lunes, 15 de agosto de 2011

LA CRISIS DE LA DEUDA ESPAÑOLA, Y LAS RECETAS DEL VECINO ITALIANO


La Deuda Pública es uno de los principales problemas con los que se topa cualquier político, sea del color que sea, nada más llegar al poder, derivado por la mala gestión y falta de previsión de la anterior casta política, que se pasan el problema de las casi siempre vacías cajas de caudales de una mano a otra, cada vez que hay un relevo en cada una de las distintas administraciones.

Lo malo de este país nuestro (y bastantes más de nuestro entorno) es que existe una ley que permite endeudarse a todas las administraciones, con un límite que supongo que es hasta aproximadamente el 23% más o menos del presupuesto, si no ando equivocado o mal informado. Y esto es una ley de la que se han aprovechado toda la casta política, independientemente del partido, coalición, o cualquier otra agrupación electoral al que pertenezcan. Cuando se trata de la cosa pública, nadie tiene la virtud del ahorro: todos quieren hacer cosas, cumplir promesas, quedar bien,….pero todo esto no se regala: cuesta dinero y tiene que salir de algún sitio, que no es otra cosa que a través de los impuestos sobre los ingenuos ciudadanos, los ingresos por multas, o bien sacando al mercado emisiones de deuda pública, el pago de cuyos intereses terminan suponiendo que ya saldrán de los presupuestos del próximo año, sin saber si ese próximo año quizás no haya dinero suficiente para recaudar debido a cualquier crisis económica o imprevisto internacional que pueda afectarnos.

Muchos han olvidado completamente el viejo consejo de la sabia abuela de España: “Quien ahorra y guarda cuando tiene, tiene cuando quiere”. Pero resulta que en la cosa pública, prácticamente todos han estirado más el brazo que la manga: gobierno central, autonomías, ayuntamientos, consejos comarcales e insulares, diputaciones, comisiones y demás cargos europeos, etc…, tanto desde la época de la bonanza (que se lo gastaban prácticamente todo, y si no tenían bastante pues recurrían al fácil recurso de emitir deuda pública :letras, bonos y obligaciones del Estado, a través del Tesoro Público), como en la actual de crisis (que con menos ingresos por la multitud de empresas que van al garete y cierran y con ello se corta la recaudación tributaria), que tienen que ir a la desesperada a emitir más deuda pública que ya empiezan a encontrar dificultad en los mercados secundarios si no es subiendo los tipos de interés, ya que el mercado cada vez duda más de la capacidad de pago del Estado, aunque la garantía sea la del propio Estado. Y encima de recaudar menos, tienen el nuevo sobregasto de financiar las prestaciones de los millones de desempleados que por culpa de la crisis y del cierre de empresas se han quedado sin trabajo. En consecuencia, falta dinero que no logran recaudar bastante, y el dinero de las emisiones públicas que al final han de devolver con más intereses: lo que les lleva a las siguientes consecuencias: hay que hacer recortes por todos los lados, y además subir impuestos para recaudar ese dinero que toda cosa pública necesita para funcionar, que lo podéis notar por ejemplo, con la subida de la electricidad, del agua, de los carburantes (a pesar de la bajada del precio del barril Brent), etc… En lo que no piensa la casta política, es naturalmente en bajarse sus propios sueldos: más bien lo contrario, se los siguen subiendo alegremente, puesto que esa subida para ellos es una insignificancia al lado de lo que es todo el enorme déficit que tienen delante de sus propias narices, ¿y para qué se van a quedar tan tontos sin aprovecharse sacar para ellos una insignificante tajada del pastel presupuestario?). Y así es como estamos ahora, independientemente de que sea Zapatero, Rajoy, Mas, o cualquier otro político el que tenga las riendas de su propia cosa pública, sea gobierno central, o generalitat catalana, por citar tan sólo dos ejemplos. En consecuencia, el problema es la DEUDA PÚBLICA, y lo hipotecado que han dejado al país: a cada autonomía, a cada ayuntamiento, etc… Porque nadie ha querido ahorrar, todos han querido endeudarse tan alegremente, y ahora resulta que se tienen graves y delicados problemas de liquidez. En consecuencia, la crisis es una crisis de Estado, con el mayor de los cánceres crónicos que pueda tener: LA DEUDA PÚBLICA, y que hay que extirpar, aunque lo lamentable es que todavía el guapo de turno que espera ser el próximo inquilino de la Moncloa, o los reyezuelos taifas de cada autonomía, o la máxima autoridad consistorial no se atreven a decir qué medidas piensan tomar y aplicar para extirpar ese cáncer que corroe a la sociedad española, y si es que las toman, las toman en silencio, para no adquirir impopularidad ni quejas en la medida de lo posible. A esto hay que añadir también la crisis financiera: también se endeudaron y se arriesgaron irresponsablemente demasiado las empresas privadas, en especial las inmobiliarias, sin prever el pinchazo de unos precios demasiado sobre-especulados, cuyas consecuencias de impagos, de compradores hipotecados, y de gente arrojada al paro, ya se conocen. Es también una crisis de leyes y normativas irresponsables, que no dejan trabajar a la gente, ni arriesgar a los emprendedores, y por si no hubiera bastante, ahogándolos con excesivos impuestos, negándoles el legítimo derecho al beneficio dentro de un marco de libre competencia. Un problema gordo que requiere soluciones, pero que lamentablemente nadie se atreve a hablar de soluciones

