martes, 29 de marzo de 2011

CHACÓN, LA GUERRERA


La ministra de la guerra,…¿qué es lo que ella querrá?..., como exponía la canción. Ante la involucracion de España en la inútil guerra con Libia (y con ello toda la sangría que llegará a suponer para el ya seco pozo del erario público español), ella es la persona que representa el mando supremo militar español. Mujer guerrera, es la más guapa y atractiva de las que conforman el gabinete Zapatero, y con claras aspiraciones de ocupar el sillón presidencial en La Moncloa.

La guerra de Libia es una clara manipulación informativa, en la que España nada tiene que ganar (salvo conseguir la concesión de algún pozo petrolífero para la Repsol o la Cepsa). La expresión de una cortina de humo para ocultar los verdaderos problemas que está sufriendo España: de los dramas que sufren casi 5 millones de parados, de la bajada generalizada de sueldos, de la congelación y hasta bajada de las pensiones, de la subida de la luz y los carburantes, del aumento del IVA al 18%, de la anulación del cheque bebé y las becas, de la subida generalizada del coste de la vida, de las prohibiciones de fumar y de ver los toros, de las generosas ayudas a la inmigración y de subvenciones absurdas a países extranjeros, de la implantación de radares en todas las carreteras y de freír a todos con multas incluso reduciendo la velocidad, del endeudamiento imparable y la constante subida de toda clase de impuestos, de los juzgados desbordados y sin funcionar, de las más de 250.000 familias que han sido tiradas a la calle por no poder pagar la hipoteca, etc…., etc… La guerra de Libia, y el desastre japonés, son dos cosas a poner siempre en los telediarios, para así poder demostrar al pueblo español que existen peores desgracias que las domesticas, y distraerlos para no mostrar demasiado la incapacidad de poder resolver los problemas que son los de nuestro propio país. Algo tan manipulable, como lo es este perfecto montaje de la foto de Carmen Chacón casi en pelotas, dando instrucciones sobre Libia a los máximos jefes militares de la marina española.

Con la marca PSOE de capa caída, y con un PP sin ofrecer una alternativa clara para resolver toda la larga lista de problemas que padecemos los españoles, un expresivo cartel electoral, con la Chacón mostrando lo mejor de sus encantos, aún puede hacer el milagro de ganar las próximas elecciones generales. Como dice el viejo proverbio danés: “Tiran más los pelos de una bella mujer, que los discursos de 24 brillantes miembros del parlamento”. Si Carme Chacón es lo suficientemente lista, aún le cabe la posibilidad de que sea la primer Presidente del Gobierno de España.