martes, 10 de mayo de 2011

LAS MUNICIPALES’ 2011 DE LOS MANIRROTOS


Es curioso de observar que en esta campaña electoral a pesar de que las haciendas locales están vacías o endeudadas, todos se ponen a prometer que harán cosas de beneficio social, entiéndase especialmente por atender la salud y la educación de los vecinos, como si la solución a los males de la crisis pasara por atender esas dos cosas básicas. Pero casi nadie habla de lo más necesario: ¿cómo crear puestos de trabajo dignos y estables?

Esos servicios sociales básicos son dos cosas muy costosas de atender por la vía municipal, aparte de que son competencia exclusiva de las comunidades autónomas y gobierno central, que están obligadas por ley a no tener a ningún ciudadano desatendido. La gran pregunta que no responde nadie es: ¿de dónde va a salir el dinero, máxime cuando en épocas de crisis un menor número de gente trabaja o hace negocio, y en consecuencia se recaudan menos tributos?.

Por otra parte, curioso que nadie habla de bajar impuestos (saben que necesitan el dinero para como mínimo atender algunas de sus promesas, aparte de asegurarse sus propios sueldos municipales) y por otra parte, nadie habla de subirlos ( por el natural miedo de que no resulte rentable electoralmente).

Fuera de esto, esa campaña resulta bastante aburrida, sin apenas participación de los candidatos en los debates televisados, lo que expone la tremenda mediocridad y falta de preparación de los candidatos, especialmente aquellos que rechazan los debates.

En fin, como dice el refrán: “mucho ruido, y pocas nueces”.