Todo esto quiere decir que para extirpar ese cáncer, hay que recortar por todos los lados, para acabar de pagar la deuda, y reducir el déficit, hasta llegar, como mínimo a un equilibrio que permita repuntar de forma estable a la economía y volver a crear puestos de trabajo y con ello riqueza que haga circular nuevamente más inyección de capitales. Eso significa recortes en educación, sanidad, subvenciones a inmigrantes y países extranjeros, venta de todas las empresas públicas, despido de funcionarios improductivos, etc… De esto se están dando cuenta los países, y en esta línea entran, por ejemplo, ese sector crítico del partido republicano que se llama “Tea Party”, contrario a la política de endeudamiento de Obama. Y es que a la larga todas las políticas de endeudamiento acaban mal, hasta llegar a un punto de que lo que queda de riqueza de un país, ha de ir para pagar los intereses y la misma deuda, no para reinvertirlos en crear puestos de trabajo y riqueza, que esto último es la manera correcta de hacer las cosas, y ahorrar para los posibles imprevistos. No es de extrañar que existan estas convulsiones en los mercados actuales, con fuertes vaivenes bursátiles, aunque tendiendo a la baja.

Esta semana pasada ha llamado la atención, por ejemplo, algunas de las medidas que pretende aplicar el primer ministro italiano Silvio Berlusconi para reducir la deuda pública de su país y tranquilizar a los mercados de la deuda pública:

Suprimir 36 provincias y unos 50.000 cargos políticos (teniendo en cuenta que tiene unos 90.000 cargos para una población de unos 57 milllones de habitantes), eliminado más de 1000 ayuntamientos. España tiene unos 76.768 cargos públicos para una población de unos 47 millones de habitantes. Las administraciones de Italia son muy parecidas a las de España, y siguiendo la misma idea de Berlusconi, se podrían reducirse considerablemente sustituyendo las provincias por las simples divisiones territoriales autonómicas. Y los ayuntamientos agruparse y formar un número cada vez menor, tal como ocurre en Alemania o Inglaterra, donde con mayor población que España, sus ayuntamientos se cuentan por unos pocos dos o tres centenares, cuando aquí en España somos más de 8100 ayuntamientos, de los cuales unos 2400 tienen menos de 500 habitantes, pero con los alcaldes cobrando los sueldos que a ellos les interesa, y que en algunos casos son superiores a los de cualquier alcalde de capital de provincia, muchos de los cuales cobran incluso más que un ministro. En realidad en España casi podría afirmarse que sobran dos tercios de los cargos políticos, y eso supondría un ahorro muy considerable de varias docenas de millones de euros, que ayudarían a reducir muy considerablemente nuestra desbordada Deuda Pública. Naturalmente que muchos partidos políticos estarían descontentos (eso ya lo han mostrado en Italia), pues viven de los cargos públicos, y tratarían de poner toda clase de palos a las ruedas a todo aquello que afecte a sus intereses. Por eso, Madrid, el ayuntamiento más endeudado de España, sigue aspirando a que sea la sede de los Juegos Olímpicos de 2020, aunque tenga que malgastarse otra nueva burrada de dinero; los alcaldes y concejales se siguen subiendo escandalosamente sus sueldos; la Generalitat catalana, por ejemplo, tendrá que pagar en 2012 sólo por intereses de su deuda, más de 2000 millones de euros,…y un etc..que se haría muy largo.

