora de producir cualquier cosa que se termina exportando. Dicho de otra manera: el empleo sumergido da trabajo a aquellos que no consiguen un empleo legal, genera riqueza y con ello hace circular los dineros que permiten a otros sectores mantener sus empleos. Y trabajan en ello gentes con ganas de trabajar que no encuentran otros empleos legales, e incluso parados que cobran las prestaciones porque saben que una vez terminado el subsidio de desempleo van a continuar necesitando dinero y no se puede desaprovechar cualquier oportunidad de trabajo que salga. En consecuencia, si el gobierno cree que el problema del paro se va a reducir si se persiguen los empleos sumergidos, se equivoca: lo que va a conseguir es más paro y en consecuencia más pobreza a repartir ahora en unos momentos que lamentablemente hemos llegado en una situación en la que la mitad de los españoles ya viven por debajo de lo que se considera “el umbral de la pobreza” por no señalarlo en la indigencia.

La solución al problema del paro pasa por crear un marco legal donde se den toda clase de facilidades para crear empleo y oportunidades de negocio para los emprendedores y la gente con verdaderas ganas de trabajar y de prosperar, y que deje excluidos a los vagos, pícaros e inútiles. Eso significa reducir al máximo y progresivamente toda clase de impuestos y cotizaciones obligatorias, así como abolir toda clase de normativas que son como palos de rueda a la iniciativa creadora de puestos de trabajo. Quiere decir que exista un marco legal en el cual no se persiga a nadie que quiere trabajar de verdad y que quiera arriesgarse en crear algún autoempleo o negocio: por ejemplo cualquier interesado podría dedicarse a vender limonadas en cualquier esquina callejera, cualquier minusválido vender lotería en cualquier rincón del pueblo, cualquier persona llevar un cartel de anuncios por la calle, cualquier pandilla de jovencitos pudiera montar un chiringuito en la playa o cualquier joven pudiera venderles bocadillos, bebidas y prensa a los asistentes a las playas, que cualquiera pudiera usar su propio coche como taxista o medio de transporte de cualquier cosa, o que pudiera vender diarios por los semáforos (como hacían un grupo de parados vendiendo “La farola”,el periódico cuya venta estaba destinada a ayudar a los parados), que cualquier mujer pudiera dedicarse a la limpieza o cuidado de ancianos en cualquier domicilio,…y que cualquiera pudiera trabajar de lo que libremente quisiera sin ser perseguido por el Estado a través de sus impuestos y normativas, o por sindicatos según sus criterios corporativistas. Que se liberaran completamente los mercados y que cada persona trabajara libremente de lo que quisiera, sea en forma de autoempleo o a cuenta de un tercero. Eso llevaría a un sistema donde por lo menos se excluirían a los vagos e inútiles.

Seguramente que algunos se estarán preguntando que si hacemos las cosas así, ¿quién va a pagar las cotizaciones e impuestos para financiar todos y cada uno de los gastos del Estado, como las escuelas, hospitales, policías, carreteras, pensiones para los jubilados, etc…?. A esto le respondo que para poder pagar todo esto, antes alguien tiene que crear la riqueza para que genere ese dinero, y eso sólo es posible trabajando y consintiendo que la gente pueda trabajar libremente sea en un empleo que hoy en día se entiende por legal o sumergido, y que cuando menos trabaja la gente, más se empobrece cada día el país. Y que los impuestos justos de verdad son los impuestos indirectos, sobretodo aquellos que gravan el lujo y los caprichos que cualquiera se permite en malgastar . Es decir, hacer que pagen más los que más tienen o más caprichosamente gastan, en impuestos sobre la categoría del coche, el espacio y tamaño de la finca, las joyas, bebidas alcohólicas y tabaco (por considerarlos vicios), etc…, y en definitiva gravando todo lo que represente un lujo, no un objeto de primera necesidad. Incluso legalizando, por ejemplo, la prostitución, representaría muy buena fuente de recaudación, y podría grabarse por considerarse un servicio de lujo o caprichoso (al menos si se ejerciera en un lugar público, ya que la prostitución privada seguramente se escaparía a ese control fiscal). Esta es la política fiscal más justa, pues se hace que pague más el que más tiene y se puede permitir gastar tan caprichosamente, y recompensa a los que de verdad trabajan y con su esfuerzo aportan y contribuyen mucho a la creación de riqueza en nuestro país. Pero gravar a los ciudadanos por sus necesidades básicas (gravando básicamente sus necesidades de alimentación, vivienda, vehículo y derecho al trabajo -que además son derechos aparentemente constitucionales-), son aparentemente un robo y una injusticia.



