miércoles, 18 de mayo de 2011

PRODUCTOS MADE IN CHINA, INVADEN ESPAÑA


Los chinos son depositarios de muchos proverbios, igual que los españoles de muchos refranes. Uno de los más conocidos es: “Una imagen vale lo que mil palabras”. En esta entrada veremos algunas cosas que ellos pretenden vendernos en esas tiendas de chinos que tanto proliferan en cada esquina de cada pueblo de la España del libre mercado globalizado; pero antes hablemos un poco sobre esas gentes.

Son un pueblo heredero de una cultura muy antigua, y el único del mundo desde el que se puede ver su emblemática gran muralla de miles de kilómetros cerca de la frontera con Rusia desde la luna. Aunque en las últimas décadas ha intentado dar paso al libre capitalismo de mercado, tras la muerte de Mao-Tse-Tung, el país sigue controlado por la dictadura de un férreo partido comunista, que todavía no tolera un régimen de libertades y de derechos humanos.

Es un gigantesco país de poco más de 1300 millones de habitantes, con gentes muy trabajadores y disciplinadas, donde todavía no han llegado esos avances sociales que tenemos en Europa, como son los casos de estar amparados por una Seguridad Social que aportan las cotizaciones de la masa laboral, y eso en China es inexistente, aparte de sus salarios baratos, lo que les permite competir con gran ventaja en la rebaja del coste del producto, haberse convertido en la fábrica del mundo, e inundar de productos todo el mundo, aunque sean de imitaciones. España no se escapa de esa inundación de productos chinos, muchos imitados, baratos, y por supuesto, de muy mala calidad, a pesar de que de esta manera China tiene un crecimiento económico próximo a los dos dígitos, y pretende llegar a convertirse a corto y medio plazo la primera potencia económica mundial. El país de los campesinos de Mao, ha pasado a convertirse en el país de los obreros del mundo. Y ya posee tanto bomba atómica, como satélite en el orbe, símbolos de su poderío y adelanto tecnológico. Hemos llegado, incluso, a punto que los endeudados gobiernos de algunos países europeos, acuden a los capitales sobrantes de China para que les compren deuda con la que poder financiar sus gastos públicos.

Y ¡ojo!: son gente muy organizada, con gran sentido comercial y que funcionan de manera muy parecida a una estructura mafiosa y formando grupos cerrados, pero poco conocedores de la mentalidad española, hasta el punto de que cuando vas a una tienda de chinos, no sólo se te echan encima los vendedores, sino que además muchas veces ni siquiera te dan el ticket de garantía, ni acompaña el IVA en el recibo o factura (que muchas veces, ni tan siquiera eso te dan), con lo cual no hay posibilidades de reclamación o de devolución, aparte de que crea una competencia desleal con el resto del comercio español que está obligado a cumplir con las normativas. Por eso sería muy raro encontrar a algún chino trabajando en los comercios de “El Corte Inglés”, donde la calidad y el buen servicio es exigencia de la casa.

Incluso cometen una enorme torpeza en copiarnos los productos que intentan vendernos, que muchas veces son un fraude, tanto en la marca, como en la elección del material. Incluso en los carteles que ponen en sus estanterías, muestran el modo chapucero de dar los avisos, así como lo que escriben a modo de presentación del producto que pretenden vender. Dejando aparte la escasa calidad de sus productos informáticos, ropas, juguetes, ferretería, etc… En definitiva, que los chinos pretenden darnos gato por liebre, y que se ve a las claras que muchos productos que venden son sencillamente ¡mierda!. Aquí podemos ver algunos ejemplos en las fotos que me envió un amigo, y eso de que son los propios chinos los que decían que “una imagen vale lo que mil palabras”. Vivir para verlo:




















COMENTARIOS DESDE MI FACEBOOK:

Tirso Pericles Gayoso Benavides Hasta cuando la industria nacional abandonada..

Xavier Valderas López ¡Es que tenemos políticos irresponsables y sinverguenzas, Tirso!

Tirso Pericles Gayoso Benavides Xavier, dejemos de consumir y hacer millonarios a los chinos...todos somos culpables, nuestros empresarios por no buscar mercados de nuestros productos en Latino américa nuestro mercado natural...y nosotros por creer en los chinitos y sus baratijas.

xavier Valderas López Hola, Tirso. Parte muy grande de la culpa la tienen los políticos, que no dejan que un joven emprendedor se abra un camino en la vida, con tantas leyes, normativas e impuestos que desániman al más entusiasta trabajador. Un cordial saludo.

Xavier Valderas López ¡Ah!,...y he visto chinos que se pasean con cochazos de lujo. ¡Bien que nos venden esa mierda!, y encima el gobierno tiene que ir a mendigarles que les compren deuda pública.

Tirso Pericles Gayoso Benavides Buenos días Xavier, y no solo eso...los chinos tienen contratos de estabilidad tributaria de gobierno comunista a izquierdista (PSOE) que les esta permitiendo no tributar... como si esta obligado un empresario Español, que fácil es hacerse ricos sin tributar...paremos a los chinos de una buena vez, y miremos a nuestras antiguas Colonias países emergentes posibles compradores de nuestros productos a los que por el momento no les ha afectado la crisis y comerciemos nuestros productos...se que los hemos tratado muy mal, los hemos llamado sudacas..por venir a trabajar.., pero a los chinos ...que explotan a sus congéneres y nos venden..productos de una sola vida..Nada...

Aidyl Pérez Sanchez LOS CHINOS..NO ME GUSTAN...NADA, NADA .