El caso es a ver quien es el guapo que en España se atreva a hacer lo mismo que “Il Cavaliere” italiano. En Italia todos saben que el polémico jefe de gobierno italiano, aparte de su buen gusto por las mujeres jóvenes y su fama de “viejo verde”, es un empresario hecho a sí mismo que sabe cómo se han de crear las empresas para poder salir de la crisis, y eso de que en su país la economía puede llegar a ser en un 60% sumergida e institucionalmente tolerada, y con la mafia detrás y todo. El carismático Silvio Berlusconi arriesga y apuesta, entre otras cosas, porque sabiendo que no se va a presentar a la reelección, por lo menos un último servicio a la causa de su patria seria dejar la bota italiana en mejores condiciones, limpia de deudas, y con mejores posibilidades para la creación del empleo y el relanzamiento de la economía que es lo que más falta hace para que prospere su país. El tiempo dirá cómo cambian las cosas, si el cinturón tendrá que apretarse más para luego aflojarlo, pero una deuda será siempre un cáncer crónico para un país, y mayor cuando mayor sea esa deuda. Nos ocurre por irresponsables manirrotos, despilfarradores y malgastadores, lamentable vicio de la casta política española.

NOTA SOBRE SILVIO BERLUSCONI: Es apodado Il Cavaliere («El Caballero») por habérsele concedido en 1977 la Orden del Mérito al Trabajo, que conlleva el tratamiento de caballero. Por eso le llamo “Il Cavaliere” (y eso de que se le considera el hombre más rico de toda Italia).





COMENTARIOS DESDE MI CUENTA FACEBOOK:

Marisa Quel Franco el sueldo de los funcionarios , llamados ·"politicos", produce cuanto menos , sonrojo....

Jesús Huete La divsión en provincias, las diputaciones y los ayuntamientos de pueblos casi deshabitados son instituciones rancias e innecesarias. Y carísimas....Hace más de veinte años lo propuso García de Enterría, pero se hicieron los sordos....Les quería quitar el carguete....

Jesús Huete Ls Veguerías son más racionales; que no siempre hay que darle caña a Cataluña....

Xavier Valderas López Lógico: ¿quén es el guapo que quiere que le quiten el caramelo?

Marisa Quel Franco yo¡¡¡¡¡¡¡ jjajajajajajaja

Jesús Huete El periodo de hambruna real que nos espera les hará pensar...siempre que la ciudadanía esté bien informada....Cada vez hay más funvcionarios de alto nivel que publican verdades; si hubiéramos cobrado a las randes empresas lo que no han pagado a Hacienda......(tres veces la reserva de oro en un año)...no iríamos tan mal....


Alfonso Posada Las veguería Puede que sean más racionales (que no lo creo), pero no van a eliminar ninguno de los 'chollos' que tienen los políticos de 'Corruptonia'.
15 de agosto, 18:55 · Ya no me gusta · 1 persona
Xavier Valderas López ¡Muy patriota esa Marisa!. Tú tendrías que ser la presidenta que España necesita. No te hace falta saber demasiado de economía. Con tus conocimientos de buena ama de casa, con marido e hijas en paro, seguro que sabrías conocer bien la receta que le conviene a nuestro país. ¡Saludos!