Pero el caso es que lamentablemente todos los políticos se quejan de los fríos y malos datos estadísticos, pero nadie habla de soluciones. A ellos les convendría preguntarse: ¿es correcta y justa la legislación laboral vigente?, ¿el sistema de impuestos favorece la creación de empleo?, ¿es correcto consentir, mantener y ayudar a la inmigración, cuando millones de españoles y sus familias sufren las consecuencias de la falta de empleo?. Lamentablemente gobierno, oposición y sindicatos sólo critican y culpan a sus rivales, pero en verdad nadie abre los ojos en ver las verdaderas causas del paro, y la búsqueda de las soluciones adecuadas, y así estamos, cometiendo por ejemplo, la miopía torpeza de cargarse los empleos sumergidos que permiten sobrevivir y mantener a sus familias a mucha gente sin empleo estable. Y lo malo es que ningún partido político, sea gobierno, oposición, o sindicato ha lanzado una lanza a favor de proteger y tolerar el empleo sumergido que es el único medio de vida de cientos de miles de personas sin empleo estable y que de otro modo estarían condenados al paro. Tampoco nadie habla de qué hacer con la inmigración, otra causante del paro que sufren millones de españoles en su propio país. Nadie habla de soluciones, cuando las escalofriantes cifras lo reclaman, para mayor vergüenza y desdicha de nuestro propio país. Y mientras tanto los sindicatos dicen que es culpa de la reforma laboral del gobierno, la oposición dice que es culpa de la mala política del gobierno y que debería de convocar las elecciones, y el gobierno, por boca del vicepresidente Rubalcaba dice algo así como “hemos tocado techo; a partir de ahora empieza a crearse empleo, empleo, empleo,…”.¿A estas alturas siguen habiendo borregos tan tontos que se pueden llegar a creer esto?






COMENTARIOS DESDE MI FACEBOOK:

• Jesús Huete
Don Xavier, tras décadas de trabajar en este campo, puedo afirmar, y afirmo, que es la "delincuencia de cuello blanco" la culpable de la ruiina que abate el planeta y, especialmente, a este pifóstio de reinos de Taifas llamados "autonomías". Bancos y empresas constructoras son los culpables a quiienes nadie pone ante una justicia muda y sorda. Los grandes capitales llevan sin pagar impuestos desde la época del emperador Carlos I. O jugamos todos o la baraja hispana se romperá , generando un futuro incierto. La economía sumergida, como siempre, confirma que el número de parados no es tan alto....Si fuera un dato real te recomiendaría que te hicieras con un revólver de alta gama....
Hace 20 horas • Ya no me gusta • 1 persona

Jesús Huete
Los vagos e inútiles, sea por genética, sea por maldad ignorante, tienen derecho a comer..y sus hijos a preparar el futuro. Ramón Areces, fundador de El Corte Inglés afirmó toda su vida que las leyes que defienden la heréncia, tal como hoy están planteadas,son un isultante método para crear un tipo de mala gente de la que te olvidas: los rentistas que no dieron, ni darán, un palo al agua. Mételos en ese escalón de la estructura social que denominas "vagos e inútiles". Rcuerda la afirmación de un personaje de Machado: "Y vendrán los liberales, ta perros, tan inmorales"....
Hace 19 horas • Ya no me gusta • 2 personas

