martes, 13 de julio de 2010

COMPENDIO DE FRASES ATRIBUIDAS A LAO-TSÉ

Muy interesantes reflexiones del famoso filósofo chino, que por lo elevado de su sabiduría, poco a poco iré añadiendo a esa entrada, en tanto encuentre cada una de sus destacadas citas. De momento las que figuran en mi colección son las siguientes:

Si das pescado a un hombre hambriento, le nutres durante una jornada. Si le enseñas a pescar, le nutrirás toda su vida.

La humildad sirve para actuar sin poder.

Gobierno imperceptible, pueblo feliz; gobierno solícito, pueblo desgraciado.


El buen hombre es el maestro del malo, y el mal hombre es la lección del bueno.

Da y tendrás en abundancia.

Cuantas más leyes, más ladrones.

Haz que tu yo sea más pequeño y limita tus deseos.

Saber cuándo uno dispone de lo suficiente es ser rico.

Tu propio interés te sirve mejor no dejándote llevar por él.

Si no quieres derramar el vino, no llenes demasiado el vaso.

Tres muchos y tres pocos perjudican al hombre:
Mucho hablar y poco saber;
mucho querer y poco tener;
mucho presumir y poco valer.

De los mejores gobernantes, los gobernados ni siquiera notan su existencia; después vienen los que son amados y alabados, luego los que son temidos.

Palabra adornada no es sincera.

De dos luchadores, el pensador vence.

Cuando hayas alcanzado algún mérito, no lo tomes exclusivamente para ti; de este modo, nadie podrá tomarlo de ti.

Diferentes en la vida, los hombres son semejantes en la muerte.
El que vence a los otros, es fuerte. El que se vence a sí mismo es poderoso. Pero aquel que sabe que no perecerá al morir, aquel es eterno.

Vivir es llegar y morir es volver.

El que todo lo juzga fácil, encontrará muchas dificultades.

Todo pasa; sólo la serenidad permanece.

Tan pronto como la prudencia y la perspicacia existieron se vio nacer una gran hipocresía.

Conocer a los otros es sabiduría. Conocerse a sí mismo es sabiduría superior. Imponer su

voluntad a los otros, es fuerza. Imponérsela a sí mismo es fuerza superior.

Saber creyendo no saber, eso es lo excelso. No saber creyendo saber, eso es una enfermedad.

Las palabras elegantes no son sinceras; las palabras sinceras no son elegantes.

Entrar en la vida: ir hacia la muerte.

Quien se mantiene donde encontró su hogar, perdura largamente.

"Hay Tres Cosas que no pueden ocultarse: El sol, La Luna y La Verdad".