Xavier Valderas López La malo es que estamos en periodo pre-electoral y todavía nadie se atreve a hablar y discutir sobre el tema, salvo los que estáis en mi foro y yo. Lamentable...


Marisa Quel Franco es muy sencillo, gobernar ..... sentido comun, no gastar mas de lo que se ingresa, y si gastas , en cosas necesarias..... mira si es simple, gracias Xavier, eres un amigo escepcional.Bss
15 de agosto, 18:59 · Ya no me gusta · 2 personas

Marisa Quel Franco sabes que pillan comentarios míos , de tu pagina , los sacan de contesto para "agredirme", menuda panda de inútiles. ja

Xavier Valderas López A eso se referia la abuela de España en su viejo consejo, Marisa: lo mismo que tu dices: no gastar más de lo que se ingresa. Simple y sencillo.


Javi Soyyo Garcia Lopez No creo que un delicuente condenado y al que todavía le quedan pendientes 40 acusaciones más, a cada cual peor pueda dar recetas de nada y menos teniendo en cuenta que su pais está todavía peor que España.


Julio Gallego Me gusta el análisis pero algunas cosas no resuelven la situación. En España hay sueldos de alcaldes enormes donde se mueve dinero pero en esos miles de ayuntamientos de 500 habitantes más o menos los alcaldes no cobran ningún sueldo de hecho hasta la mayor parte de la gestión y las cuentas se las lleva alguna gestoría porque no tienen medios. Así tenemos que si se recorta en los ayuntamientos se podrá pero de tantos no hay que mirar la cantidad sino de los presupuestos que manejan y de la gestión que hagan con ellos. Es lo de siempre que no hay control en los gastos de las diferentes administraciones y eso es lo que provoca la falta de recursos. Muchos de los políticos con cargos creo que nunca han trabajado por cuenta ajena y no saben lo que es ganarse algo con su sudor. No miran lo que cuesta solo a gastar a manos llenas y a desviar para su extorno...(personas y empresas afines).
En cuanto a los funcionarios puede o no estar sobredimensionada la administración pero tienen sueldos normales más o menos. Los que tienen altos son los cargos políticos esos aunque estén en la administración y no sepan “freir un huevo” son los que cobran porque trabajan para los partidos y aunque se les congele a los funcionarios la nómina a ellos antes se la suben siempre bastante más de los que corresponde para eso no hay límites. Un saludo.


Alfonso Posada Hablar de Berlusconi como de un 'delincuente condenado' es totalmente inexacto y tendencioso. La realidad es que la justicia italiana es todavía peor que la española y los ataques por parte de los jueces y en general sus ENEMIGOS POLITICOS, no tiene la menor importancia... Italia está mucho mejor que España porque, aunque su deuda es elevada, no tiene un déficit tan enorme y creciente como el que nos ha dejado el 'majadero de la Moncloa' con sus frivolidades.'Il cavalieri' es un tipo serio y responsable. Por eso tiene el apoyo que tiene. No comparemos.


Amando de Miguel Opino que la deuda pública a cierto plazo se convierte en inflación, es decir, el impuesto de los pobres. Vale.


Isidoro Cubero Sin lugar a dudas D Amando. Vale


Estrella Núñez Ojo, que ayer ya dijo Rubalcaba que sobran las diputaciones!

Xavier Valderas López Vale, así es Don Amando, con el añadido extra de pago de los intereses, que de esto tampoco nos escapamos, ¿vale?


Ana González Francés Lo que sobran en las Diputaciones son todos los enchufados a dedo que ellos han metido, que no saben hacer la o con un canuto y encima entorpecen la labor de los técnicos de llevar los servicios a los ciudadano de los municipios. Qué ejercicio de cinismo. Lo que hay que escuchar....


Carlos Hernandez Gil la prima italiana vuelve a estar por debajo de la española!