Jesús Huete
Que Zapatero es un gilipollas de alta gama no es nada nuevo, que Bono es más peligroso que un perro con rabia es conocido desde hace años pero, ¡ojo!, sé, conozco, cómo es Rubalcaba, formado en el colegio de El Pilar, cual Aznar y el tipo aquien regaló la Telefónica. Rubalcaba desprecia las propiedades materiales; es maquievélico, porque la vida real ha de gobernarse cual planteó el florentino, que no era ningún tipo maligno. Puedes aseguarar, sin miedo a equivocarte, que Rubalcaba es el tipo más inteligente e la política española, después de él nadie, y en tercer lugar poned a quien os apetezca....
Hace 19 horas • Ya no me gusta • 1 persona
Xavier Valderas López 30 de abril a las 15:27
Estimado amigo Don Jesús: agradezco tu inteligente y ponderado argumento torero. Es curioso que Don Ramón Areces, un pobre inmigrante español que se fue a Cuba a currar de dependiente, luego con sus ahorros que se trajo a España creó “El corte inglés), una de las más grandes empresas españolas y que mejor funcionan (qué raro que no lo llamara “El corte español”), dijera eso sobre las herencias, cuando dejó a dos riquísimas herederas de origen húngaro: las hermanas Esther y Alicia Koplowitz, casadas con aquellos dos de las gabardinas, expertos en pelotazos: Alberto Alcocer y Alberto Cortina (ese último que tuvo un lío de bragas con una tal Chavarri, antigua marquesa de Cubas). A mi me da igual los rentistas y los que tengan la enorme suerte de ser ricos, aunque sean parásitos vagos e inútiles (que no todos lo son entre las gentes asquerosamente podridas de dinero). Sino de lo que se trata es de que en nuestro sufrido país, cualquier ciudadano español que tenga ganas de trabajar, de luchar, de labrarse un porvenir, pueda tener oportunidades de ganarse dignamente la vida, cosa que el gobierno y las rígidas leyes actuales lo impiden. Existe mucha gente honrada y trabajadora que ha sido tocada por la crisis, y creo que deberían tener derecho a más dignidad y a oportunidades de trabajo que el propio gobierno les niega al consentir ese rígido sistema laboral que tenemos. Que los vagos e inútiles no trabajen, eso a mi me tiene sin cuidado, pero que por lo menos sus hijos puedan tener oportunidades para un porvenir docente ganado por el esfuerzo del trabajo. Se trata pues de que en nuestro país, a pesar de pícaros, curas y demás desgracias, pueda ser posible lo que llamaría “el sueño español”, a modo de copia del sueño americano: un lugar donde cualquiera puede prosperar trabajando. Pero este es el problema: aparte del enorme agravante del paro y la enorme pobreza que cada vez se expande más, es que tenemos un sistema económico-político y social en el cual no se deja trabajar a nadie: es más: al que trabaja lo penalizan por todos los lados: impuestos, leyes y normativas laborales absurdas, competencia desleal, corporativismos, etc.. etc…

Sé que Rubalcaba es un maquiavélico, un manipulador, un camaleón,….eso se le nota sobradamente nada más verle la cara, ver como se mueve y de lo que habla,…..pero carece de ese carisma y de ese despertar de pasiones que reclama el electorado español. Creo que una belleza tan sobriamente elegante como la castellana Maria Dolores de Cospedal arrasaría en las urnas, porque está probado que en nuestro país cualquier ignorante sirve para político (la única profesión de nuestro país que no exige ni carnet ni titulación alguna), y más si es de una enorme belleza, y eso mientras no exista un sistema electoral de listas abiertas en nuestro país. Rubalcaba, tan inteligente dice que a partir de ahora se creará empleo, empleo, empleo,…(no sé si lo dijo más de tres veces seguidas); pero por mi parte y sin temor a equivocarme, creo que sí puedo decir que mientras sigamos como estamos, se seguirá creando incertidumbre, incertidumbre, incertidumbre,….., por no decir paro, paro, paro,….por lo injusto del sistema montado, y eso que Machado demoniozara a los liberales, cuando socialistas, comunistas, anarquistas y fascistas…¡fueron peores!, si comparamos a uno de los países más liberales y poderosos: los propios Estados Unidos de América. Un saludo torero, compañero.

Jesús Huete 01 de mayo a las 0:11 Denunciar
Don Xavier, Ramón Areces no sé que tiene que ver con las hermanas de origen hebreo cuyo papá era alemán como mi exsuegro y con él trató.Y a sé su historia y la fundación en que inviirtió su pecunia; jamás supe que les dejara nada a las mujeres de esos dos estafadores.

Jesús Huete 01 de mayo a las 0:14 Denunciar
La señora Cospedal es un poco rarilla. Cotnrajo nupcias con un señorito andaluz sesentón (ni con viagra se lo hace), recientemente multado poR la CMV por choricear con las acciones de su empresa. Estos son malos y los otros son peores. y, de lo malo, malo, malo.....más vale una hóstia que un palo....

Jesús Huete 01 de mayo a las 0:18 Denunciar
Los EEUU de América no fué jamás un ejemplo a seguir. Allá siempre mandaron las mafias. Tiene más subsidiados que nadie para que no se les revelen en los guetos. El índice de pobreza es superior a cualquier estado esuropeo....Si dijeras Suecia en sus tiempos felices...